Deja de producir una fábrica de carrocerías en Santa Fe

Crédito: www.helveticaweb.com.ar
Impactada por la fuerte caída en la demanda interna, la empresa Helvética, de Cañada de Gómez, suspendió a todo su personal hasta fin de año
José E. Bordón
(0)
17 de septiembre de 2018  

SANTA FE.- Otra empresa líder en esta provincia está en serios problemas. La fábrica de acoplados Helvética, de Cañada de Gómez, departamento de Iriondo, 200 kilómetros al sur de esta capital, acordó con la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) la suspensión de toda la planta de personal (90 trabajadores) y el pago de la mitad del salario hasta fin de año "para aguantar la caída de ventas, que llegó al 90 por ciento", dijeron fuentes de la empresa.

En consecuencia, se suspenderá la producción y la planta cerrará hasta fin de año. La caída de las ventas osciló entre un 80 y un 90 por ciento, según datos de la compañía.

Helvética es una marca líder a nivel nacional en el mercado de los acoplados y semirremolques para el transporte. Hasta el año pasado, su ritmo de producción oscilaba entre 50 y 60 unidades fabricadas cada mes, en el predio que tiene en el parque industrial de Cañada de Gómez.

En 2015 su dueño, Raúl Corna, había invertido $110 millones para remodelar esa planta fabril.

Sin embargo, la recesión hizo que las ventas disminuyeran, con una pendiente más pronunciada desde el mes de mayo último.

Según informes a los que tuvo acceso LA NACION, en agosto pasado solo salieron de la fábrica cinco acoplados.

Marcelo Cogno, secretario de la Producción del municipio cañarense, admitió que "la caída de ventas es insostenible, y así están todas las industrias."

"En el caso de Helvética, hubo diálogo con la UOM y finalmente las dos partes llegaron a un acuerdo para no dejar sin trabajo a nadie, pero ante la necesidad de hacer una reducción salarial hasta fin de año, para ver cómo se va moviendo la economía", explicó el funcionario municipal.

El funcionario sostuvo, ante una consulta, que "la empresa estuvo invirtiendo hasta hace poco. Está levantando un galpón más, piensan proyectarse; pero el problema es la caída de ventas. No puede sostener 90 trabajadores cuando de un promedio de ventas de 60 unidades se cae a 5 o 6 por mes", se justificó el empresario.

Panorama similar

El camino que tomó Helvética es similar al de General Motors (la terminal automotriz instalada en Alvear, en el Gran Rosario), que anunció la suspensión de 1400 obreros semana por medio, quienes cobrarán el 80% del sueldo en los períodos suspendidos. Lo mismo se conoció el jueves pasado respecto de la carrocera Metalsur, que entró en un plan de suspensiones para sus 400 trabajadores.

La compañía La Helvética fue fundada en 1904 por el inmigrante suizo Abel Romegialli, en un galpón de 120 metros cuadrados. En sus comienzos se dedicó a la fabricación de equipamiento para el hogar y la construcción, como cocinas económicas, celosías y silos metálicos para el agro.

Posteriormente, se incorporaron a la empresa sus hijos Ricardo y Hugo Romegialli, dando origen a la sociedad Abel Romegialli e Hijos. En 1926 comenzó la fabricación de acoplados La Helvética, dando origen a una marca de reconocido prestigio en el rubro a nivel nacional.

En 1999, Helvética SA adquirió la marca y los derechos para comercializar en exclusiva toda la línea de remolques Helvética. Actualmente, fabrica acoplados en formatos de baranda volcable, cerealeros, todo puertas y volcadores bilaterales. La línea de semirremolques, en tanto, incluye versiones tipo furgón térmico, baranda volcable, volcados traseros, Sidec, furgón carga seca y portacontenedor.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.