Reseña: Mujer y poder, de Mary Beard

El alto precio de hacer oír la voz femenina
Diana Fernández Irusta
(0)
23 de septiembre de 2018  

"Hay que pensar el poder como verbo, no como propiedad", escribe Mary Beard (Inglaterra, 1955). Y aclara: "Me refiero a la capacidad de ser efectivo, de marcar la diferencia en el mundo, del derecho a ser tomado en serio". La frase resume la tesis de Mujeres y poder, breve libro donde la catedrática inglesa honra aquello que alguna vez deslizó durante una entrevista: "No sé qué significaría ser mujer sin ser feminista".

Respetada especialista en la Antigüedad clásica, Beard transita tanto por los claustros de la academia como por las inestables aguas de los medios y las redes sociales. Esta capacidad para interpelar a públicos diversos es evidente en Mujeres y poder, donde se concentra en la tensa relación entre la voz femenina y la esfera de lo público. Encuentra el núcleo de esa dificultad en un episodio de la Odisea: el momento en que el joven Telémaco hace callar a Penélope, su madre. "Tal como lo plantea Homero -indica- una parte integrante del desarrollo de un hombre consiste en aprender a controlar el discurso público y a silenciar a las hembras de su especie". En esa concepción de la virilidad residiría la poderosa matriz cultural que, incluso hoy y sin necesidad de imponer silencio a las mujeres, les hace pagar "un alto precio por hacerse oír". Beard revisa otros relatos míticos donde la palabra femenina es violentamente interrumpida, y señala la vigencia de ese patrón en los espacios menos censurados de la actualidad: los foros de Internet. Para la helenista, entonces, asumir una voz en tanto género implicaría reconsiderar seriamente una estructura de poder que "de entrada está codificada como masculina".

Mujeres y poder. Un manifiesto

Por Mary Beard

CríticaTrad.: Silvia Furió. 111 páginas$ 269

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.