El estratégico teléfono rojo de José López

Era un aparato punto a punto que tenía prendido las 24 horas y en el que solo recibía órdenes de pagar
Era un aparato punto a punto que tenía prendido las 24 horas y en el que solo recibía órdenes de pagar Fuente: Archivo
Hernán Cappiello
(0)
19 de septiembre de 2018  

José López , el exfuncionario sorprendido cuando intentaba esconder un bolso con 9 millones de dólares, tenía un celular prendido las 24 horas. No era el suyo. Se lo había dado Daniel Muñoz, el secretario de Néstor Kirchner . Era un celular punto a punto que solo se activaba en un sentido: con llamadas de Muñoz a López. El teléfono rojo de Muñoz.

El secretario de Obras Públicas recibía al menos tres veces por semana llamadas del secretario de Kirchner para indicarle dónde llevarle los cargamentos de dinero de entre 100.000 y 3000.000 dólares o euros que se recolectaban entre dos y tres veces por semana.

Los cuadernos de las coimas: cómo empezó, cuál es la trama y quiénes están involucrados

2:16
Video

El teléfono estaba activo las 24 horas del día y podía sonar en cualquier momento. Nunca era Muñoz en persona el que llamaba, sino alguien más en nombre del secretario de Néstor Kirchner que le daba las instrucciones. "Cuando había una entrega, personas que desconozco qué relación tenían con Muñoz se comunicaban conmigo a un teléfono punto a punto". López nunca realizó una llamada desde ese teléfono, cuyo número ni siquiera sabía. Ese celular se lo había dado Muñoz y mediante esas comunicaciones le decían el día, la hora, el lugar y el monto de las entregas. Al parecer se refería a un sistema en funcionamiento en 2004, cuando se hacían estas entregas. López dejó en claro en su declaración como arrepentido que él no cobraba, sino que acordaba las entregas del dinero a través de ese celular, con el cual Muñoz controlaba los pagos.

López contó que posteriormente, un día antes de ser detenido, el 13 de junio de 2016, Fabián Gutiérrez, secretario de Néstor y Cristina Kirchner, lo llamó para decirle que tenía que mover plata de un lugar a otro. Esa noche llegaron tres personas, dijo, que le dejaron los bolsos. Y que le hicieron tirar al río, junto a su casa con embarcadero sobre el dique del río Luján, todos los teléfonos que tenía en su poder, menos los suyos, que fueron los secuestrados. Así, López explicó la ausencia de llamadas de Gutiérrez a su celular.

Los teléfonos ocupan un lugar clave en las prueba que enumeró el juez Claudio Bonadio para procesar a los 42 acusados de integrar la asociación ilícita que recaudaba dinero de empresarios corruptos que pagaban coimas para mantener sus obras .

El chofer de Roberto Baratta , Oscar Centeno , el recaudador oficial, también tenía el mismo sistema de teléfonos ciegos. El los llamaba "truchos" porque eran celulares prepagos con los que se comunicaba con los empresarios para acordar los pagos.

Centeno anotó sus números en los cuadernos y eso permitió rastrear las comunicaciones con los hombres de negocios el día en que se hicieron los pagos, que coinciden con los registros de sus cuadernos. Esta correspondencia es uno de los elementos con los que Bonadio corroboró la veracidad de su contenido.

Roberto Baratta y su secretario Nelson Lazarte ordenaban a Centeno que cargara crédito en esos teléfonos para llamar a las empresas. Hay centenares de llamadas entrantes y salientes entre esa media docena de celulares usados para coordinar los pagos.

Y, una vez más, los cruces de llamadas son usados por Bonadio para corroborar las declaraciones de los acusados que terminaron por complicar a Oscar Parrilli y por elevación a Cristian Kirchner. Así, el juez registró que el 12 de noviembre de 2008 Centeno anotó en su cuaderno que llevó a Baratta a la residencia de Olivos y de ahí "a su búnker", donde lo esperaba Oscar, su contacto. Por sus celulares Bonadio considera que se trata de Parrilli. Justamente, el análisis de sus teléfonos permitió establecer que ese día habló con Baratta. Y que luego Parrilli se comunicó 46 veces con Carlos Zannini, cuatro veces con la línea privada de Cristina Kirchner y 21 veces con dos teléfonos fijos de la residencia de Olivos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.