Plaza de Mayo, una gran verdulería: los productores venden todo a $10 en reclamo de una ley

Cientos de pequeños agricultores se congregaron en Plaza de Mayo para vender sus productos
Cientos de pequeños agricultores se congregaron en Plaza de Mayo para vender sus productos
Mariana Reinke
(0)
19 de septiembre de 2018  • 12:07

"Lleve señora, todo por $10 el kilo. Tiene para elegir: rabanitos, ciboulette, cebollín, papa acelga, rúcula, perejil, lechuga, apio, espinaca, todo por $10 el kilo", repite Marisa Puma a una vecina que se acerca al mostrador montado en forma precaria, en plena Plaza de Mayo.

Marisa tiene 20 años y vive en el cinturón verde de La Plata junto a su marido y su pequeña hija, que también la acompañan en esta venta-protesta frente a la Casa Rosada.

La venta, en realidad, es una forma de protesta. Los pequeños productores se reunieron ahí para reclamar la sanción de una ley que les facilite el acceso a las tierras y denunciar la delicada situación económica que atraviesa su actividad.

Por tres días, cientos de familias agricultoras del tercer cordón de Buenos Aires se trasladaron al centro porteño para vender sus productos a precios convenientes para ellos como para los consumidores.

Así como en Plaza de Mayo, la protesta se replica en otras plazas como la de Constitución.

"En la quinta, la semana pasada un intermediario nos pagó el cajón de 12 paquetes de acelga a $20 y acá, lo vendemos a $10", explica la joven agricultora.

La familia de Puma, junto a sus padres, tíos y hermanos alquilan cuatro hectáreas donde producen sus cultivos y viven todos en casillas de madera que ellos mismos levantaron. Allí, hace unos años, empezaron a producir verduras agroecológicas, con fertilidad natural, sin agroquímicos y haciendo rotación de cultivos (policultivo), para no degradar el suelo.

La preocupación de los agricultores es que el alquiler de los campos se ha incrementado mucho. "Hasta hace un tiempo pagábamos la hectárea $4500, pero ahora estamos en $7000", se queja.

Por eso, los productores de hortalizas buscan que el proyecto del Procrear Rural, para el acceso a comprar la tierras que trabajan a través de créditos, que ya está en el Congreso, siga su curso.

En diálogo con LA NACION, Franco Segesso, que maneja la prensa de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), señala que lo que busca la asociación que representa es que la gente de la ciudad visualice la problemática del sector y además que el proyecto de ley en cuestión avance, porque "el 70% de las familias no tiene tierra propia".

Si bien no es horticultora, Analía Moroldo de 46 años vino para dar apoyo y fuerza a los quinteros del conurbano. Moroldo es de San Vicente y hace 11 años que se dedica a la chancheria: "Venimos a dar una mano porque en el fondo todos los pequeños productores la venimos peleando desde hace tiempo"

La UTT nuclea a 14.000 familias en todo el país, de las cuales 5000 pertenecen al tercer cordón. Según el sector, produce el 60% del consumo interno del país.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.