Suscriptor digital

El último adiós a De la Sota convocó a figuras de todo el arco político

Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima
Gabriela Origlia
(0)
18 de septiembre de 2018  

Córdoba. Casi dos horas le llevó ayer al cortejo fúnebre de José Manuel de la Sota recorrer los cinco kilómetros que separan el Centro Cívico del cementerio San Jerónimo. Una multitud -como la que pasó por la capilla ardiente- acompañó el paso de los autos. Hubo flores y palabras de aliento para las hijas del exgobernador de Córdoba , quienes con las ventanillas bajas retribuían el saludo.

El cortejo partió con dos horas de demora porque el desfile de gente no cesaba en el velatorio. A media mañana llegaron el ministro del Interior, Rogelio Frigerio ; el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó , y el juez de la Corte Suprema Juan Carlos Maqueda .

La salida del féretro fue acompañada por los Federales de Güemes, bomberos y policías que escoltaron el camino; la gente arrojó flores y aplaudió de manera respetuosa.

Antes de la partida habló el gobernador Juan Schiaretti , quien destacó las características de "estadista" de De la Sota.

Varias veces se quebró el gobernador en la despedida y fue interrumpido por aplausos. Terminó, una vez más, llorando y abrazado con las hijas del exmandatario. "Fue, sin dudas, la mayor figura del peronismo de Córdoba en la historia; el mayor dirigente que tuvimos y también en el orden nacional", dijo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?