Suscriptor digital
srcset

Entrevistas

Mercedes Ninci: "Me aburre el poder, nunca salí con tipos poderosos"

Jazmín López Joaquim
(0)
28 de septiembre de 2018  • 00:25

Se reconoce una gran corredora, no de maratones, sino de Comodoro Py. Una mujer común y corriente, a la que nunca le gustaron los hombres poderosos, así se define. Vivir una hora al lado de Mercedes Ninci es intenso. No hay otra palabra que pueda describirla mejor. Periodista y mamá full time de cuatro hijos, está pendiente de cada una de sus actividades. El mundo Ninci se debate entre sus hijos, los móviles desde Comodoro Py que hace para Radio Mitre y elnueve, en donde es columnista de Todas las tardes, el ciclo de Maju Lozano, y de Bendita, el programa de Beto Casella. Ella dice que está en "estado de emergencia permanente" y cuenta a LA NACION que duerme solo cinco horas por día: "Ando muerta de sueño y en maquillaje me cargan porque me quedo dormida siempre".

-¿Cómo fueron tus inicios en los medios de comunicación?

-Vine por la beca de Clarín por la Fundación Noble cuando terminé la carrera en la Universidad Nacional de Córdoba y tenía 22 años. El primer año no entré, pero como soy muy insistidora, el segundo año rendí y entré. Siempre quería venir a vivir a Buenos Aires. Trabajé en el diario Clarín, ahí me hice íntima amiga de Marcelo Bonelli, que es como mi hermano, y Marcelo me presentó en radio Mitre. Mientras estaba haciendo la beca ya había empezado a buscar trabajo para quedarme a vivir acá. Entonces entré en La Prensa y me habilitaron en el Ministerio de economía y a partir de ahí, cuando en radio Mitre necesitaron a alguien que cubriera economía, quedé yo. El 1 de marzo de 1991, Cavallo anunció el plan de convertibilidad y fue mi primera nota. No entendía nada de lo que decía Cavallo y Bonelli me decía: "Vos no te hagas problema, andá a hacer a ese empresario y preguntale qué opina, nada más". Marcelo me ayudó toda la vida.

-Tenés muchas anécdotas con políticos y funcionarios. ¿Lo corriste a Fernando De la Rúa?

-Cuando asume un presidente, va desde su casa al Congreso donde toma el mando y de ahí a Casa de Gobierno. Todos los móviles iban siguiéndolo detrás, y en un semáforo en rojo me bajé del auto y salí corriendo porque estaba en vivo con Néstor Ibarra. De la Rúa iba con la ventanilla baja, entonces le empecé a preguntar qué iba a decir en el discurso en el Congreso, le pasé el teléfono y abrió el semáforo, y De la Rúa se llevó mi teléfono. Es una anécdota que se hizo famosa porque Canal 7 transmitía y yo iba corriendo con tacos y lo marcaron con un circulito, y quedó para la historia.

-¿Cómo recuperaste el teléfono?

-Pasó una moto y le pedí que me ayude a seguir a De la Rúa. El tipo no entendía nada. Cuando llegué al Congreso, le pedí a una chica de un locutorio que me preste el teléfono para llamarme. Fue una cosa insólita. De la Rúa estaba por asumir y yo le estaba pidiendo que me devuelva el teléfono y me lo mandó con un custodio. Cuando asumió Néstor Kirchner, hice lo mismo. Él estaba en Juncal, en el famoso departamento de la polémica de los bolsos, e hice lo mismo. Salí corriendo en un semáforo, Néstor bajó la ventanilla y cuando le quise dar el teléfono me dijo: "No, el teléfono no porque da mala suerte". El objetivo del novillero es agarrar a la persona. A un corrupto te lo corro sabés cómo y no me para nadie. Me motiva correr, no en una maratón, me gusta correr en Comodoro Py para que no se me escape nadie. Hace poco Norberto Oyarbide decía sáquenmela de acá, pero es un caradura porque él quería bailar conmigo. Me dijo que quería que hiciéramos pareja en el "Bailando..." Este año me llamaron para el "Bailando...", pero dije que no. No tengo tiempo, estoy en un momento de mi vida que no puedo porque los chicos no querían saber nada y no daba.

"Este año me llamaron para el ´Bailando...´, pero dije no. No tengo tiempo y los chicos no querían saber nada y no daba"
"Este año me llamaron para el ´Bailando...´, pero dije no. No tengo tiempo y los chicos no querían saber nada y no daba" Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

-¿Cómo fue abrirte paso en un ambiente mayoritariamente masculino?

-Durante años trabajé con Magdalena Ruiz Guiñazú. Ella me enseñó todo porque empecé de chica a trabajar con ella. Magdalena fue la reina de la radio durante muchos años y es mujer. La primera feminista fue Magdalena. Ahora todos hablan del aborto y Magdalena habla hace 30 años del aborto. Siempre estuvo con los derechos de la mujer antes que todos.

-Con respecto al debate del aborto, ¿tomaste partido por alguna de las posturas?

-Del tema no hablo. Es del único tema que no hablo.

-¿Sos parte del "Ni una menos"?

-Con Marcela Ojeda y Florencia Etcheves, quienes fundaron "Ni una menos", fuimos compañeras durante años y es realmente muy valorable. En las notas que íbamos a cubrir, se cansaron de ver que asesinaban a mujeres y tuvieron una iniciativa impresionante que ahora tiene repercusión mundial. Lo que veo es que la violencia sigue y no para con nada. Hay más conciencia pero no veo que paren los casos. Los únicos que cubríamos ese tipo de notas eran Canal 9 con Nueve diario y yo porque en esa época decían que eran un crimen pasional y entonces ya no era importante.

-¿Cómo ves a la mujer en los medios de comunicación?

-Está lleno de programas conducidos por mujeres en la televisión. Están Mariana Fabbiani, Maju Lozano, Vero Lozano, Pamela David. La tarde está dominada por mujeres. En los noticieros están Cristina Pérez, María Laura Santillán. Veo que hay muchas mujeres y ni hablar de Mirtha Legrand y Susana Giménez. En radio quizás no tanto, pero están María O´Donnell y la Negra Vernaci. Nunca sentí la discriminación por ser mujer, siempre me sentí valorada.

Nunca sentí la discriminación por ser mujer, siempre me sentí valorada

-¿Recibiste alguna propuesta amorosa de algún funcionario o entrevistado?

-Cuando era chica sí, pero no les daba bolilla. Algunos me perseguían. Un juez me persiguió mucho de chica, pero no voy a decir quién es. Se había enamorado y me esperaba en la puerta de mi casa, si me iba a Córdoba se aparecía por el aeropuerto, escuchaba la radio e iba a donde estaba haciendo una nota, llamaba a la radio y se hacía pasar por otra persona, fueron como dos años así. Nunca me gustó el poder. De hecho, el padre de mis hijos es de González Catán, camarógrafo y lo conocí en una nota. Me aburre el poder. Nunca salí con tipos poderosos. Hay mujeres que les fascinan los tipos con plata y poder, y a mí no.

-¿Estás enamorada?

-La verdad es que no. No tengo ni tiempo. Igual si salgo con alguien no voy a andar mostrándome. Tengo muchos amigos, como típica cordobesa.

-¿Te considerás una periodista polémica?

-Yo no me considero polémica pero la gente dice "la polémica Mercedes Ninci". Me considero una persona común y corriente que durante años ha buscado la verdad para que mejore el país. No sé si soy polémica, soy laburante y quiero que las cosas cambien y no cambian nunca. A los corruptos les digo y les recuerdo lo que son y no les voy a poner una alfombra roja en Comodoro Py.

-¿Cómo quedó tu tema con Natacha Jaitt? Twitter suspendió tu cuenta...

-Tengo varios juicios en contra de ella. La verdad es que ese programa fue un infierno y nunca pensé que iba a pasar una cosa así. Me hubiera gustado que Mirtha Legrand me llamara. Me llamó Nacho Viale para pedirme disculpas, pero bueno, está todo bien. Si vos sos la reina de la televisión para mantenerte necesitás rating. Me he equivocado mil veces así que cualquiera se puede equivocar, hasta el Papa Francisco reconoce que se equivoca. A mí me perjudicó muchísimo lo de Natacha Jaitt porque he ido a declarar a siete juzgados, me citaron en muchas causas que se abrieron a raíz de ese programa. Hubo una semana que me la pasé declarando. Fue un horror, una operación de los servicios de inteligencia muy insólita. Cómo serán nuestros servicios para que contraten a Natacha Jaitt.

"Me aburre el poder. Nunca salí con tipos poderosos"
"Me aburre el poder. Nunca salí con tipos poderosos" Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

-¿Cómo creés que está ahora el país y qué ves a futuro?

-Estoy muy preocupada. Veo la economía muy mal. La gente que tiene trabajo no llega, no llegamos a fin de mes. El esfuerzo que hacemos los argentinos es cada vez más grande para que no nos alcance la plata. Y la gente que no tiene laburo, peor porque qué esperanza va a tener. La verdad que la política económica es un desastre. Mauricio Macri nos prometió el gabinete de los mejores, pero están los mejores amigos y no los mejores en cada área. El ministro de educación me parece una vergüenza. Alejandro Finocchiaro no sabe nada y se sentó con los docentes universitarios el día número 40 del paro. Es una vergüenza. Mis hijos van al Colegio Nacional Buenos Aires y han tenido 45 días de paro desde que se iniciaron las clases. Estoy muy desilusionada con este Gobierno. Macri personalmente me cae simpatiquísimo, pero tenés que llamar a los mejores y no a tus amigos del country. No veo que solucionen nada. Son todos muy simpáticos pero no solucionan nada y los anteriores son unos chorros. Necesitamos que para el año próximo haya nuevas alternativas. A mí me han ofrecido muchas veces ser candidata a legisladora o diputada. Nunca acepté porque si bien tengo el diagnóstico, no tengo soluciones para la gente. Y creo que si vas a tener un cargo, tenés que tener soluciones para la gente, sino no te postules.

-¿Qué es lo mejor de tu trabajo?

-Saber lo que le pasa a la gente.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?