Suscriptor digital

Copa Libertadores: la Confederación Brasileña apoya el reclamo de Cruzeiro por la expulsión de Dedé

Aquino le muestra la tarjeta roja al sorprendido Dedé
Aquino le muestra la tarjeta roja al sorprendido Dedé Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
(0)
20 de septiembre de 2018  • 22:39

La expulsión del defensor Dedé, de Cruzeiro , en la derrota por 2-0 frente a Boca el miércoles por la Copa Libertadores , desató una nueva polémica por el uso del VAR , consultado por el árbitro Eber Aquino luego del fuerte choque que le produjo la fractura del maxilar inferior al arquero xeneize Esteban Andrada , y provocó que tanto el club brasileño como su federación reclamaran ante la Conmebol.

Dedé fue expulsado por Aquino luego de revisar la jugada a través del VAR la acción en la que el brasileño cabeceó sin intención pero con fuerza excesiva el rostro del arquero rival en un centro sobre el área, y decidió mostrarle la tarjeta roja.

Cruzeiro perdió uno de sus defensores a los 64 minutos, cuando el partido iba 1-0. Unos 18 minutos más tarde llegaría el segundo gol de Boca, cuando Pablo Pérez venció la valla de Fabio y marcó el 2-0 final a favor del xeneize en la ida de los cuartos de final de la Libertadores.

En un comunicado, el club brasileño repudió "de forma vehemente la expulsión absurda de Dedé", acusó al árbitro Aquino de tomar "una de las decisiones más equivocadas en la historia del fútbol" y reclamó que la Conmebol abra una investigación formal "contra ese flagrante e imponderable atentado con contra el fútbol brasileño".

Con esa intención, el presidente del Cruzeiro,Wagner Pires de Sá, viajó a Asunción para pedir formalmente la anulación de la aplicación de la tarjeta roja a Dedé. El dirigente, horas después, consideró que la reunión fue satisfactoria. "Quedé bastante satisfecho por la forma en la que fuimos recibidos en la Conmebol. Estamos indignados con todo lo que ocurrió ayer en la Bombonera. No podemos admitir que la decisión personal de un árbitro ponga en cuestión un sistema tan avanzado como el VAR".

Tras el partido, el propio Dedé pidió disculpas por la jugada pero rechazó la decisión arbitral. "¿Cómo voy a tener maldad con un jugador rival y golpearlo con la cabeza?. Yo creo que el árbitro cometió un error grave y le pido disculpas al arquero porque no lo vi, disculpas de corazón, sabiendo lo que sucedió", declaró el defensor. E insistió en que "si el árbitro me hubiera sacado amarilla, también se habría equivocado".

Además de las gestiones de Cruzeiro al día siguiente, la Confederación Brasileña de Fútbol emitió también una nota afirmando que había enviado una carta a la Conmebol protestando por el "grave error de arbitraje".

"La CBF registra su inconformismo con la decisión del arbitraje y solicita que la Conmebol, valiéndose de sus instancias funcionales, tome todas las providencias oportunas en el sentido de hacer justicia en relación al daño causado al Cruzeiro Esporte Clube y al atleta", comunicó la federación. La intención es que Dedé pueda finalmente jugar el partido de vuelta contra Boca, el 2 de octubre en Belo Horizonte.

Fuente: AFP

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?