Para Cristina, el juez "agrede" a la democracia al pedir su desafuero

Apeló la decisión de Bonadio y la consideró "poco seria"; ahora decidirá la Cámara
Apeló la decisión de Bonadio y la consideró "poco seria"; ahora decidirá la Cámara Fuente: Archivo - Crédito: AFP
Hernán Cappiello
(0)
21 de septiembre de 2018  

El solo hecho de pedir el desafuero de Cristina Kirchner como senadora para detenerla por corrupción es una "agresión judicial al sistema democrático argentino". Con este argumento, la expresidenta apeló la decisión del juez federal Claudio Bonadio de procesarla como jefa de una asociación ilícita que recaudaba coimas , en complicidad con empresarios "codiciosos" que las pagaban para acceder a contratos de obra pública.

En su escrito, el abogado de la expresidenta Carlos Beraldi atacó la resolución judicial. Dijo que la lectura de las más de 500 páginas de Bonadio es "agotadora" e "inútil" y le cuestionó que sea impreciso en su acusación y violatoria de garantías constitucionales.

Beraldi buscó derribar los argumentos que vinculan a la expresidenta con el esquema de recaudación de sobornos. En ese sentido, el abogado destacó que hasta el propio Bonadio escribió que "no se han constatado entregas de sumas ilegítimas a manos de la propia Fernández", en alusión a Cristina. Y dijo que, con esta frase, el magistrado reconoció que no hay elementos de prueba, a pesar de los cuadernos, las confesiones de los empresarios y funcionarios arrepentidos, los cruces de llamadas o los documentos secuestrados en los allanamientos.

Sostuvo que en los cuadernos de Centeno no aparece la expresidenta. Solo sus domicilios de la calle Uruguay y la quinta de Olivos, pero dijo que en esos registros hay anotaciones que se comprobaron que son falsas, por las fechas o por los montos, según lo que dijeron los arrepentidos, a quienes el juez le dio visos de certeza.

Martín Rodríguez Yebra: El destino judicial empuja a Cristina a competir en 2019

13:29
Video

El defensor de Cristina Kirchner sostuvo que los cuadernos son fotocopias escritas por un chofer "que había sido declarado insano por la Justicia".

Para Beraldi, la declaración de los arrepentidos no fue una decisión libre, sino que declararon a cambio de su libertad y sostuvo que muchos de ellos mintieron. En ese sentido, el abogado apuntó contra el empresario Ángelo Calcaterra , primo de Mauricio Macri , quien a su entender, "insólitamente se presenta como un financista de las campañas del Frente para la Victoria". El abogado atacó las confesiones de Claudio Uberti, de José López y de Ernesto Clarens, y dijo que no fueron registradas en audio o video, lo que impide controlarlas, y "fulmina su validez". Suma a ello otro "dato escandaloso", según su interpretación: la denuncia de un abogado kirchnerista contra el fiscal Carlos Stornelli porque dijo en un programa de TV que no se habían volcado por completo en el acta las expresiones de López en su indagatoria. La defensa recordó que "en los cinematográficos" allanamientos de las casas de los Kirchner "no se halló un centavo que no hubiera sido declarado" ni ninguna bóveda. Asimismo, el abogado cuestionó que la expresidenta no puede ser procesada por asociación ilícita porque ya está procesada por el mismo delito en otra causa por hechos ocurridos en el mismo período y por las mismas personas.

Ahora la Sala I de la Cámara Federal convocará a una audiencia a los abogados y luego resolverá.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.