Suscriptor digital

Dolor de cintura: qué lo provoca y cómo puede tratarse

Crédito: Vonecia Carswell / Unsplash
Daniela Chueke Perles
(0)
27 de septiembre de 2018  • 15:41

La cintura es la zona del cuerpo que se ubica en la parte inferior de la caja torácica y la parte superior de la región pélvica. En esa zona del cuerpo, se alojan varios órganos vitales del cuerpo como los riñones, órganos que forman el sistema del tracto urinario del cuerpo.

Si un dolor en la cintura nos sorprende, es bueno estar preparados para saber cómo actuar. Po eso dialogamos con el doctor Gustavo Valentín Ramírez (MN 56304), especialista en ortopedia y traumatología y cirugía de columna, miembro titular de sendas sociedades científicas, jefe del Servicio de Columna del Instituto Dupuytren y del Hospital San Juan de Dios Ramos Mejía.

¿Qué puede provocar un dolor de cintura?

Crédito: Hanna Postova / Unsplash

A los dolores ubicados en el área de la cintura generalmente se los asocia con los dolores de las vértebras lumbares, por lo que suele llamárselos "lumbalgia". Su causa más frecuente está en el tipo de tarea diaria que hace la persona afectada a lo largo de su vida, por ejemplo en trabajo con mucha carga o por el contrario ocupaciones muy sedentarias que exigen largos períodos de permanecer sentado en una misma posición.

¿Dolor muscular o hernia de disco? Cuál es la diferencia

Hernia de disco, la parte roja muestra la compresión del nervio ciático
Hernia de disco, la parte roja muestra la compresión del nervio ciático Crédito: Gentileza

El origen del dolor puede ser estrictamente muscular -que es el más frecuente- o ser de origen discal (por un dolor en el disco de la articulación) o facetario (que afecta a la faceta articular, la pequeña superficie plana del hueso en el punto donde se articula con otra estructura), es decir que hay daños en una o las dos pequeñas articulaciones posteriores de la columna que tienen tejido sinovial y cartílago. En este caso se produce la alteración del disco y luego de estas facetas puede ocurrir un encadenamiento de nuevas alteraciones. Así estaríamos en presencia de la famosa "hernia de disco" -cuando el disco lumbar se altera y se rompe debido a esfuerzos excesivos o por carga genética - puede ocurrir desde la adolescencia hasta la vejez en cualquier momento de la vida. La hernia discal puede comprometer solo la cintura o las raíces que formarán el nervio ciático ocasionando dolor en una o ambas piernas y, en algunos casos, puede impedir el movimiento de las mismas por debilidad muscular, según la ubicación de la hernia.

En síntesis, los factores que pueden causar dolor en la cintura:

  • Sobrecarga excesiva de peso. Por lo general, el dolor de la región de la cintura comienza después una sobrecarga excesiva de peso, generalmente a lo largo de un día en que se hicieron esfuerzos físicos.
  • Sedentarismo y malas posturas. También, sentarse durante períodos prolongados sin moverse de vez en cuando, puede causar dolor en la región de la cintura. Esto se debe básicamente a que al sentarse se adquiere una mala postura de sentado o se usa una silla que no sostiene la espalda adecuadamente.
  • Hernia de disco: cuando el disco lumbar se altera y se rompe debido a esfuerzos excesivos o por carga genética.
  • Enfermedades de los órganos alojados en la cintura. El dolor en la cintura también puede ser provocado por algún problema que aqueje a cualquiera de los órganos que residen en la región de la cintura.
  • Durante la menstruación podrían intensificarse los dolores de cintura por el fenómeno inflamatorio cercano, durante ese período.
  • Fenómenos degenerativos como artritis o artrosis.

¿Como se diagnostican los distintos dolores de cintura?

Siempre que el dolor no disminuya en el curso de uno o dos días es necesario acudir a la guardia médica o al traumatólogo para que realice el examen clínico, a partir del cual decidirá si son necesarios estudios de imagen como radiografía (rayos X) o resonancia magnética.

¿Cómo se trata el dolor en la cintura?

El tratamiento inicial habitualmente es tomar un descanso adecuado y evitar actividades que puedan agravar el dolor, como torsiones, flexiones o levantar, empujar y/o tirar cosas pesadas.

Por supuesto, además del descanso, es imprescindible consultar al médico para determinar el origen del dolor y su diagnóstico. El especialista podrá indicar distintos métodos para tratar el dolor en la cintura de acuerdo al diagnóstico y al tipo de dolor. Algunos de los tratamientos disponibles son:

Medicamentos: hay medicamentos disponibles para tratar el dolor de cintura causado por espasmos musculares en forma de relajantes musculares y medicamentos que combaten el dolor. Además de esto, los remedios antiinflamatorios y miorrelajantes también son útiles para el dolor de cintura que es causado por una lesión nerviosa o espasmos musculares.

Aplicación de calor: la aplicación de calor y hielo también ayuda en el tratamiento del dolor de la cintura. Se puede aplicar calor a la región afectada alternando con hielo durante 15 a 20 minutos dos o tres veces al día hasta que el dolor disminuya.

Inyecciones: si los tratamientos anteriores no son efectivos en el tratamiento del dolor en la cintura, el médico puede recetarle inyecciones de esteroides para aliviar el dolor y disminuir la inflamación del nervio.

Masaje: masajear el área afectada también puede ser muy útil para tratar el dolor en la cintura. Esto se puede hacer fácilmente en casa siempre que el dolor sea de origen muscular.

Inmovilización de la zona: con uso de faja o corsé lumbar para evitar torsiones.

Fisioterapia: se indica la rehabilitación en el consultorio del kinesiólogo para aquellos pacientes que tienen un diagnóstico comprobado de una hernia discal. El paciente es derivado a un fisioterapeuta que formulará una rutina de ejercicios que puede aliviar el dolor de cintura. Algunos de los ejercicios realizados para aliviar el dolor pueden ser tracción mecánica o terapia de equilibrio muscular o RPG (reeducación postural global). La tracción mecánica está diseñada para estirar la espalda y demostró ser muy útil para tratar el dolor de cintura. Para hacer este ejercicio, el paciente debe acostarse sobre una mesa que tiene el dispositivo de tracción y usarlo según las instrucciones. La RPG es también un conjunto de ejercicios de espalda que estiran la espalda y ayudan a aliviar la presión sobre los nervios, lo que repercute en el alivio del dolor de cintura.

Bloqueo selectivo del dolor lumbar nervioso guiado por tomografía computada: para las lumbociatalgias que no ceden con el tratamiento médico se pueden realizar terapias del dolor como los bloqueos selectivos guiados por tomografía; son infiltraciones en la salida de las raíces nerviosas de la columna, que se realizan sin necesidad de internación (ambulatorias). Los resultados se esperan entre 30 y 40 días y en general mejoran el cuadro.

Cirugías: si no ceden los dolores ciáticos e incapacitan al paciente las hernias discales tienen tratamiento quirúrgico. Existen en la actualidad distintos métodos para operar una hernia de disco, desde la cirugía mínima invasiva como la endoscopia con microvideo, que consta de una incisión de 16 o 18 mm y no deja cicatriz; un procedimiento que se realiza en quirófano pero que no requiere la internación del paciente; el mismo permite que a las 6 u 8 horas de realizado, el paciente pueda volver a su casa. La otra alternativa es la cirugía convencional, conocida como discectomía, un procedimiento quirúrgico que extrae una parte o todo el disco intervertebral dañado. Este procedimiento se acompaña de una internación hospitalaria del paciente que puede durar entre 4 y 7 días y para poder volver a sus actividades habituales requerirá entre 2 semanas a 6 meses según el tipo de intervención y la evolución del posoperatorio.

Estimulación de la médula espinal: es un tratamiento poco utilizado por su baja cobertura de los sistemas de salud, sin embargo diversos estudios demostraron que este tipo de terapia puede resultar de enorme ayuda en el tratamiento del dolor de cintura. Consiste en la implantación de electrodos dentro del cuerpo, cerca de la médula espinal y por debajo de las áreas lesionadas. Este procedimiento fue aprobado en Argentina en 2015 y fue dado a conocer por la Clínica Mayo.

Cómo prevenir los dolores de cintura

  • El movimiento y la fuerza muscular son claves para mantener una columna sana, así como una salud integral. Esto vale también para cuidar la salud de la cintura.
  • Para proteger la cintura es importante realizar actividades físicas de bajo impacto: caminar, trotar, nadar y hacer ejercicios de elongación, yoga, stretching. También es importante fortalecer la cincha abdominal y hacer espinales.
  • Otro punto importante es mantener un peso adecuado, especialmente en hombres evitar el abdomen distendido y prominente.

Más info: www.traumatologocolumna.com.ar

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?