srcset

El uruguayo de Tiranos Temblad que le vendió la idea a Cartoon Network

Humphrey Inzillo
(0)
17 de septiembre de 2018  

Reformulando la célebre frase del teórico de la comunicación Marshall McLuhan, el formato es el mensaje. Vean, entonces, los 29 millones de vistas que, al momento de escribir esta nota, acumuló el Carpool Karaoke con Paul McCartney como invitado estelar, sin duda, uno de los hits virales del año. O lean, más bien, lo que le pasó a Agustín Ferrando Trenchi, creador de Tiranos temblad, el resumen semanal de acontecimientos uruguayos que se transformó en un programa viral y de culto, y que le valió un contrato con Cartoon Network, que lo proyectó globalmente con Otra semana en Cartoon, un compendio semanal construido a partir de los shows de dibujos animados de la cadena. "Para mí dar con un formato fue increíble. Lo encontré recién al quinto episodio de Tiranos, cuando arranqué diciendo: «Otra semana en Uruguay», por primera vez. Y, desde ese momento, me permitió entender qué era lo que estaba haciendo y cerrar el concepto", explica. "El primer episodio salió el 28 de diciembre de 2012 y no esperaba ningún tipo de repercusión. Realmente, fue muy sorprendente cómo, ya en los primeros episodios, mis amigos me preguntaban cuándo iba a subir uno nuevo".

En tiempos de cultura colaborativa, podría entenderse a Tiranos como un fenómeno de creación colectiva, con Agustín como director, curador o "médium". Un patchwork tan delirante como poético construido a partir de los videos que se subían a YouTube desde Uruguay (o cuya temática involucrara, de algún modo, a la Banda Oriental), que pronto encontró secciones fijas ("El crack de la semana", "El enigma de la semana", "El momento incómodo de la semana") y personajes entrañables como el perro estatua del muelle de Colonia del Sacramento o la Mamama, una señora que, con sus ocurrencias, se volvió un clásico de todos los episodios . "Yo siempre entendí que el protagonista de Tiranos era el material que subía la gente y esos personajes. Tenía que tratar de hacerme a un lado y ser como un vehículo de esto. Traté de no forzar y no imponer nada. El material se manifestaba y me guiaba por dónde agarrar. La audiencia te deja en claro qué fue lo que más le gustó, qué fue lo que más le llamó la atención. Y, en ese sentido, es como muy orgánico si se quiere, de cierta manera, generar productos audiovisuales en esta era. Porque tenés un feedback bastante real de la gente".

Tiranos Temblad - Especial Aniversario - 2015 - Fuente: YouTube

13:27
Video

Tiranos se transformó en un fenómeno de culto, que creció y acumuló fanáticos con una dinámica de recomendaciones de boca en boca (o de link a link) de personalidades como Malena Pichot y todo el elenco de Cualca!, Fierita, Israel Adrián Caetano, Tomás Balmaceda, Martín Piroyansky (que en 2013 hasta grabó el corto Argentinos temblad en homenaje a su programa favorito) y hasta Ricardo Darín, que lo recomendó en la mesa de Mirtha Legrand. El tecladista y compositor Luciano Supervielle, genio y figura de Bajofondo, también es fanático de Tiranos. Compuso músicas incidentales para el programa, obras que finalmente derivaron en la suite "Pianos tiranos" (incluida en su último LP, Suite para piano y pulso velado), y en una puesta que contenía visuales de Agustín. Este tipo de gratificaciones era un objetivo mucho más claro que lograr monetizar el programa. "Yo trabajo de hacer videos. Y mi hobby es hacer videos. Mi trabajo y mi hobby son lo mismo", explica el realizador, que colaboró con artistas como La Vela Puerca, No Te Va Gustar y El Cuarteto de Nos. "Estaba cansado de trabajar para clientes. Y Tiranos nació como una necesidad de hacer los videos como yo quisiera, con mis propias reglas y sin que nadie me dijera nada de cómo tenía que hacerlo. En la medida en que se fue popularizando, empezamos a tener propuestas de todo tipo para monentizar, indirecta o directamente vía YouTube. Y la primera alarma que se me prendió fue que yo estaba tratando de hacer esto para hacerlo como quería, sin presiones". Por eso, Agustín descartó de plano todo tipo de propuestas que pudieran condicionar su obra. Hasta que un día lo contactaron de Cartoon Network. "Fueron los que primero se me acercaron hablando mi mismo idioma", celebra Agustín. "Me ofrecieron algo que era mi sueño: hacer lo que yo quisiera en un canal del que fui fanático. Invertí muchas horas de mi vida viéndolo, conociéndolo y amándolo. Fue algo imposible de rechazar".

SINTONÍA CARTOON

"En septiembre de 2014 me llegó un link de Tiranos. Lo vi y no podía parar de reírme, ni dejar de mirar un episodio tras otro. Era, claramente, lo más divertido que había visto en el año", cuenta desde Estados Unidos el argentino Hernán LaGreca, director de Servicios Creativos de Cartoon Network. "Pero, además, había una sensibilidad parecida entre Tiranos y Cartoon. Claramente hacía pie en el humor y tenía un punto de vista único, que son dos valores que nosotros abrazamos mucho".

Luego de hacer el primer contacto, llegó la oferta para desarrollar un programa para la cadena. "Hasta ese momento no habíamos generado ningún contenido digital para YouTube. Es un formato que ahora llamamos digitales originales, que se estrenan en la web, pero también se emiten por el canal, como Toontubers y Cartoon Network Anything".

Otra semana en Cartoon es un ejercicio de observación y delirio realizado con pasión de orfebre, que recorre el universo de los programas de la señal bajo esa mirada original y sensible de Agustín, y con la necesaria cuota lisérgica que no solo lo hace apto para el público infantil, sino también atractivo para los padres, tíos o adultos iniciados. Instalado en la grilla, acaba de estrenar su cuarta temporada y se proyecta al mundo. Sale para toda Latinoamérica y también para Europa (Noruega, Inglaterra). Y están en negociaciones para que se expanda en Asia.

"Lo de la internacionalización es increíble, dice Agustín. "El desafío más grande era generar un nuevo formato con otras necesidades, distintas a las de Tiranos. En Otra semana. yo trabajo con lo que otras personas, especialmente los niños, ya vieron. Distinto es lo que hago con Tiranos, que es material crudo, casi inédito. Es un formato «anfibio», que funciona en TV y también en internet. Y lo logramos. Yo de niño miraba dibujitos, me significaron mucho y me enseñaron pila de cosas. Entonces siento esa responsabilidad y trato de hablarme a mí a la distancia".

Falafel - Otra Semana en Cartoon - S04 E05 - Fuente CN

11:05
Video

"La proyección global no fue planeada. Fue algo más orgánico", explica LaGreca. "Nos enorgullece saber que el show tiene una sensibilidad que concuerda con la marca. El show pone la mirada donde los otros no ven. Saca el spotlight de lo central y lo pone en el background, en los fondos, en la hilacha, en la rebarba. Lo hace con mucho humor, inteligencia y candidez. Son atributos que cuando se mezclan bien son geniales. Y tiene un lenguaje nativo de YouTube, que no es tan fácil de ejecutar. Por eso, otros mercados donde la marca tiene presencia vieron ese valor. En este sentido, es muy evidente y funciona". Por eso, la web del canal acaba de estrenar Otro juego en Cartoon, un videogame para jugar online con desopilantes intervenciones orales de Agustín.

Manzana y Cebollín y Finn el Humano, de Hora de aventuras, protagonistas de Otra semana en Cartoon.
Manzana y Cebollín y Finn el Humano, de Hora de aventuras, protagonistas de Otra semana en Cartoon. Fuente: Archivo - Crédito: Gentileza TMK

Horas de trabajo

Tiranos temblad, por ahora, está discontinuado. Muy cada tanto aparece un nuevo capítulo que sus cultores celebran a ambos lados del Río de la Plata. "Cada capítulo nos llevaba, al menos, una hora diaria de buscar videos y tres días enteros para la realización", explica Agustín. Cada episodio de Otra semana en Cartoon dura entre 11 y 15 minutos y lleva dos semanas para su realización. Eso incluye jornadas de no menos de 10 horas para el visionado, la escritura del guion, la edición y la posproducción. El trabajo no es solitario: Agustín lo hace junto a su pareja, Fernanda Montoro. "Nos conocimos hace 10 años, en Londres. Y, desde ese momento, estamos juntos. Tenemos mucho en común. Los dos somos unos apasionados de lo audiovisual. Ella es una mujer orquesta, me ayuda a editar cualquier cosa que necesite. Además de la organización, me da un apoyo moral increíble. Es decir, yo soy muy fanático de lo que hago: el trabajo ocupa mucho espacio en mi vida. Ella lo comparte, me ayuda y me potencia para que pueda trabajar de la mejor manera posible. Al principio todo era una locura que nos insumía mucho tiempo. A veces, no podíamos pagar las cuentas, y ella siempre tiró de la carreta conmigo", explica agradecido.

Mirá el informe especial sobre este artículo en Lo que el día se llevó, el programa que se emite por LN+, de martes a viernes a las 23:

De "Tiranos temblad" a "Otra semana en cartoon"

8:20
Video

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.