Suscriptor digital

La CGT ratifica el paro y la continuidad del triunvirato

Daer, Schmid y Acuña se mostraron juntos antes de la protesta del martes; no cederían ante Moyano
Daer, Schmid y Acuña se mostraron juntos antes de la protesta del martes; no cederían ante Moyano Fuente: Archivo - Crédito: FABIAN MARELLI
(0)
21 de septiembre de 2018  

Con la certeza de que aún conservan el aval de los sectores mayoritarios, el triunvirato de mando de la CGT ratificó ayer el paro general del martes próximo y evitó sumar tensiones ante el desafío de los disidentes, encabezados por Hugo Moyano , que exigen un recambio de autoridades en la cúpula de la central obrera.

Como una demostración de fuerza e institucionalidad, la cúpula de la CGT abrió ayer su reunión con una novedad: se reincorporan al consejo directivo los representantes de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y de la Asociación de Médicos, dos gremios que habían retirado a sus dirigentes disconformes con el triunvirato de mando. De esta manera, ahora la única silla vacante en el consejo es la que dejó el camionero Pablo Moyano.

A pesar de los cortocircuitos que tienen entre ellos, los triunviros Héctor Daer, Carlos Acuña y Juan Carlos Schmid buscaron disipar las diferencias y eludieron cualquier referencia al acto opositor que encabezó ayer el moyanismo, en Ferro. Los tres jefes cerraron filas para mantener la cohesión hasta la huelga del martes y anunciaron delante de sus colegas del consejo directivo la cantidad de adhesiones que habían recolectado. Se anticipa una medida de fuerza con alto acatamiento y sin servicio de transporte público.

El triunvirato de mando también exhibió como un logro haber tenido la adhesión de los 20 gremios que se nuclean en el Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA), que encabezan el taxista Omar Viviani y el ferroviario Sergio Sasia.

A través de un comunicado, el MASA informó su adhesión y ratificó que insistirá por "la unidad de los trabajadores". Viviani y su tropa estuvieron a un paso de formalizar su regreso a la conducción de la CGT, pero surgieron diferencias en lo relativo a los pasos a seguir para reemplazar al triunvirato de mando.

Schmid fue el que planteó un perfil más combativo en la reunión de la central obrera. "Si el Gobierno no tiene un plan B, lo del martes será solo el comienzo", dijo en Infobae. El portuario ratificó esa postura y minó, así, cualquier acercamiento con el Gobierno antes de la huelga nacional del martes que viene.

Más cautos fueron los dirigentes que integran el sector de "los Gordos", que apuestan a recomponer el vínculo con el Gobierno y ya prevén un encuentro tras el paro. Integran este grupo Daer y Armando Cavalieri, que sufrió ayer otro revés judicial por las irregularidades en el llamado a las elecciones del Sindicato de Empleados de Comercio, previstas para el viernes de la semana próxima.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?