Suscriptor digital

Todavía en crisis, Perú se asoma a una guerra de poderes

Vizcarra amenazó con disolver el Congreso por las trabas
(0)
18 de septiembre de 2018  

LIMA.- Un conflicto de poderes se incubaba ayer en Perú tras una amenaza velada del presidente Martín Vizcarra de disolver el Congreso, dominado por la oposición fujimorista, si los legisladores frenan sus reformas constitucionales destinadas a combatir la corrupción.

En un mensaje al país, Vizcarra advirtió a última hora de anteayer que si el Congreso frena sus reformas políticas y judiciales, que espera aprobar en un referéndum en diciembre, planteará la llamada "cuestión de confianza", norma constitucional que abre la vía para disolver el Congreso.

"Planteamos la cuestión de confianza al Congreso de la república para aprobar las cuatro reformas constitucionales presentadas al Congreso" en respuesta a un escándalo de corrupción en el Poder Judicial, dijo Vizcarra.

La Constitución establece que el gobierno puede "plantear ante el Congreso una cuestión de confianza (...) si la confianza le es rehusada, o si es censurado", mientras que el mandatario "está facultado para disolver el Congreso si este ha censurado o negado su confianza a dos Consejos de Ministros", lo que no ha ocurrido hasta ahora.

"No es golpista el hecho de solicitar que el Congreso acelere los procesos", declaró la vicepresidenta peruana, Mercedes Aráoz. "El objetivo principal es conseguir las cuatro reformas (...), no cerrar el Congreso", afirmó por su lado el primer ministro, César Villanueva.

El partido de Keiko Fujimori, que domina el Legislativo, desestimó la urgencia de las propuestas de Vizcarra, que incluyen el fin de la reelección parlamentaria, restituir la bicameralidad en el Congreso y regular el financiamiento de los partidos, además de cambiar procesos de designación y control de jueces.

El partido de la hija del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) mantuvo maniatado al antecesor de Vizcarra, Pedro Pablo Kuczynski, durante sus 20 meses de gobierno hasta que consiguió su renuncia el 21 de marzo.

Además, la "luna de miel" de cinco meses entre Vizcarra y Keiko terminó en forma abrupta precisamente por las reformas, que amenazan el poder del fujimorismo en el Parlamento.

Aunque no están claros cuáles serán los próximos pasos de Vizcarra, debido a que faltan instancias constitucionales antes de que pueda disolver el Congreso.

Sin embargo, los líderes de las bancadas del Congreso acordaron ayer revisar a partir de hoy las reformas que impulsa el gobierno. Hoy se analizará el proyecto que cambia el sistema para elegir a jueces y fiscales, y el que permite el retorno a la bicameralidad suspendida desde 1992. Luego, el Congreso revisará las otras dos reformas, referidas a la no reelección inmediata de congresistas y el control del financiamiento de los partidos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?