Suscriptor digital

Un doble festejo

Guillermo Tomoyose
Guillermo Tomoyose LA NACION
(0)
23 de septiembre de 2018  

En los últimos años muchos servicios y productos tecnológicos creados por compañías jóvenes lograron convertirse en denominaciones de uso cotidiano. Las empresas ahora quieren uberizarse, los instagrammers son los referentes de las nuevas tendencias y cada vez es más habitual que las personas whatsapeen en vez de hacer una llamada telefónica.

Existen algunas excepciones en la industria tecnológica, como la trayectoria centenaria de International Business Machine, mejor conocida como IBM, que comenzó sus operaciones a fines del siglo XIX con balanzas y máquinas registradoras. Integrated Electronics Corporation, por su parte, acaba de cumplir 50 años, mientras que Microsoft celebró sus tres décadas en 2015. Las tres fueron pilares de la informática actual, con la IBM PC en 1981, que utilizaba un procesador Intel y un sistema operativo de Microsoft.

Todo esto, por supuesto, lo pueden guglear, un término que nació del nombre de una compañía que se propuso organizar la información disponible en la web. Más allá de esta misión, Google se animó a desarrollar muchos otros servicios, que en algunos casos ya tienen una madurez de más de una década, como su webmail Gmail (creado en 2004), el servicio de video on line YouTube (2005), la cartografía digital Maps (2005) y el sistema operativo móvil Android (2007).

Ser tan prolíficos también los llevó a fracasos en algunos intentos, como con la red social Buzz, los anteojos Glass o el incomprensible Wave. También se animó a crear una compañía de vehículos autónomos como Waymo, y antes se quedó con el GPS colaborativo Waze en 2013. Sin embargo, el buscador web más usado no podía dejar de tener un navegador propio como Chrome, el software que acaba de cumplir 10 años. ¡Felicidades por partida doble Google!

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?