Suscriptor digital

Los cuadernos de las coimas: Thomas no se arrepiente y apuntó contra el Gobierno

Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
Iván Ruiz
(0)
19 de septiembre de 2018  • 17:35

Oscar Thomas , el extitular de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) que permaneció prófugo durante 48 días, negó ayer ante el juez Claudio Bonadio que haya participado del sistema de recaudación ilegal que describió el chofer Oscar Centeno en los cuadernos de las coimas y apuntó contra el Gobierno.

Lejos de arrepentirse, Thomas reivindicó ayer su gestión al frente del EBY, negó cualquier tipo de negocio ilegal dentro de la entidad y, además, mencionó a Javier Sánchez Caballero, ex-CEO de la constructora Iecsa, cuyo dueño era Ángelo Calcaterra , primo del presidente Mauricio Macri .

Thomas llegó después de las 8 a Comodoro Py y debió esperar dos horas hasta subir al despacho del juez. El extitular de Yacyretá no declaró, pero aceptó responder preguntas.

"Sí, lo conocí en relación con Yacyretá", respondió Thomas, cuando su abogado Manuel Ubeira lo consultó por Sánchez Caballero, según el escrito al que accedió LA NACION. El empresario, beneficiado con una falta de mérito en este caso, fue la persona que entregó bolsos incluso hasta 2015 dentro del esquema que investiga la Justicia.

Los cuadernos de las coimas: cómo empezó, cuál es la trama y quiénes están involucrados

02:16
Video

En ese momento, la compañía estaba a cargo de Calcaterra, quien pese a que se presentó como imputado colaborador fue procesado por el juez Bonadio como parte de la asociación ilícita.

La relación entre Iecsa y la entidad binacional estuvo atada al Plan de Terminación de Yacyretá (PTY), que permitió generar el máximo de energía a la principal usina de la Argentina, a partir de 2011, y comprendió obras por un total de US$1500 millones.

Iecsa (en UTE con el empresario Juan Carlos Relats) fue una de las principales ganadoras, junto con un grupo de empresas, que figuran en las declaraciones de Clarens como las mayores beneficiarias en el mecanismo de la corrupción en la obra pública. Fueron tres concursos desarrollados por Yacyretá: el primero lo ganaron Supercemento, Roggio y Esuco; el segundo se lo quedó Cartellone, y el tercero lo ganó Iecsa, junto con Relats, un empresario cercano al matrimonio Kirchner.

El extitular de Yacyretá, además, pidió que sea llamado a declarar como testigo el senador oficialista Humberto Schiavoni, quien estuvo a cargo del entre binacional en dos oportunidades: durante la gestión de Eduardo Duhalde (2002-2003) y también en la actualidad, designado cuando Macri desembarcó en la Casa Rosada.

Por último, Thomas dijo que conoció personalmente a Néstor Kirchner , Cristina Kirchner y Julio De Vido por distintos actos protocolares, pero que la relación se reducía a temas profesionales.

Los cuadernos

El exfuncionario aclaró que no era funcionario público durante su gestión en Yacyretá porque cobraba honorarios por locación de servicios. Y agregó que su sueldo era "muy importante" mientras estuvo al frente de la entidad binacional: sumó $3 millones libres de gravámenes durante 2015.

Después de su indagatoria ante Bonadio, Thomas continuó detenido. El Servicio Penitenciario Federal lo trasladó de Comodoro Py al penal de Marcos Paz, informaron fuentes oficiales.

Pero, más allá de su defensa ante la Justicia, Centeno registró varias visitas a Thomas en sus cuadernos. El chofer escribió que Thomas esperaba de pie en la entrada del edificio de Juncal 1740 el 12 de agosto de 2009. Cuando llegó el Toyota Corolla que conducía Centeno, Thomas se acercó a la ventanilla y entregó en mano a Baratta un bolso con 1.100.000 dólares.

Otra vez, Centeno también escribió: "Lo llevé al Lic [Baratta] a Juncal 1740, lo recibió en la puerta el señor Oscar Thomas y le entregó un bolso con US$700.000 aproximadamente por el peso y el tamaño del bolso, luego lo dejé al Lic [Baratta] en su departamento con todo, y luego me fui a casa".

Por: Iván Ruiz

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?