Suscriptor digital

El caso Pescarmona: el deseo de quedarse con la firma

De Vido manifestó el deseo de controlar parte de la compañía Impsa
De Vido manifestó el deseo de controlar parte de la compañía Impsa Fuente: Archivo - Crédito: Emiliano Lasalvia
(0)
18 de septiembre de 2018  

La resolución del juez Claudio Bonadio revela que Francisco Valenti, directivo de Industrias Metalúrgicas Pescarmona (Impsa), confesó que el ministro de Planificación, Julio De Vido , lo presionó para forzarlo a incorporar un socio en la compañía que, según declaración, escondía el verdadero interés de forzarlo a entregar parte de la empresa.

"Nos querían poner un socio", enfatizó Valenti e interpretó que el objetivo era "poder obtener réditos económicos a través de licitaciones fingidas". "Eso fue rechazado de plano por la empresa", aseguró el empresario.

La revelación mostró una maniobra novedosa que, más allá de las coimas, expresaba el deseo de controlar parte de la compañía.

Valenti contó que la propuesta llegó de parte de De Vido, durante una reunión en la casa de Enrique Pescarmona en agosto de 2006.

"Ante la negativa, la reunión terminó de manera abrupta con el enojo del ministro", agregó el ejecutivo.

Valenti acordó con la fiscalía de Carlos Stornelli para sumarse como imputado colaborador el 29 de agosto, tras pasar 25 días preso en la causa de los cuadernos .

Valenti figura en varias entregas de dinero negro realizadas y registradas en los cuadernos de Oscar Centeno . De 70 años, está acusado de reunirse en un hotel de la calle Esmeralda con Roberto Baratta . Después, el exfuncionario se retiraba con una valija con dinero y una caja de vinos.

En su relato, el empresario contó que tras la negativa de Pescarmona a admitir la sociedad que buscaba imponerle Julio De Vido "las licitaciones que ganó Impsa fueron arrebatadas" y otras, directamente no las pudieron ganar.

"Una de las primeras acciones que tomó el gobierno contra la empresa fue dejar sin efecto el proyecto Aña Cua, una obra que implicaba una inversión de 450 millones de dólares que iban a ser financiados mediante recursos de las AFJP. Trabajó mucha gente, se hizo ingeniería civil y mecánica completa, todo ello de forma previa, por algo que finalmente se dejó sin efecto por decisión del gobierno nacional. Fue un montón de dinero y horas de trabajo que se perdió la compañía", agregó Valenti.

El ejecutivo también involucró a Oscar Thomas, quien fue titular de Yacyretá durante el kirchnerismo y figura como el único prófugo de la causa de los cuadernos de las coimas.

Valenti explicó que la obra de Aña Cua era "paralela a la entidad binacional Yacyretá". "Mientras estaba el proyecto mantenía diálogo con Oscar Thomas. Cuando nos lo dieron de baja, Thomas dejó de atenderme", agregó.

El rechazo a incorporar los socios que sugería De Vido también, según relato, trajo consecuencias en sus negocios en Venezuela, que comenzaron a disminuir.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?