Suscriptor digital

El sector textil augura un fin de año con "destrucción del empleo" y mejoras para 2019

La cúpula de Pro Tejer se quejó del mal momento que atraviesa la industria textil
La cúpula de Pro Tejer se quejó del mal momento que atraviesa la industria textil
Andrés Krom
(0)
20 de septiembre de 2018  • 16:49

Con caras largas y frases severas, la cúpula de la Fundación Pro Tejer recibió a la prensa en el salón de un exclusivo hotel de Puerto Madero. Durante la charla, una antesala de la nueva edición del evento Protextil, los empresarios pintaron un paisaje preocupante de la actualidad del sector, en el que las críticas a la política económica del Gobierno se mezclaron con augurios de grandes pérdidas de empleo hacia finales de año.

Los datos parecen respaldar el pesimismo de la cámara. Según el Indec la producción cayó 16,4% el año pasado en comparación a 2015, período en el que la confección cayó 17,2%. Entre enero y julio, el nivel de actividad cayó 8%, lo que implica una retracción del 26% respecto a los niveles alcanzados tres años atrás. También se derrumbó el uso de la capacidad instalada industrial: pasó de 68% en 2016 a 61% en 2017 y 54% en 2018.

Em la entidad manifestaron que, aunque la industria está en condiciones de competir con China, adolece por la falta de competitividad sistémica, la "enorme" carga fiscal, el costo de capital, las altas tasas de interés, el "escaso" desarrollo del sistema financiero local", los costos de la energía, los problemas de la infraestructura logística, la "endeble" agenda de ciencia y los "debilitados" sistemas de salud y educación públicas.

"Estamos atravesando un momento crítico, hoy realmente la estamos pasando muy mal", dijo Yeal Kim, presidente de la Fundación Pro Tejer. "Somos competitivos gracias al tipo de cambio, pero nada más. Hay que atacar el problema de fondo, si se quiere mantener este nivel de Estado tan grande y planes sociales no va a haber industria de acá a cinco años, se van a fundir todos y los privados no somos culpables de este mal gasto", añadió.

En ese sentido, aseguró que ya se ven interrupciones en las cadenas de pagos, que "se están retrasando unos 30 días", además de "un aumento del 50% en los cheques rechazados".

"No es solo un tema de mercado financiero y equilibrio fiscal, hay que generar políticas productivas que permitan aumentar el consumo", sostuvo por su parte Jorge Sorabilla, vicepresidente de la entidad, quién señaló que los salarios "están deprimidos" a causa de que la suba de la inflación excede largamente la negociación paritaria. A su juicio, "saltando a mayo tendría que haber un salto cualitativo de la capacidad de compra del asalariado".

La remera que explica por qué la ropa es cara en Argentina

04:24
Video

La pérdida de empleos en el sector fue otro tópico caliente. Se calcula que se perdieron 13.000 puestos de trabajo formales y unos 17.000 informales entre diciembre de 2015 y junio de este año.

"Prevemos un último trimestre con destrucción de empleo -dijo Ariel Schale, director ejecutivo de Pro Tejer-, quien aseguró que "hasta que no se reactive la actividad, la variable de ajuste seguirá siendo el empleo".

En los primeros siete meses del año, las importaciones crecieron 9,9% en toneladas, situación que se revertiría hacia 2019, cuando podrían comenzar a vislumbrarse algunos signos de recuperación. Schale sentenció que existen "condiciones para una reactivación vía reemplazo de las importaciones", mientras que Kim sostuvo que "va a caer el consumo, pero nos favorece porque la porción de importados se va a achicar más de la mitad".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?