Suscriptor digital

Llegará al Maipo la versión nacional del musical que conmueve a Broadway

Come From Away, sobre hechos ocurridos a partir del 11 de septiembre de 2001, es una obra atípica, con música celta, y será dirigida por Carla Calabrese, responsable de la exitosa Shrek
Come From Away, sobre hechos ocurridos a partir del 11 de septiembre de 2001, es una obra atípica, con música celta, y será dirigida por Carla Calabrese, responsable de la exitosa Shrek
Laura Ventura
(0)
21 de septiembre de 2018  

MADRID.- Carla Calabrese cree en las señales y ellas la saludan. Mientras conversa en una terraza de Madrid, a pocos metros del Teatro Príncipe Gran Vía, donde presenta su versión musical de Sueño de una noche de verano, adelanta su próximo gran proyecto. Un avión vuela bajo, pero el ruido de su motor no detiene la noticia, mientras un hombre con kilt escocés emerge en escena desorientado en busca de un amigo. Estas dos apariciones tienen mucho que ver con Come From Away -aviones y el espíritu celta escocés-, la obra que se estrenará a mediados de abril de 2019, en el Maipo, y que se suma a los grandes títulos del género que se prevén para el año próximo.

La producción canadiense Come From Away, la última ganadora del Tony a la mejor dirección (para Christopher Ashley, director de la Jolla Playhouse), es la puesta de un hecho verdadero que conmovió al mundo por su contraste: la luz luego de la oscuridad y la solidaridad tras el terror. En clave celta folk, la obra con libro, letras y música de Irene Sankoff y David Hein se inspira en los hechos ocurridos el mismo martes 11 de septiembre de 2001 y los días posteriores, cuando los Estados Unidos cerraron su espacio aéreo tras sufrir el mayor atentado terrorista de su historia. Una pequeña localidad canadiense, Gander, en la isla de Newfoundland, acostumbrada a recibir 7 aviones diarios, recibió 38 formaciones, con casi 7 mil refugiados, en unas coordinadas donde la población no superaba los 10 mil habitantes.

" Come From Away no tiene tanto que ver con el 11 de septiembre, sino que habla, a partir de este episodio apocalíptico de la humanidad, con la luz que se puede encontrar en la tragedia. Los habitantes de Gander lo dieron todo, pero no solo desde lo material. Fueron incondicionales con esas personas que venían de todo el mundo, de distintos países, que hablaban en diferentes idiomas y de varias religiones. Este hecho te da la pauta de que es posible la paz y la unión. Si nos sacamos los prejuicios y abrimos el corazón, tenemos la posibilidad de salvar el planeta", dice Carla Calabrese. En este mosaico de historias aparece la primera comandante mujer de un vuelo comercial, Beverly Bass, una pareja que se enamora en aquellos días de incertidumbre, la amistad que nace entre dos mujeres cuyos hijos son bomberos, uno en Canadá y otro en los Estados Unidos, y muchas voces conmovedoras y tantos personajes de carne y hueso. Estas personas varadas por tiempo indeterminado en aquella localidad fueron alojadas en gimnasios y hangares al calor de los anfitriones locales.

Doce actores en escena representan a dos o más personajes. Aún no está definido el elenco (que surgirá por audiciones), pero sí está confirmado el equipo técnico. Además de la dirección general de Calabrese junto a Sebastián Prada, y de la adaptación de Marcelo Kotliar que realiza junto a la directora, el musical contará con una banda en vivo con seis músicos, dirigidos por Lucas Crawley. Las coreografías serán responsabilidad de Agustín Pérez Costa, Sergio Albertoni estará al frente de la producción, mientras que Tadeo Jones trabajará en la escenografía y Vicky Loescher será la directora musical. "Las coreografías se hacen en base a un escenario giratorio, son bailes para gente común: jóvenes, viejos, gordos, flacos. En los aviones viajaba gente común, no bailarines, personas con ritmo y belleza. Sí necesitamos actores con profundidad y excelentes cantantes. Es un vestuario normal, por eso pueden bajarse un poco los costos para hacer una entrada más accesible, para que el público argentino pueda seguir disfrutando de espectáculos de calidad", adelanta Calabrese.

"El ser humano es solidario, pero estamos asustados. Es increíble cómo se logró hacer un musical que rescata y honra lo bueno que tenemos dentro, aquello que nos hace progresar como humanidad", agrega la realizadora. Come From Away se estrenó en febrero de 2017 en Broadway y desde entonces las capitales teatrales del mundo comienzan a alojarla. Luego de su debut en el West End londinense el próximo enero, Buenos Aires se prepara para hospedar esta fábula de esperanza y solidaridad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?