Roberto Avalle. "No se debe seguir perjudicando a quienes agregan valor a las materias primas"

El ministro de Industria, Comercio y Minería de la provincia de Córdoba habla sobre su gestión y critica las nuevas retenciones al sector exportador
Alejandro Vicchi
(0)
20 de septiembre de 2018  

El ministro de Industria, Comercio y Minería de la provincia de Córdoba, Roberto Avalle
El ministro de Industria, Comercio y Minería de la provincia de Córdoba, Roberto Avalle

"Es indudable que existe una increíble primarización", dice Roberto Avalle, ministro de Industria, Comercio y Minería de la provincia de Córdoba, quien critica enfáticamente la reducción de reintegros y el establecimiento de retenciones mayores.

"Es inconcebible e incluso va en contra de lo que expresó en reiteradas oportunidades el propio presidente Macri, en relación con que el sector agroindustrial debería convertir a la Argentina de granero del mundo en supermercado del mundo. Es un contrasentido muy notorio, esperamos que estas sean medidas a corto plazo, que no se eternicen", agrega quien fue el primer presidente que tuvo la Agencia ProCórdoba cuando esta inició su actividad en 2002.

P-¿Cómo evalúan la política nacional en relación con las importaciones?

R-No hay que pensar en un mercado absolutamente cerrado, como se había planteado en el anterior gobierno. Pero creo que debe ponerse el acento en posibilitar la importación de insumos industriales básicos. No seguir perjudicando a los que transforman materias primas agregándoles valor.

La industria manufacturera transformadora se siente cautiva de los proveedores de insumos básicos, que son compañías muy grandes, prácticamente monopolios, y son los que realmente fijan los precios en la economía argentina. Si hacemos la comparación con nuestro principal competidor regional, que es Brasil, vemos que en la Argentina las materias primas están un 20% o 30% más caras que allá. Esto nos saca de competencia muchas veces.

P-En su opinión, ¿dónde debería hacer foco la agenda de negociaciones internacionales del gobierno nacional?

R-Creemos que lo más conveniente para la Argentina es poder incorporarse a la Alianza del Pacífico en la región.

Y sin dudas el grueso del comercio internacional actual y de la próxima década, como mínimo, apunta hacia los países del Asia-Pacífico. Aunque sea reiterativo, China es uno de los principales clientes de nuestro país. De la misma forma son absolutamente ciertas las expectativas que se observan en países del sudeste asiático, un mercado de 600 millones de habitantes, ávidos por mejorar la calidad de sus consumos alimentarios. La Argentina tiene una enorme posibilidad de exportar alimentos listos para el consumo, por ejemplo, a Tailandia, o Vietnam, que creció en los últimos diez años a tasas extraordinariamente altas.

Con la Unión Europea, una de las cosas necesarias para sentarse a conversar es que renuncien a los subsidios agrícolas. De no ser así, será necesaria mucha imaginación para alcanzar una alianza económica con esos países, desde el Mercosur.

P-¿Cuál es el perfil exportador que buscan darle a la provincia de Córdoba desde su ministerio?

R-Por un lado, la transformación de materias primas de origen agropecuario, agregándoles valor, transformándolas en productos listo para el consumo. Por otra parte, tenemos como objetivo exportar la tecnología que hemos sido capaces de producir en nuestro propio país, por ejemplo, el paquete tecnológico de la siembra directa. Esto involucra desde cómo manejar la tierra, pasando por los agroquímicos y llegando hasta los bienes de capital de uso agropecuario, un sector importantísimo por su capacidad tecnológica, de innovación y de generar más puestos de trabajo.

Además, están las exportaciones de la industria del conocimiento, que en Córdoba tienen dos expresiones muy claras que han sido y son permanentemente estimuladas por el gobierno provincial, como todo lo vinculado a la informática, incluyendo el software y la electrónica, y más recientemente la industria audiovisual.

En este último punto, la provincia de Córdoba sancionó a fines de 2016 una ley de promoción de la industria audiovisual.

De esta manera, esta actividad tiene el mismo tipo de beneficios de los que son objeto las industrias transformadoras y las manufactureras. Involucra a una cantidad de subsectores, técnicos, artistas de todas las ramas y, además, locaciones de todo tipo. También están alcanzados por esta ley los videojuegos y las animaciones.

P-¿Cómo le gustaría que sea recordada su gestión ministerial?

R-Puedo precisar los que han sido hasta ahora los mejores recuerdos que he recogido en mi gestión y puedo destacar que he tenido la posibilidad de participar en algunos hitos importantes. Lo primero fue lo que significó la recuperación de la fallida empresa de tractores de Las Varillas (Zanello). En segundo lugar, lo que a mi juicio significó un primer paso muy importante en la diversificación del sector productivo en Córdoba, que fue la promoción de la industria del software. Siempre he dicho que con el paso de los años, algún día se mirará aquel momento en el que decidimos como gobierno provincial ir adelante con esta iniciativa, y vamos a darnos cuenta de que ha sido tan importante como en la década del 50 fue la instalación de la industria automotriz en Córdoba.

En tercer lugar, y en este mismo sentido, creemos que la actividad audiovisual tendrá un desarrollo similar, por lo que apoyamos y apostamos fuertemente a su desarrollo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.