Suscriptor digital

Caso Lebbos: detienen al exchofer de Alperovich por falso testimonio

Detención del exchofer Daniel Paz
Detención del exchofer Daniel Paz Crédito: Twitter / @JuicioLebbos
Fabián López
(0)
19 de septiembre de 2018  • 15:42

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- Daniel Eduardo Paz, exchofer del senador nacional José Alperovich , fue detenido este miércoles por orden del tribunal que lleva adelante el juicio por el homicidio de Paulina Lebbos, ocurrido en 2006 en esta provincia.

Paz, actual tesorero del Club Atlético Tucumán, fue aprehendido por falso testimonio luego de haber modificado su declaración en apenas 24 horas, aparentemente, con la intención de no contradecir a Sergio Kaleñuk, uno de los hombres mencionados en la pista que investigó la supuesta participación de "hijos del poder" en el asesinato de la joven tucumana. Kaleñuk es hijo del exsecretario privado de Alperovich, Alberto Kaleñuk. Al momento de los hechos, el joven se desempeñaba como asesor del Gobierno provincial y como vocal de Atlético Tucumán .

Según los registros de telefonía celular, Kaleñuk realizó llamadas desde el mismo sector adonde fue ubicado el teléfono de Paulina el día de su desaparición, el 26 de febrero de 2006. El cuerpo sin vida de la joven fue encontrado 13 días después al costado de una ruta, mutilado y con signos de estrangulamiento.

De acuerdo al informe pericial, se registraron 15 llamadas (entrantes y salientes) entre el número de Kaleñuk y el de Paz, entre 6.30 y las 16 del 26 de febrero de 2006, la mayoría fueron captadas por una antena ubicada en la vecina ciudad de Yerba Buena, y tres por una celda de la zona sur de la capital tucumana, que es donde fue detectado el teléfono de Paulina ese día. Kaleñuk asegura que durante ese período de tiempo estuvo trabajando en la organización de un partido de fútbol que esa tarde disputaron Atlético y San Martín de Tucumán.

Paz había declarado ayer a la mañana como testigo y dijo que el domingo 26 de febrero de 2006 no estuvo con Kaleñuk. Sin embargo, al volver a presentarse hoy ante el tribunal, el exchofer de Alperovich modificó su testimonio y aseguró que ese día buscó a Kaleñuk en su casa y lo llevó al club Central Córdoba a vender entradas para el partido de esa tarde. En su declaración anterior, Paz había asegurado que la comercialización de los tickets se había realizado un día antes del clásico tucumano.

Por su parte, el jefe de la barrabrava de Atlético, Héctor Gustavo "El Gordo" González, también citado como testigo, declaró ayer que el 26 de febrero de 2016 vio juntos a Kaleñuk y a Paz en la cancha, lo que también dejó en evidencia las contradicciones del exchofer de Alperovich, por lo que el tribunal dispuso un careo entre ambos.

Paz explicó a los jueces que decidió modificar su testimonio luego de revisar los registros del club relacionados con la venta de entradas y de cotejar sus dichos con la declaración que había realizado ante la Justicia en 2014. Además, confesó que ayer se vio con Kaleñuk en la cancha de Atlético durante el partido que el "Decano" disputó con Gremio por los cuartos de final de la Copa Libertadores, aunque aseguró que no conversaron sobre su testimonio en el juicio.

Los argumentos del exchofer de Alperovich no convencieron al tribunal, integrado por los jueces Dante Ibañez, Rafael Macoritto y Carlos Caramuti, quienes ordenaron su inmediata detención por el delito de falso testimonio.

Por su parte, Kaleñuk, que hoy declaró como testigo (no está acusado en este juicio), coincidió con el relato de Paz. Aseguró que la mañana en la que desapareció Paulina él estaba en el club Central Córdoba vendiendo entradas para el partido de esa tarde y no en la zona sur de San Miguel de Tucumán, donde los registros telefónicos ubicaron a su teléfono celular y al de la víctima.

Cuando los jueces le preguntaron qué hizo el día en que desapareció Paulina, visiblemente molesto, Kaleñuk aseguró que estuvo todo el día ocupado en la organización del partido entre Atlético y San Martín.

Mentiras y contradicciones

Entre mentiras y contradicciones, con Paz ya suman ocho los testigos detenidos por falso testimonio en el juicio por el crimen de Paulina Lebbos, de los cuales seis son policías y dos civiles. También está preso, con prisión preventiva, el exjefe de Policía durante el gobierno de Alperovich, Hugo Sánchez, por haber amenazado a otro de los testigos en pleno desarrollo del debate.

Los jueces que llevan adelante el proceso, que ya cumplió 100 audiencias, estiman que podría dictarse una sentencia en diciembre, aunque no descartan la posibilidad de que el desenlace se conozca recién a principios de 2019.

Los acusados

En el banquillo están sentados cuatro exfuncionarios de Alperovich, acusados por el presunto encubrimiento del crimen de Paulina. Son el exsecretario de Seguridad, Eduardo Di Lella; el exjefe de Policía, Hugo Sánchez; el exsubjefe de la fuerza, Nicolás Barrera; y el exjefe de la Regional Norte, Héctor Rubén Brito. Por el mismo delito es juzgado el policía retirado Hugo Waldino Rodríguez. En tanto, como presunto autor material del crimen de la joven está señalado Roberto Luis Gómez, debido a que se confirmó que utilizó el teléfono celular de Paulina desde el día de su desaparición hasta 2011.

Sergio Kaleñuk y Gabriel Alperovich, uno de los hijos del exgobernador Alperovich, también fueron investigados en el marco de una hipótesis que indagaba sobre la posibilidad de que Paulina haya sido asesinada durante una fiesta organizada por "hijos del poder". Sin embargo, esa pista finalmente fue descartada por falta de pruebas. Por ejemplo, no se pudo realizar una comparación de ADN entre las muestras de sangre extraídas a los sospechosos y los pelos encontrados en el cuerpo de Paulina debido a que el material genético no había sido bien preservado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?