Suscriptor digital
srcset

Un dúplex en Victoria con muebles diseñados para ir cambiando a la par de sus jóvenes dueños

Connie Llompart Laigle
Mercedes Giambastiani
(0)
21 de septiembre de 2018  

¿Es posible escapar de la moda siendo joven? La respuesta se despliega en el interiorismo de este dúplex en un condominio de departamentos construidos en C, a pasos del flamante centro comercial Buena Vista, en Victoria. Lo más interesante, quizás, es que resultó ser el hallazgo de un conjunto de mentes treintañeras que trabajaron para forjar una identidad singular y contemporánea, capaz de desafiar el paso de los años con una solución inteligente: la posibilidad de transformarse.

Esta es la historia que escribieron Maggie Oxenford y Nico de Feo, recién casados, cuando les confiaron la ambientación de su flamante hogar al trío de amigas arquitectas Belén Anaya, Josefina Ceppi Perdriel y Lucila Fernández Mosquera, fundadoras de Estudio Trea. El camino implicó una auténtica dinámica de grupo en la cual Maggie catapultaba imágenes en busca de "algo diferente que no canse al poco tiempo", y las chicas hacían funcionar su magia para amalgamar sueños múltiples en pocos metros.

La biblioteca de hierro con estantes de petiribí generó un hall y marca el límite del comedor.
La biblioteca de hierro con estantes de petiribí generó un hall y marca el límite del comedor. Crédito: Javier Picerno

"Diseñamos esta biblioteca geométrica para que el ambiente no se develara de un pantallazo. Divide sin quitar luz ni espacio y propone un recorrido", cuenta la arq. Belén Anaya, del Estudio Trea.

En el comedor, salvo por las sillas de acero inoxidable (Desillas.com) abrigadas con cueritos (Puerto de Frutos), el mobiliario es diseño integral del Estudio. Dos mesas cuadradas de lenga permiten variar la configuración. Completan el cuadro de Lucía Podestá y una alfombra tejida a mano (Elementos Argentinos).

La repetición es un recurso que Estudio Trea utiliza para resaltar conceptos y para aportar flexibilidad al espacio. Se materializa en la variedad de mesas de apoyo -dos mesas ratonas, de vidrio y hierro con terminación tipo acero, y otra triangular, todas de Estudio Trea- y en la dupla de butacas. Una escalera de hierro pintada (Estudio Trea) hace las veces de revistero y de elemento decorativo. El portamacetas es de La Ferme Muebles.

En el sector del living, los butacones pueden usarse como asientos o mesas de apoyo, pero siempre brillan.
En el sector del living, los butacones pueden usarse como asientos o mesas de apoyo, pero siempre brillan. Crédito: Javier Picerno

Definimos el diseño de los muebles con la premisa de crear espacios de uso flexible. Resolvimos pensando en el hoy y en el mañana, en diferentes maneras de habitar los mismos ambientes
Arq. Belén Anaya, Estudio Trea

El butacón de madera en pana color mostaza (Dharma Deco) convive con un sillón de dos cuerpos tapizado en lino con almohadones (Arredo), dos mesas ratonas rectangulares (todo de Estudio Trea), una alfombra a rayas tejida a mano en pura lana de oveja (Elementos Argentinos) y gran espejo repartido (Estudio Trea). Todo bajo la luz cálida de una gran lámpara colgante (Iluminación Agüero).

Un inmenso espejo repartido, amurado a la pared como un cuadro y apoyado sobre el piso, potencia la sensación de amplitud.
Un inmenso espejo repartido, amurado a la pared como un cuadro y apoyado sobre el piso, potencia la sensación de amplitud. Crédito: Javier Picerno

"Para acentuar la verticalidad y la escala del living recurrimos a un espejo de doble altura y a una escalera decorativa en hierro que, además, aporta un guiño, un misterio".

Livianas y traslúcidas, las larguísimas cortinas tamizan la luz y también contribuyen a acentuar la altura de un espacio relativamente chico.

A la der., Maggie Oxenford, dueña de casa.
A la der., Maggie Oxenford, dueña de casa. Crédito: Javier Picerno

La ligereza de los muebles a medida junto con una lograda combinación de tonos blanco, negro, madera y bronce componen una escena ecléctica y actual.

Las arquitectas Belén Anaya, Josefina Ceppi Perdriel y Lucila Fernández Mosquera, creadoras de Estudio Trea.
Las arquitectas Belén Anaya, Josefina Ceppi Perdriel y Lucila Fernández Mosquera, creadoras de Estudio Trea. Crédito: Javier Picerno

Con vista al living, el estar es el espacio más versátil de la casa: aquí miran pelis, pican algo, trabajan y hacen reuniones con un par de mesas de apoyo (Estudio Brocca) y un cómodo sillón esquinero con funda de lienzo tapicero color crudo (Estudio Trea) como anfitrión. Además, una ventana para techo (Velux) lo cambia todo.

El escritorio de Maggie se montó aprovechando un nicho existente con una tabla de lenga amurada, una cajonera (Estudio Trea) y una silla giratoria (Desillas.com). La foto es obra de Maggie; el pez de madera, de Marina Marré.
El escritorio de Maggie se montó aprovechando un nicho existente con una tabla de lenga amurada, una cajonera (Estudio Trea) y una silla giratoria (Desillas.com). La foto es obra de Maggie; el pez de madera, de Marina Marré. Crédito: Javier Picerno

"El interiorismo apunta a destacar la materialidad de la arquitectura y la relevancia del entorno verde. Elegimos muebles simples y delicados a los que dotamos de calidez con géneros o detalles de madera".

Uno de los dos dormitorios del depto se transformó en vestidor a partir de un mueble de guardado en hierro (Estudio Trea) capaz de convertirse en biblioteca el día de mañana. Un par de espejos biselados con marco de hierro (Estudio Trea) completan el espíritu escenográfico del espacio. El colorido kilim, que pertenece a la colección de Facundo Lhez para RugIt, es uno de los elementos preferidos de Maggie.

Sobre la mesa de luz (El Quincho) del dormitorio, cuadro en carbonilla (Estudio Trea); el portamacetas es de La Ferme.
Sobre la mesa de luz (El Quincho) del dormitorio, cuadro en carbonilla (Estudio Trea); el portamacetas es de La Ferme. Crédito: Javier Picerno

Quería que la cama fuera cómoda, atractiva, invitadora. Puse especial atención en el respaldo: elegí el diseño y un herrero lo reprodujo con un delicado acabado mate
Maggie Oxenford

La ambientación de la habitación principal es autoría de Maggie. Sobre la cama, acolchado (Sentido) con blend de almohadones estampados (Ramos Generales) y lisos (Rapsodia). Un par de veladores de aluminio amurados quiebran el estilo campestre.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?