Javier Fernández: el operador judicial también fue procesado

(0)
18 de septiembre de 2018  

Javier Fernández, el hombre que conoce las entrañas de la Justicia Federal, fue procesado ayer por el juez Claudio Bonadio por ser parte de la asociación ilícita que comandó Cristina Kirchner.

Bonadio, que también le trabó a Fernández un embargo por $4000 millones, consideró que las anotaciones del chofer Oscar Centeno que señalaban visitas a su casa de la calle Andonaegui para llevar dinero fue una prueba fundamental para considerarlo parte de la banda. Ese dinero era transportado por el entonces empleado de Planificación Nelson Lazarte, que meses después de dejar su lugar en la administración nacional fue contratado por la Auditoría General de la Nación (AGN) donde, justamente, se desempeña Javier Fernández desde 2007.

Pero Bonadio agregó como pruebas las declaraciones del exjuez Norberto Oyarbide , que acusó a Fernández de haberlo amenazado para acelerar un sobreseimiento para la familia Kirchner en una causa por enriquecimiento ilícito.

El juez no le creyó a Fernández cuando alegó que Lazarte le llevaba, en realidad, papeles de trabajo. "No puede dejarse de mencionar que la sede de la Auditoría General de la Nación se encuentra mucho más cerca del Ministerio de Planificación que el domicilio del imputado, que está ubicado en Villa Urquiza", escribió Bonadio.

El magistrado también rebatió el argumento de Fernández sobre un atentado ocurrido en 2011 cuando le dispararon a su auto. "Eso no lo exime de responsabilidad en estos sucesos ni se encontrarían de algún modo relacionado", agregó Bonadio.

Fernández, quien supo tejer una estrecha relación con el kirchnerismo, negó en la Justicia las anotaciones del chofer Centeno. Fue el hombre con más poder en Comodoro Py durante el apogeo del kirchnerismo, pero su influencia cayó tras la pelea con Cristina Kirchner.

"Lo que dicen esos cuadernos es todo mentira. Jamás le entregué una valija ni un bolso. No conozco a los empresarios", se defendió en una breve entrevista telefónica con LA NACION después de la indagatoria. Y agregó: "Fui un soldadito del peronismo, pero no hice negocios con la Justicia".

Después de quedar involucrado en el escándalo, Fernández pidió licencia en la AGN. Pero su situación puede empeorar si este procesamiento es ratificado por la Cámara Federal. La auditoría expulsó en 2016 a Ricardo Echegaray por tener una causa en esa misma instancia procesal.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.