En la previa

Diana Fernández Irusta
Fuente: Reuters - Crédito: Edición fotográfica Dante Cosenza
(0)
17 de septiembre de 2018  

PEKÍN, CHINA.- Interior y exterior. Preparativos de quienes anticipan una jornada laboral más; expectativas de quienes se preparan para un disfrute quizás excepcional. Adentro y afuera; locales y visitantes, fugazmente unidos en el azar de un reflejo. Tras las puertas de vidrio firmemente cerradas, los empleados del Gran Teatro Nacional de Pekín aprovechan los últimos minutos para desperezarse. Reflejado sobre esa misma superficie vidriada, el público va mostrando, de a poco, el rostro. Se adivina un hermoso día allá afuera, en el resto de cielo que capta la imagen. Se intuye la ansiedad de esos espectadores llegados un rato antes de que las puertas se abran, la boletería funcione, la fiesta comience. Y se siente el momento exquisito, el de ellos, los que están adentro, saboreando lo que resta de silencio, disfrutando del tictac que aún les juega a favor, antes de que la jornada comience.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.