Suscriptor digital

Día del Profesor: por qué se celebra el 17 de septiembre

El 17 de septiembre de 1894 murió José Manuel Estrada, razón por la que se conmemora en la Argentina el Día del Profesor.
El 17 de septiembre de 1894 murió José Manuel Estrada, razón por la que se conmemora en la Argentina el Día del Profesor. Fuente: Archivo
(0)
17 de septiembre de 2018  • 11:43

Hoy es el día para felicitar a los docentes argentinos tanto del ciclo secundario, terciario como universitario. La fecha fue elegida con motivo de homenajear a José Manuel Estrada, profesor, escritor, político, intelectual y eminente orador argentino, quien falleció el 17 de septiembre de 1894.

Estrada se desempeñó como docente en escuelas secundarias y universidades, espacio desde donde defendió la libertad de cátedra. Además, escribió numerosas obras sobre educación, historia y política de su país, fue diputado nacional por la Unión Católica, director de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires y rector del Colegio Nacional de Buenos Aires.

Se destacó por su firme oposición al laicismo y al liberalismo propios de la generación del 80, que gobernó el país entre la segunda mitad del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX. De hecho, a principios de 1884, el gobierno contrató a un grupo de maestras norteamericanas seleccionadas especialmente para que fueran de religión protestante y las destinó a la nueva Escuela Normal de Córdoba.

Además, Estrada intervino ante el gobierno nacional para apoyar a tres profesores universitarios, a quienes habían dejado cesantes de sus cátedras por firmar un manifiesto en defensa del sacerdote Gerónimo Clara, que había pedido que los católicos no mandaran sus hijos a esa escuela. Como respuesta, a través de un decreto presidencial, lo expulsaron de su cátedra en la Universidad de Buenos Aires.

Numerosos alumno acudieron a su casa para desagraviarlo y en ese contexto pronunció uno de sus discursos más famosos, en el que aludió al por entonces presidente Julio A. Roca. "... no son jueces de mi enseñanza; pero la sociedad entera es testigo de lo que ahora os enseño: a ejercerlo sin mirar a los que fraguan despotismos desde arriba, derribando la justicia, y desde abajo, acomodando el cuello para recibir el yugo".

El 17 de septiembre de 1894, falleció a los 52 años, víctima de una enfermedad. Sus restos descansan en el cementerio de la Recoleta, donde su sepulcro fue declarado monumento histórico.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?