Suscriptor digital

Soon- Yi Previn defendió por primera vez a Woody Allen y desató la ira de sus hermanos

Soon-Yi, hija adoptiva de Mia Farrow y André Previn, se casó con el cineasta, expareja de su madre, en 1997
Soon-Yi, hija adoptiva de Mia Farrow y André Previn, se casó con el cineasta, expareja de su madre, en 1997
(0)
17 de septiembre de 2018  • 11:53

Soon-Yi Previn fue adoptada por Mia Farrow y André Previn cinco años antes de que la actriz comenzara su romance con Woody Allen y tenía diez cuando conoció al cineasta que luego se convertiría en su marido y padre de sus hijos. La historia podría ser perfectamente la trama de alguna de las películas del prolífico autor y director, pero no hay nada en ella de ficción y hemos llegado a conocer los detalles finos gracias a una entrevista exclusiva que Previn dio a la revista New York Magazine en la que habla por primera vez de todos los temas espinosos que envuelven a Allen. En tiempos del #MeToo y del destape de decenas de denuncias por abusos sexuales en Hollywood, Soon-Yi sintió que tenía que hablar de su marido, acusado de haber abusado sexualmente de otra hija adoptiva de Mia, Dylan Farrow .

En una extensa entrevista, salió al cruce de su madre, con quien dijo sentirse agradecida pero a la que criticó con dureza. También apuntó contra sus hermanos Ronan y Dylan, aunque indirectamente, por sus denuncias en cartas abiertas. "Nunca me interesó la idea de escribirle una carta abierta a Mia, del tipo 'Queridísima mamá', pero lo que ha pasado con Woody es muy injusto y cruel. Mia ha estado utilizando a Dylan y la ha presentado como una víctima para aprovecharse de tirón del movimiento #MeToo. Y en estos momentos tenemos a toda una nueva generación de personas que están escuchando una versión sesgada de la historia que no deberían haber conocido nunca", dijo.

La relación de Woody Allen y Mia Farrow terminó en enero de 1992, cuando la actriz fotos de desnudos que el director había hecho a Soon-Yi. "Recuerdo la llamada telefónica cuando encontró las fotos. Recuerdo cuando me llamó por teléfono. Simplemente me dijo: 'Soon-Yi'... Con esa voz tan fría y tétrica que tiene. Sabía que tenía las horas contadas y tenía muy claro, por su tono de voz, de que se había enterado. Cuando llegué a casa, me preguntó por ello y yo, por instinto de supervivencia, lo negué todo. Cuando me respondió 'Tengo fotos', sabía que me había atrapado. Por supuesto, me pegó una cachetada y luego llamó a todo el mundo para contarle su historia", recordó Previn quien desde entonces nunca más se separó del cineasta, con quien se casó en 1997 y tiene dos hijos adoptivos, Bechet y Manzie.

Según su relato, cuando conoció a Woody no le cayó nada bien: "Lo odiaba porque pensaba que sería igual que ella, una persona desagradable y mala. No pensábamos en él como un padre, no tenía ni ropa en nuestra casa, ni siquiera un cepillo de dientes". La relación entre ambos fue cambiando a medida que pasaban los años y en su adolescencia se hicieron más amigos. Aunque ninguno de los dos recuerda exactamente cómo su "amistad" se transformó en un romance, Soon-Yi contó que cree que todo comenzó cuando durante unas vacaciones él le mostró una película de Bergman. "Conversamos sobre eso, y debo haberlo impresionado porque me besó, y creo que con eso empezó todo. Eramos como dos imanes, nos atraíamos mucho", dijo. Además, aseguró que no fue una relación hasta que él no se separó de Mía por los cargos que ella presentó en su contra por abuso. "Si no hubiera sido por eso, él hubiera seguido con Mía por los niños". Soon-Yi definió el romance como "un dilema mortal": "Era una gran traición de parte de ambos, una cosa terrible, un terrible shock para ella [Farrow]".

"Sé que no es una justificación. Pero Mia nunca fue buena conmigo. Y acá había una oportunidad de estar con alguien que me mostraba afecto, que era bueno conmigo, así que por supuesto estaba fascinada y corrí a por él. Hubiera sido una idiota, una retardada [subrayó estas palabras porque son las que Mia usó para descalificarla] si me hubiera quedado con ella. No fui yo la que buscó a Woody. El me buscó. Por eso la relación funcionó: me sentí valorada. Eso fue halagador", confesó e insistió en dejar en claro que para ella Allen nunca fue un padre, nunca cumplió ese rol: "Yo ya tenía un padre. Era André Previn, Mia nunca se casó con Woody, ni siquiera vivieron juntos. Era el novio de mi madre, simplemente. Era como una entidad separada".

La entrevista desató el enojo de Dylan y Ronan Farrow que no tardaron en publicar sus descargos. Dylan calificó como una "vergüenza" que la revista New York Magazine permita a un "amigo" de Woody Allen escribir sobre él: "La idea de permitir al amigo de un abusador escribir una mitad de la historia atacando la credibilidad de su víctima es asquerosa".

Su hermano Ronan, que ganó el Premio Pulitzer por su investigación contra Harvey Weinstein, se sumó: "Como hermano e hijo, estoy enfadado por el hecho de que New York Magazine participe en este tipo de trabajo. Como periodista, me sorprende la falta de cuidado de los hechos, la negativa a incluir testimonios de testigos que contradigan falsedades en esta pieza, y la imposibilidad de imprimir las respuestas de mi hermana", publicó Ronan en sus redes sociales junto a un comunicado firmado por siete de los 12 hijos de Mia, Matthew Previn, Sascha Previn, Fletcher Previn, Daisy Previn, Ronan Farrow, Isaiah Farrow y Quincy Farrow: "Amamos y apoyamos a nuestra madre, que siempre ha sido una madre cariñosa y generosa. Ninguno de nosotros ha sido testigo de otra cosa que no sea el trato familiar en nuestro hogar, razón por la cual los tribunales otorgaron la custodia exclusiva a nuestra madre de todos sus hijos". Aunque la mayoría de los herederos de Farrow la apoyan, uno de los mayores, Moses, adoptado también por Allen está de parte de su papá. Hace poco hizo público un testimonio en el que habla de los maltratos sufridos en su infancia de parte de su mamá. Sin dudas, este escándalo divide a una familia ya golpeada por la tragedia tras la muerte de dos de los 14 hijos de Mia Farrow.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?