¿Dónde estará el tipo de cambio en diciembre?

Orlando J. Ferreres
Orlando J. Ferreres PARA LA NACION
(0)
19 de septiembre de 2018  • 00:33

En diciembre de 2018, el tipo de cambio podría ubicarse a $43,5 si se siguiera la paridad teórica de equilibrio, lo que significaría un incremento de 7,6% en lo que resta del año comparado con la cotización de ahora, que es de $40,3. La tasa de interés de 60% anual da mucho margen para invertir en pesos: rinde 5% por cada mes, o sea alrededor de 17,5% hasta fin de año.

¿Cómo se llega a esa cifra del tipo de cambio para fin de año? Con el último dato de inflación minorista nacional de agosto de 2018, que dio 34,8 % contra agosto de 2017, y el valor de la inflación al consumidor de Estados Unidos, que dio 2,5 % anual entre esas fechas, la paridad teórica de equilibrio fue en ese mes de 2018 de $37,6.

El tipo de cambio se ubicó en ese nivel hace unos 10 años, en 2008, aunque en aquella oportunidad venía bajando de niveles muy altos y ahora está en proceso de aumentar. Aquí hay que recordar que mucho influyen en esta paridad los aranceles de importación, los derechos de exportación y las demás regulaciones del comercio internacional que pueden ser muy distintas, aun considerando sólo dos países.

Si se siguiera con el criterio de que el Gobierno continuará con el tipo de cambio siguiendo a la Paridad Teórica de Equilibrio (PTE), en los próximos meses tendríamos la siguiente evolución de la misma:

Fecha / Paridad Teórica de Equilibrio ($/US$)

  • Julio 2018 / $36,3
  • Agosto 2018 / $37,6
  • Septiembre 2018 / $39,5
  • Octubre 2018 / $40,8
  • Noviembre 2018 / $42
  • Diciembre 2018 / $43,5

Fuente: Estimación propia en base a datos del Indec y Bureau of Statistics

Es cierto que el Gobierno puede no seguir este criterio y puede hacer evolucionar el tipo de cambio según un criterio de oferta y demanda de divisas. Esto le podría dar un tipo de cambio más alto que la PTE. También podría darle resultados más bajos si decide retrasar la evolución mensual del cambio por mayor oferta de divisas, por ejemplo, por la liquidación de trigo cuya producción será bastante alta en noviembre y diciembre de este año, o porque el Fondo Monetario Internacional ( FMI ) le preste más dinero.

¿Qué tendría que hacer el Gobierno? Lo más lógico es que siga con los valores de la paridad teórica de equilibrio, pues estos reflejan la diferencia de inflación de Argentina y Estados Unidos. El problema que se plantea es: ¿qué año se toma como base? Y también eso nos dará un valor distinto para la PTE de cada mes. En nuestro caso hemos tomado varios años para la base de dicha PTE (2008, 1970 y años intermedios). Por eso, ahora el tipo de cambio está ubicado en nivel apenas más alto que la paridad teórica de equilibrio de este mes.

En este momento existen, además, varias posiciones sobre el tipo de cambio, por ejemplo, para dolarizar toda la economía; hacer una caja de conversión o convertibilidad del peso o poner un tipo de cambio fijo entre el peso y el dólar en determinado alto nivel.

Como existe un nivel de gasto público consolidado (Nación, Provincias, Municipios, Fondos Fiduciarios y otros) muy alto -de 28% del PIB creció a 47% con el gobierno kirchnerista, y ahora con la presente administración habría bajado a 42%- es muy difícil llegar a déficit cero para el total del gasto público consolidado. Aunque se llegara a déficit financiero de cero, el nivel del gasto consolidado y de impuestos agregados sería muy alto, por lo cual hoy no se observan como recomendables las variantes del sistema cambiario mencionadas antes.

En conclusión, seguir la Paridad Teórica de Equilibrio sería nuestra recomendación para manejarnos con el tipo de cambio en su evolución mensual de aquí para adelante. Además, siguiendo este criterio, cada 10 años no tendremos que entrar en default y toda una serie de medidas de emergencia por la gran devaluación de nuestra moneda.

La devaluación ha sido muy grande por haber arrancado muy abajo en la cotización mensual del cambio desde el inicio del programa de diciembre de 2015, y por la gran cantidad de dinero sostenido por el Banco Central (Letras del Banco Central, Lebacs), que en un momento llegaban al 120% de la base monetaria y que ahora se están eliminando, aunque a tasas de interés muy altas, de 60% anual, con aumento muy fuerte de los encajes bancarios.

Este programa de emergencia es posible que continúe hasta diciembre de 2018. Después se irá regularizando gradualmente, para enfocar el año de elecciones , con buenas perspectivas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.