Suscriptor digital

Cae la pobreza global pero la ONU teme que se desaceleren los progresos

La tasa de pobreza global presenta un mínimo histórico tras caer del 11% al 10%; sin embargo, por lo menos esa cifra de la población del África subsahariana seguirá en la pobreza extrema para 2030
La tasa de pobreza global presenta un mínimo histórico tras caer del 11% al 10%; sin embargo, por lo menos esa cifra de la población del África subsahariana seguirá en la pobreza extrema para 2030 Fuente: Archivo
(0)
19 de septiembre de 2018  • 12:43

WASHINGTON .- A pesar de que el hambre volvió a crecer en el mundo, afectando a casi una de cada nueve personas, el Banco Mundial anunció hoy que la pobreza extrema global bajó al 10% en 2015, respecto del 11% registrado en 2013, y alcanzó un mínimo histórico. La diferencia radica principalmente en el período en que se tomó la muestra, ya que el índice de personas subalimentadas aumentó en los últimos dos años.

Sin embargo, como ocurrió con el último informe del hambre, presentado por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Banco Mundial advirtió que el panorama a futuro no es alentador, dado que el ritmo de reducción de la pobreza se ha desacelerado, poniendo en riesgo su objetivo de reducir la tasa de pobreza al 3% para 2030.

El porcentaje de pobres extremos en el planeta se redujo desde el 11% en 2013 a 10% en 2015. América Latina y el Caribe coinciden con la tendencia global, ya que presentaron un descenso al 4,1% en 2015 respecto del 4,6% registrado en 2013. El Banco Mundial estimó que la cantidad de personas que persisten en la región con el equivalente de 1,9 dólares al día pasó durante ese período de 28 millones a 25,9 millones.

"Es una reducción pequeña, probablemente porque durante ese período bajaron los precios de las materias primas y la región salía de una década de crecimiento inusualmente alto", dijo Francisco Ferreira, vicepresidente para el desarrollo económico del Banco Mundial. "Esperamos que América Latina continúe reduciendo la pobreza extrema a este ritmo".

El organismo multilateral pronosticó, además, que la pobreza extrema se reducirá al 8,6% en 2018, pero advirtió que ese ritmo será insuficiente para alcanzar la meta de la ONU de llevar la pobreza extrema global por debajo del 3% para 2030.

"Si vamos a acabar con la pobreza en 2030, necesitaremos bastante más inversiones, particularmente para formar capital humano, para promover el crecimiento inclusivo necesario para llegar a los pobres que quedan", dijo el presidente del Banco Mundial Jim Yong Kim. "Por el bien de ellos, no podemos fallar".

Aunque la pobreza extrema se ubicó en 2013 por debajo del 3% en Medio Oriente y el Norte de África , en 2015 se elevó al 5% debido a las guerras civiles en Siria y Yemen, elevando así la cantidad de empobrecidos, de 9,5 millones a 18,6 millones.

El Banco Mundial atribuyó la tendencia a que los índices de pobreza permanecen altos en países de bajo ingreso y aquellos afectados por conflictos y turbulencias políticas, pese a que al menos 1000 millones de personas salieron de la pobreza extrema durante los últimos 25 años.

Agencias AP y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?