Suscriptor digital

Cuadernos de las coimas: qué le dijeron los imputados a Bonadio sobre Cristina Kirchner

Fuente: Archivo
(0)
19 de septiembre de 2018  • 03:40

La expresidenta Cristina Kirchner figura en varias carillas del fallo a través del cual el juez federal Claudio Bonadio dictó su procesamiento en el marco de la causa los cuadernos de las coimas .

Ya sea en palabras atribuidas a los procesados o del propio juez, la senadora aparece mencionada unas doscientas veces en el fallo de 500 páginas donde el juez Bonadio dictó su procesamiento como supuesta jefa de una asociación ilícita para quedarse con fondos públicos.

La mayor parte de los empresarios, operadores judiciales y/o jueces aseguraron que no la conocían personalmente, o que la habían visto en pocas ocasiones, en encuentros oficiales junto a otros oficiales públicos. Por ejemplo, en actos o inauguraciones.

Los cuadernos de las coimas: cómo empezó, cuál es la trama y quiénes están involucrados

02:16
Video

"Conocí a Cristina Elisabet Fernández en un acto que se llevó a cabo por la inauguración del parque eólico Rawson, en octubre del año 2011, y después en la inauguración del parque solar de Cañada Onda, en la provincia de San Juan. Nunca tuve ninguna reunión personal con la exmandataria, ni ningún otro tipo de contacto", declaró el presidente de Emgasud SA, Alejandro Pedro Ivanissevich.

"En razón de mi función pública solía reunirme con el doctor Néstor Kirchner y con la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, así como también en su momento con [los doctores] Menem y Alfonsín. Jamás integré una asociación ilícita con ningún funcionario público de los señalados en estos hechos", dijo por su parte Francisco Javier Fernández, histórico operador judicial del kirchnerismo y director de la Auditoría General de la Nación (AGN).

Los empresarios mencionan escasamente a Cristina Kirchner y remarcan que para hacer los pagos en calidad de coimas dialogaban principalmente con funcionarios bajo su órbita, como el exministro de Planificación, Julio De Vido, y su mano derecha, Roberto Baratta, entre otros.

Jorge Liotti: ¿Cómo afectan las causas a Cristina?

14:54
Video

Pero el director de Techint Luis María Cayetano Betnaza menciona la participación de Cristina Kirchner en las negociaciones con el entonces mandatario venezolano, Hugo Chavez, por la expropiación de la empresa del holding de Paolo Rocca en Venezuela, Sidor. "Chávez [parecía tener] vía libre para expropiarnos, cosa que sucedió poco tiempo después. Apelamos al gobierno argentino [...] y nos manifestaron que hagamos un aporte porque ello significaban gastos que el gobierno argentino no tenía por qué afrontar", dijo Betnaza.

Y continuó el relato: "El cierre financiero se realizó, a fines de 2008 y 2009, con intervención de Cristina Kirchner, en varias reuniones. Me pidieron que no aparezca por la delegación oficial, Cristina me lo pidió. Luego ella me convocó, al hotel Tamanaco, donde estaba la delegación oficial, señalándome que el precio estaba acordado en mil novecientos setenta millones, pero lo que no estaba acordado era el pago. Ella me informa que había hablado con Chávez, y que nos comunicáramos con el Ministro de Finanzas del régimen, que se llama Alí Rodríguez, para acordar la forma de pago. En la firma del cierre que ocurrió en el 2009, ellos pagaron un precio anticipado de cuatrocientos millones y sucesivos pagos, semestrales, por el saldo. Ahí quedamos, no cobramos las otras", siguió.

Betnaza declaró que llegar a un arreglo resultaba apremiante porque los empleados de la empresa atravesaban un momento crítico, con agresiones incluidas. "Obviamente en la situación en que nos encontrábamos, especialmente por la cantidad de argentinos allí, teníamos que rápidamente tratar de evacuar el lugar", dijo. Lo consideró "una situación humanitaria".

"Uno de los errores que cometí, es creer que esto era un take over normal, y acceder a dar un plazo de salida nuestro de seis meses, cuando no saludaban a los gerentes argentinos y le pegaron una paliza notable a Maria Elena Posadas, que era la gerente de relaciones industriales (...). La persona que pusimos para que se hiciera de gerente general de salida cambiaba cada día de hotel para evitar males mayores".

Los exfuncionarios del kirchnerismo Claudio Uberti y José López son los que mencionan a Cristina Kirchner la mayor cantidad de veces, con detalles, y aseguran que ella estaba al tanto del mecanismo.

"Cristina me llamó y me dijo en el gimnasio en su casa de El Calafate que poner la plata en blanco era muy importante para su familia, que había sido un gran favor el que le había hecho", sostuvo Uberti. "Las valijas [con dinero] tenían por destino la casa de Néstor y Cristina Kirchner en Río Gallegos, ubicada en esquina de la calle 25 de mayo, donde se encontraban bóvedas que había comprado al banco hipotecario", agregó.

López, exsecretario de Obra Pública, reveló a Bonadio: "Le conté a Cristina todo lo que sabía, cómo era el mecanismo, que en el Occovi, que dependía de Vialidad, que a su vez dependía de mí, no se recaudaba, como ya dije. Esa reunión duró una hora aproximadamente. No me dio ninguna instrucción en esa reunión. Según tengo conocimiento, la operatoria de recaudación se detuvo, por lo menos en cuanto a lo que a mí respecta".

"En el 2013 se da el tema de que aparece en escena Sergio Massa como candidato sorpresa y ahí aparece un condimento nuevo", sostuvo López. "Había que darle respaldo a las agrupaciones que no tuvieran intendente que jugara para Frente para la Victoria. [...] Me llamó [el exsenador y exjefe de Gabinete] Abal Medina para que colaborara con eso, se lo consulté a la Presidenta y me dijo "hay que poner todo para ganarle a ese traidor", refiriéndose a Sergio Massa".

El exjuez federal Norberto Oyarbide, otro de los procesados, se refiere a la expresidenta en varias ocasiones, pero para negar su vínculo. "Nunca en mi vida tuve trato con ninguno de ellos [por Néstor y Cristina Kirchner] ni ellos a mí. Sí intervine en el marco de una investigación contra los nombrados por la posible infracción al delito de enriquecimiento ilícito que concluyó horas antes del fallecimiento de Néstor Kirchner", sostuvo. "Sólo la conozco por diarios y otros medios. Y por lógica, ella jamás ha cruzado una palabra conmigo, ni su extinto marido".

Sin embargo, opinó de forma crítica: "La figura de Cristina Kirchner no era buena, la remesa de fuga de capitales del país era asombrosa y había en la sociedad un claro y adverso concepto hacia los Kirchner".

En la segunda parte del fallo, el juez Bonadio resuelve que "los testimonios recolectados en la presente causa dejan en manifiesto que las maniobras detalladas no fueron sucesos aislados, sino que se trata de un claro mecanismo ilegal de recaudación que se desarrolló durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández".

Y sobre la expresidenta sostiene que "al haber ejercido la titularidad del Poder Ejecutivo Nacional [...] mal puede sostener su ajenidad a la asociación ilícita".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?