Suscriptor digital

Secuestro de la hija del dueño de Ossira: detuvieron al custodio de la familia

La detención del custodio Raúl Romero
La detención del custodio Raúl Romero Crédito: policía bonaerense
Fernando Rodríguez
(0)
19 de septiembre de 2018  • 16:02

Por el secuestro de la hija del dueño de la firma de ropa femenina Ossira la policía bonaerense acaba de detener al custodio de la familia. Ayer ya había sido capturado su hermano, que es quien el domingo, durante dos horas, mantuvo cautiva a Inés Sterlicchio, de 18 años, en un Ford Falcon, mientras negociaba con Luis Alberto "Beto" Sterlicchio, padre de la chica y propietario de la firma, el pago de un rescate de un millón de pesos en Pergamino.

Así lo informaron a LA NACIÓN fuentes policiales. Voceros de la investigación precisaron que el análisis de las comunicaciones de los teléfonos celulares del custodio y de su hermano fueron esenciales para que la Justicia ordenara la aprehensión del vigilador, que fue atrapado en la vía pública por personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Pergamino.

El hecho ocurrió el domingo a las seis de la mañana, cuando la joven llegaba a su casa, en Pergamino, a bordo de una camioneta Jeep Grand Cherokee. Romero dijo, inicialmente, que había intentado evitar el rapto y fue baleado por los delincuentes, que lo encerraron en el baúl y se lo llevaron junto con la chica.

La detención del custodio Raúl Romero
La detención del custodio Raúl Romero Crédito: policía bonaerense

La camioneta apareció quemada poco después en una zona suburbana de Pergamino. Mientras, Beto Sterlicchio recibió una llamada extorsiva en la que le exigían el pago de un millón de pesos para liberar a su hija. No trascendió cuánto, pero el empresario juntó dinero y acordó llevarlo a un punto a la vera de la ruta 8.

Sin embargo, antes de que alguien fuese a retirar el dinero, los captores soltaron a Inés Sterlicchio, a las 8, en el barrio Tupac Amaru. La joven luego reconoció que había estado cautiva en un Ford Falcon destartalado que apareció en un descampado en las afueras de Pergamino. Ese auto es propiedad del custodio contratado por el empresario para cuidar de su familia. En tanto, la policía recuperó el dinero allí donde el dueño de Ossira lo había dejado.

Casi de inmediato se supo que el hermano del custodio, José Romero, había participado del hecho. Estuvo prófugo hasta la madrugada de ayer, cuando la policía lo encontró. Estaba escondido dentro de un auto, debajo de un puente ubicado en el cruce de la ruta 8 y el camino a la localidad de Bigand, provincia de Santa Fe. Cuando advirtió la presencia policial intentó a huir a pie por el campo, pero fue interceptado y capturado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?