Precios de liquidación, el FMI y los bonos de Dujovne, claves de la baja del dólar

Fuente: Archivo
María Julieta Rumi
(0)
20 de septiembre de 2018  • 13:42

Con una baja de $1,14 en el segmento minorista y de $1,10, si se toma el mayorista, el retroceso del dólar, que comenzó ayer, se debe a distintos factores, según economistas y analistas del mercado.

En el plano local, destacan el exitoso desarme de Lebac con un remanente de pesos que no se fue a dólares sino a las Lecap, los rumores de concreción de un nuevo acuerdo con el FMI , el dato de una reducción del déficit fiscal en más del 50% y los precios bajos a los que cotizaban las acciones. Todo eso habría ocasionado un reflujo de dólares por inversores que están cambiando de cartera.

"Los capitales se van fuerte, pero también regresan fuerte. El mercado sobrereacciona. Ahora hay que ver dónde se acomoda el dólar, porque tampoco puede moverse como una acción. Tiene que encontrar un punto medio", explicó el economista del Centro de Estudios Económicos del Sur (Cesur), Amilcar Collante.

En cuanto al "renovado" interés de los inversores, Collante agregó que "las acciones habían caído mucho, sobre todo las de los bancos, y con tasas del 40% o 50%, una devaluación ya hecha y un tipo de cambio que va a ser más estable por el nuevo acuerdo del FMI, sos más atractivo".

En el mismo sentido, el operador de cambio en PR, Gustavo Quintana, señaló que hay un "reflujo de dólares que se va a activos en pesos (Letras) y a acciones. Por eso también sube la bolsa. Es gente que está cambiando de cartera", señaló.

Por su parte, el analista financiero Christian Buteler dijo que lo que se vio en el principio de la jornada fue una "oferta importante privada" vendiendo dólares para entrar en pesos, aunque luego el dólar repuntó un poco.

"Va a haber volatilidad hasta encontrar un punto de equilibrio. Estábamos en una corrida y generalmente tienen un overshooting. Probablemente estemos en medio de eso y el dólar debería acomodarse más cerca de los $30", afirmó.

Para los expertos, esto traería buenas noticias para el Gobierno en múltiples frentes. Por un lado, el Banco Central dejaría de vender reservas para intentar controlar la divisa y habría un menor pasaje a precios, lo que mejoraría los números de inflación.

"La inflación mayorista es del 43% y la minorista del 24%. Hay mucho por pasar. Si retrocede el tipo de cambio, el pasaje será menor", apuntó Buteler, a lo que Collante sumó que el minorista que iba trasladando el aumento de precios en cuotas no lo va a seguir haciendo o lo va a posponer.

"Esto ayuda a la inflación ya no de septiembre, pero sí de octubre. De todas formas, la cotización del dólar de hoy es sólo una muestra", concluyó Collante.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.