Suscriptor digital

Newell's le ganó a Lanús su primer partido en la Superliga, y hundió más a su rival

Figueroa celebra su gol, Formica quiere sumarse.
Figueroa celebra su gol, Formica quiere sumarse. Fuente: FotoBAIRES
Pablo Casazza
(0)
22 de septiembre de 2018  • 12:42

En un mano a mano entre dos equipos que miran de reojo la tabla de los promedios, Newell's salió ganador y tuvo un respiro ante tanto traspié previo. Lanús, su rival, no sólo se va de Rosario sin unidades, sino que con muchas dudas. La victoria cayó del lado del que la encontró y fue efectivo. El 2-0 parece exagerado, y el resultado final se explica desde la gran tarea del uno rojinegro, Alan Aguerre, que tuvo cuatro atajadas extraordinarias en el primer tiempo.

El equipo de De Felippe pasó de la confusión inicial a un semblante más sereno y ganador. Lanús, que tuvo diez minutos de furia en el arco rival, defendido solo por Aguerre, quedó impotente con el correr de los minutos.

La fase de ataque granate funcionó con esmero entre los diez y los veinte minutos. Tuvo tres chances casi consecutivas. Un gran cabezazo de Herrera, una intervención de Sebastián Ribas en el área chica, y un mano a mano de Pereyra Díaz. Del otro lado Alan Aguerre fue un paredón. Por si fuera poco, le zacó un zurdazo esquinado a Belfonte a los 42.

Pero todo cambió en la última jugada del primer tiempo, en la única llegada a fondo del local. Una torpeza de principiante del experimentado Pereyra Díaz, terminó en penal a Bittolo. Víctor Figueroa, que hasta allí, había sido intrascendente, cambió por gol.

Newell's le ganó por 2-0 a Lanús en Rosario y consiguió su objetivo: ganar su primer partido en la Superliga, algo que buscaba también el equipo que dirige Luis Zubeldía. Los goles los marcaron Víctor Figueroa, a los 45 minutos del primer tiempo, de penal, y Héctor Fértoli, a los 42 del complemento.

Distinto fue el complemento. Newells tuvo mas intensidad, Bernardello se erigió en conductor, y Lanús ni se acercó al área de Aguerre. El local merodeó el arco de Ibañez sin puntada final. Los cambios favorecieron al local. Cabrera, Fértoli y Rivero, le dieron oxígeno y dinamismo.

Lanús se derrumbó. Terminó impotente. Fiel reflejo fue la infracción descalificadora -patada de lesión de Herrera a Fértoli, por el cual fue expulsado-. En una contra final, bien manejada por Amoroso y Callegari, Fértoli puso el dos a cero.

Con esta victoria, Newells alcanzó a Lanús en los promedios con 81 puntos, y ganó por primera vez en el torneo. El equipo de Luis Zubeldía, que declaró que hay tiempo para recuperarse, sumó su cuarta caída en línea, y lleva 13 sin ganar. Jugando así, será complicado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?