Suscriptor digital

¿Fortnite puede ser causa de divorcio?

Un sitio inglés especializado en divorcios asegura que el videojuego Fortnite está rompiendo matrimonios; sin embargo los especialistas en pareja sostienen que el problema real es otro
Un sitio inglés especializado en divorcios asegura que el videojuego Fortnite está rompiendo matrimonios; sin embargo los especialistas en pareja sostienen que el problema real es otro
Cintia Perazo
(0)
21 de septiembre de 2018  • 00:56

Hace unos días el sitio Divorce Online, un servicio de divorcios en línea de Reino Unido, reveló que han recibido 200 peticiones de divorcio donde el Fortnite y otros juegos en línea son mencionadas como razones por las cuales quieren separarse. Este número representa aproximadamente el 5% de las 4665 peticiones que ha recibido esta compañía desde el comienzo del año.

Según el vocero de la empresa on line, la adicción a las drogas, el alcohol y los juegos de azar son motivos de ruptura del matrimonio, pero han detectado que desde este año muchas parejas deciden poner punto final a su relación por las adicciones que generan las nuevas tecnología.

Y este no es el único caso, a comienzos de año una novia desesperada decidió -aunque en tono de broma- iniciar una campaña en Change.org, el blog donde la gente realiza peticiones sociales por Internet, para que Fortnite fuera retirado. Aunque lo hizo para hacerle una broma a su novio decidió dejarla por algún tiempo activa porque muchas otras personas se sumaron y expresaron su preocupación

"Se está apoderando de las vidas de nuestros novios y les está lavando el cerebro", escribió Chloe DePalma en Change.org. Esta petición, que ya no es está activa, consiguió en pocas horas más de 500 firmas.

Muchas novias también eligen las redes sociales para quejarse. Es que se sienten desplazadas por un este popular videojuego. En febrero de este año el tuit de una adolescente de Phoenix, Estados Unidos, recorrió el mundo. Ella publicó una imagen de un texto quien le decía: "Me estoy escondiendo en un arbusto para enviarte este mensaje". Es que le escribía de manera casi heroica el novio, mientras que jugaba al Fortnite. La joven acompañó la captura de pantalla de su móvil con la leyenda: "El romance no está muerto". Ese tuit provocó una oleada de mensajes, la mayoría de otras novias que contaban situaciones similares y la apoyaban.

Responsable o excusa

Pero más allá del humor con el que algunos pueden tomarse el tema surge el interrogante: ¿Fortnite puede ser el culpable de la separación de parejas o en realidad el problema es otro? Según Gabriela Rougier, psicóloga especialista en pareja y crisis de infidelidad, pueden darse dos situaciones. Una es que se trate de un problema de adicción. En este caso, como con cualquier otro tipo de adicción, puede ser el causal de que esa relación se termine. "Pero esto no es lo más usual, en la mayoría de los casos lo que ocurre es que una persona pasa muchas horas dedicadas a jugar para desconectarse de situaciones que está viviendo. Puede pasar, también, con el celular o con las redes sociales. Lo que daña el vínculo es que el otro quiere conectarse con su pareja pero no obtiene respuesta porque está jugando, leyendo los mensajes de WhatsApp, o mirando sus redes sociales. Me parece que en la mayoría de los casos es más una consecuencia y no tanto una causa", señala la especialista en parejas.

Por su parte, Laura Jurkowski, psicóloga y directora de reConectarse, un centro especializado en la problemática de las nuevas tecnologías, coincide y agrega que probablemente esa pareja ya esté atravesando una crisis. "También puede suceder que una persona utilice el juego como manera de escaparse de otro problema en lugar de abordarlo y resolverlo. Creo que nadie se separa por causa de esta adicción, si no que en realidad esta adicción termina siendo una consecuencia de algún problema previo de pareja y que lo que hizo, en este caso el Fortnite, fue intensificar este conflicto e incrementar la distancia", resume.

Aunque las psicólogas entrevistadas no han recibido consultas o quejas por el Fortnite, sí muchos pacientes plantean que su pareja -generalmente hombre- juega mucho a la PlayStation o a videojuegos en Red. A veces es tanta la adicción que dejan de prestar atención a su familia y hasta a su trabajo.

"La Play es protagonista de muchas las peleas. Generalmente son las mujeres quienes se quejan de cuánto tiempo dedican a los videojuegos o a juntarse con sus amigos a jugar. En algunos casos esta desconexión es un mecanismo de defensa", asegura Rougier. Según la psicóloga cuando una persona está mal con su pareja experimenta un estrés tan grande que le genera angustia y el mecanismo de defensa es el escape. "Puede ser que se vaya físicamente, o se evada emocionalmente y muchas veces las pantallas o los videojuegos son la forma más fácil de disociarse de esa situación que le genera angustia o malestar", explica.

Pero las psicólogas reconocen que no es malo tener un hobby o actividad que les apasione, lo importante es que equilibre su tiempo. "Los especialistas aseguran que las personas por lo menos deberían dedicarle cinco horas semanales a su relación. Si para ser bueno en cualquier deporte o en un videojuego es necesarios destinarle tiempo y dedicación, también es lógico que lo necesite una relación de pareja", recomienda Rougier.

Mientras que Jurkowski sugiere poner un límite al tiempo que destinan a jugar o estar frente a las pantallas. "Deben establecer un tiempo que dedicarán al juego o a las redes sociales. Hay que cuidar el vínculo y la relación con el otro. Y cuando uno comienza a sentirse lastimado con la pareja por estas razones el primer paso es tratar de charlar con el otro y transmitirle cómo se siente, para ver si no existe otro problema que lo está llevando a desconectarse de su pareja".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?