Suscriptor digital

Suspendieron por dos semanas sin goce de sueldo al umpire que motivó a Kyrgios en un partido del US Open

El momento en que el umpire aconseja al australiano Kyrgios; una situación insólita en un torneo de tenis de la envergadura del US Open
El momento en que el umpire aconseja al australiano Kyrgios; una situación insólita en un torneo de tenis de la envergadura del US Open
(0)
18 de septiembre de 2018  • 19:12

Mohamed Lahyani, uno de los umpire más respetados del circuito tenístico, que a fines de agosto pasado quedó en el ojo de la tormenta al bajarse de su silla para darle ánimo y aconsejar a Nick Kyrgios durante un partido del US Open ante el francés Pierre-Hugues Herbert en el que no se estaba esforzando como debía y perdía 6-4 y 3-0 (el australiano finalmente dio vuelta el resultado), fue castigado por la ATP y suspendido sin pago de sueldo durante las próximas dos semanas.

Lahyani, nacido en Suecia, no podrá acudir al ATP 500 de Pekín ni tampoco podrá trabajar en el Masters 1000 de Shanghai. Lahyani no trabajó en ningún otro partido de singles de alto perfil durante el resto de aquel Abierto de los Estados Unidos. Pero su principal empleador, la ATP, consideró que era necesario un castigo más fuerte. Lahyani es uno de los siete árbitros de tiempo completo en la gira masculina.

La insólita situación en el US Open entre un umpire y Kyrgios - Fuente: Twitter

00:55
Video

"A pesar del incidente que tiene lugar en el Abierto de Estados Unidos, bajo la jurisdicción de la United States Tennis Association, el incidente está aún sujeto a las medidas disciplinarias de la ATP debido a la posición de Lahyani como empleado de la ATP a tiempo completo", le comunicó la entidad a The New York Times.

El vicepresidente de la ATP que se encarga de las normas y la competición, Gayle David Bradshaw, explixó que "Mohamed es un árbitro de talla mundial y muy respetado por todos pero sus acciones durante ese partido cruzaron la línea y comprometieron su imparcialidad como juez de silla. Aunque fue bien intencionado, sus acciones fueron cuestionables y no se puede ir sin una sanción disciplinaria. Sabemos que él aprenderá de lo ocurrido y le esperamos de vuelta en octubre".

La situación, en su momento, no pasó inadvertida entre los propios jugadores que participaron en el último Grand Slam del año. El propio Roger Federer opinó: "El papel de un umpire no es bajar de la silla. Entiendo lo que (Lahyani) quiso hacer, porque sé cómo se comporta. Pero como umpire tienes que tomar una decisión en la silla, te guste o no; no podés ir y hablar como lo hizo. No sé qué le dijo, ni tampoco importa mucho. Estuvo allí mucho tiempo. Eso es una conversación. Esa clase de cosas cambian tu forma de pensar. Podría haber sido un fisioterapeuta, un doctor, o un umpire, como sucedió. Todos sabemos que esto no volverá a pasar".

"Creo que ese no era su trabajo (.) No creo que sea un entrenador; él es un árbitro y debería quedarse en su silla por eso", se quejó Herbert, rival del australiano.

El respetado juez de silla reaparecería en el ATP 250 de Estocolmo, desde el 15 de octubre.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?