Alivio en los mercados: el Central evitó que los fondos de las Lebac fueran al dólar

Fuente: Archivo
El Banco Central pagó tasas inferiores a las de los últimos meses y se achica la brecha de confianza que se había abierto con el exterior; bajaron la divisa y el riesgo país
Javier Blanco
(0)
20 de septiembre de 2018  

Los inversores financieros locales comenzaron ayer a cerrar la brecha de confianza que se había abierto en la evaluación del riesgo país de la Argentina con sus pares del exterior. Al parecer, fueron convencidos por la estrategia que llevaron adelante el Gobierno y el Banco Central (BCRA) para profundizar el desarme de la llamada "bomba de las Lebac " y afianzar, a la vez, un esquema de financiamiento al fisco en pesos, pese al contexto cambiario aún enrarecido.

Solo de este modo, según analistas y operadores, pueden leerse las señales que dejó la jornada, que incluyó una baja del dólar del 1% sin necesidad de que la forzara el BCRA (que redujo su intervención sobre el mercado, pese a la inyección de pesos originada en el desarme de Lebac) y el ingreso de una corriente de capitales externos que se volcó a comprar títulos del Tesoro en pesos a corto plazo. Otra señal positiva fue el aumento del 1% promedio de los bonos que cotizan en el exterior, lo que favoreció otra baja del 5% en la tasa de riesgo país (de 656 a 622 puntos) y un alza de hasta 16% en las acciones argentinas en Wall Street .

Los inversores parecen evaluar que con el golpe de gracia aplicado anteayer a las Lebac el BCRA recuperó espacio para retomar el control de las variables cambiarias.

No es un dato menor, dado que todos interpretan una estabilización financiera como el paso previo para poder establecer horizontes de recuperación de la economía, aunque ahora parezcan difusos por la caída del 4,2% de la economía en el segundo trimestre y la presión extrarrecesiva que agregó la corrida.

"La sensación es que el mercado se está al fin estabilizando. Ojo que ya tuvimos esa sensación en julio y en agosto. La diferencia es que a esta llegaste con un tipo de cambio aún más alto y que el BCRA queda en condiciones de recuperar instrumentos de política monetaria", interpretó el economista Eric Ritondale, de la consultora EconViews.

Para Amílcar Collante, de CeSur, los inversores parecen dar por encaminado el acuerdo con el FMI y evaluaron bien los datos que, aún en un contexto complicado, mostraron una reducción del déficit fiscal. Valoran que la Argentina pueda mostrar que está haciendo los deberes, pero no hay que confiarse, porque estos resultados muchas veces no solo dependen de eso, sino también del humor de los mercados", recomienda.

Qué son las Lecap y en qué se diferencian de las Lebac

1:19
Video

"La reacción del mercado al nuevo paso en el desarme de Lebac, que se realizó con un tipo de cambio 24% superior al de agosto (lo que influyó en las preferencias de dolarización), fue positiva a juzgar por cómo se movieron los activos argentinos", valoró el economista jefe de Elypsis, Gabriel Zelpo.

"Con las Lebac en su ocaso desaparece un factor de desestabilización del tipo de cambio, algo que quedó claro en los últimos días, cuando se movía al alza otra vez como capturando los posibles efectos de la expansión monetaria resultante de esta licitación. Esto puede ayudar a propiciar una corrección a la baja en adelante, aunque queda mucho por definir. Lo que está claro es que el mercado busca anticiparse a eso descontando que la renegociación con el FMI fue exitosa y que incluirá herramientas que permitan disipar las dudas que generaron otro pico de desconfianza en agosto", coincidió Alejandro Henke, titular de la consultora Proficio Investment.

Las señales que emitió el mercado ayer fueron homogéneas. Y el dato central es que el brote de confianza que se había dejado notar desde el exterior para con el riesgo argentino (con una baja del 17% en el riesgo país en menos de 10 días) comenzó a replicarse aquí.

El dólar ensayó una baja de casi 1% en promedio, y si bien se trató de un movimiento inducido no necesitó de un esfuerzo extra por parte del BCRA, que vendió US$195 millones de las reservas, una cifra inferior a los US$261 millones invertidos con igual objetivo anteayer y a los US$301 millones del lunes. Es decir, aportó solo el 28% de los US$694,5 millones operados en el mercado contra ratios del 47% y 53% de las dos ruedas anteriores.

Eso le bastó además, esta vez, para guiar un repliegue de $39,73 a $39,46 del dólar mayorista, que propició a la vez una baja de $40,50 a $40,13 en el minorista vendedor, aun cuando buena parte del mercado esperaba un salto alcista derivado de la liberación de $230.000 millones hasta anteayer invertidos en Lebac.

La plaza doméstica además se oxigenó con la llegada de capitales de exterior tras largos meses de sequía. Se trata de unos US$900 millones que, según dejó trascender el Gobierno, arribaron para comprarle al Tesoro letras capitalizables en pesos, lo que les permitió hacerse de un tercio de la emisión total por $107.374 millones de títulos a vencer en 4, 5,5 y 12 meses que pagarán tasas del 50%, 48,9% y 42,7% nominal anual. "Esto se computará como reservas desde mañana y equilibrará el egreso de la semana por el desarme", explicaron.

La movida recordó a una similar registrada a mitad de marzo, cuando el BCRA (por entonces conducido por Federico Sturzenegger) enfrentaba un megavencimiento que representaba más del 40% de sus reservas en medio de lo que ya se apuntaba como una corrida. De ese trance el BCRA salió emitiendo más Lebac y recibiendo un refuerzo a sus reservas por los US$3000 millones que acercaron los fondos BlackRock y Templeton para comprarle al Tesoro Bote 2023 y 2026.

El resto de la demanda de Lecap provino de inversores no bancarios que tenían esos títulos del BCRA y no habían podido o querido renovarlos (ofreció anteayer vender nuevas Lebac por $150.000 millones pero recibió pedidos de compra por $214.300 millones) y optaron por mantener y alargar su exposición al peso, aunque haya sido por codicia, es decir, para asegurar tasas superiores a las que recibían, dado que hace algunas semanas ni eso funcionaba para evitar la corrida al dólar.

Señales de estabilidad

40,13pesos

Fue el valor de cierre del dólar minorista, pese a que el mercado preveía una suba por la liberación de fondos invertidos en Lebac

195 millones de dólares

Es la cifra de reservas que destinó ayer el BCRA para contener el dólar, menos que lo que había tenido que vender el lunes y el martes

900 millones de dólares

Habrían ingresado del exterior tras meses de sequía de capitales extranjeros, según dejó trascender el Gobierno

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.