Siestódromo: en Londres alquilan cápsulas para dormir la siesta

Londinenses cansados alquilan cápsulas para tomar siesta - Fuente: Reuters

0:55
Video
(0)
20 de septiembre de 2018  • 02:25

LONDRES (Reuters) - Las personas que estén en Londres y quieran descansar de sus ocupadas agendas tienen ahora una alternativa: una cápsula donde pueden dormir por 15 libras (unos 20 dólares) la hora. El primer "siestódromo" de Londres .

Inspirado en los hoteles de cápsulas japoneses, Pop & Rest -ubicado en el moderno distrito londinense de Shoreditch- dispone de cuatro "espacios para dormir". Se trata de habitaciones con paredes oscuras y aroma a lavanda para ayudar a la relajación, cada una con auriculares y una máscara para los ojos.

El colombiano Mauricio Villamizar, de 28 años, dijo que a él y al cofundador de Pop & Rest, el francés Yoann Demont, se les ocurrió la idea después de observar el frenético estilo de vida de los londinenses.

"Podemos ver que están cansados todo el tiempo y que un café y un té no son suficientes, así que pensamos que debíamos armar algo como un espacio privado donde pudieran relajarse en paz", contó el colombiano.

Según Villamizar, Pop & Rest actualmente recibe entre 30 y 35 clientes por semana, entre ellos, muchos trabajadores independientes o con empleos temporarios.

Graeme Daniel es director de una firma de moda y ha visitado varias veces Pop & Rest desde que abrió, en junio de este año. El hombre de 58 años dice que las habitaciones son útiles para recuperar el sueño después de un día de trabajo intenso.

"Si salgo hasta tarde en la noche y tengo reuniones durante el día, es agradable tener una hora para recuperar el sueño que probablemente perdí la noche anterior", comentó Daniel, y destacó que por ese valor uno puede comprar un almuerzo en el centro de Londres. "Quince libras por tener un descanso decente y despejar tu mente para la tarde o para una reunión tarde en el día es perfecto para mí", agregó.

Por su parte, el diseñador Dan Andrews, de 30 años, trabaja cerca de Pop & Rest y dice que las cápsulas le ofrecen una oportunidad para meditar.

"Incluso, si te tomas el tiempo para meditar, es realmente difícil tener esa desconexión", opinó Andrews, quien ha visitado las cápsulas unas cuatro veces desde junio y cree que el precio por una siesta es "justo". "Es bueno si piensas sobre el costo de tu salud mental y tu cordura", agregó.

Villamizar dice que busca "inundar" la ciudad de cápsulas para dormir y eventualmente expandirse a otras ciudades británicas y a Europa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.