La ópera se da un gusto: Juan Diego Flórez se presenta en el Colón

El tenor Juan Diego Flórez trae su voz y su obra solidaria a la Argentina
El tenor Juan Diego Flórez trae su voz y su obra solidaria a la Argentina
(0)
21 de septiembre de 2018  • 15:14

El peruano Juan Diego Flórez es, además del mejor tenor lírico ligero del mundo, una persona comprometida desde hace tiempo con la inclusión social, a través de la música, de los niños y jóvenes en situación vulnerable. En 2016 Telefónica lo convirtió en su Embajador para desarrollar el proyecto "Sinfonía Digital", una apuesta para integrar música y tecnología en la educación de los chicos. Y este miércoles 26 los argentinos podremos disfrutarlo en el Teatro Colón, en el marco del ciclo Grandes Intérpretes Internacionales.

Acompañado por el pianista italoamericano Vincenzo Scalera, Flórez hará un recorrido por las arias que lo han consagrado. Mozart, Donizetti, Verdi, Massenet, Gounod y Puccini formarán parte de un repertorio casi completamente renovado respecto a su debut en el Colón, allá en el ya lejano 2005. Lo único que Flórez repetirá de aquel programa será "Una furtiva lágrima", de Donizetti.

Pero más allá de su distinguida voz, la llegada del tenor a la Argentina se da en un contexto bastante distinto a aquel debut de 2005. Y es que en los últimos años Flórez ha logrado ser reconocido también por sus aportes a la formación musical de niños y jóvenes de escasos recursos. En 2011 fundó "Sinfonía por el Perú", un proyecto social inclusivo a través del cual creó orquestas y coros a lo largo y ancho de su país natal. En reconocimiento por su labor, fue nombrado Embajador de Buena Voluntad de la UNESCO en 2012.

Música y tecnología para la inclusión social

La obra social de Flórez también fue valorada por Telefónica, que en 2016 lo nombró su Embajador y se unió a él para posibilitar el acceso de niños y jóvenes en situación de escasos recursos al universo de oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías y los medios digitales. Así, del sueño de Juan Diego y de la experiencia de la compañía nació "Sinfonía Digital".

El proyecto conjunto de Flórez y Telefónica consiste en un plan global que arranca en Latinoamérica y que combina música y tecnología como palancas de educación e inclusión social. "Sinfonía Digital" cuenta con espacios físicos dotados de instrumentos y recursos tecnológicos donde los niños aprenden música utilizando un escenario digital: una plataforma web de formación musical desarrollada especialmente con la finalidad de crear una comunidad de aprendizaje entre estudiantes y profesores.

Además, impulsaron el centro de formación musical denominado Núcleo Digital "Fundación Telefónica", donde más de 500 niños entre 5 y 15 años asisten diariamente a aprender y participar de diferentes elencos: coro, kínder, coro preinfantil, coro infantil, una orquesta sinfónica y, muy pronto, un grupo de big band.

"En cada núcleo, los participantes se organizan en coros y orquestas sinfónicas, en las que gracias a una metodología exigente y a una mística de alto compromiso e inclusión, se desarrolla en ellos la autoestima, los valores, los hábitos y las actitudes para la vida que los hacen sentirse seguros de que ya nada podrá detener sus sueños", comentó Flórez sobre la importancia de darle a los chicos de bajos recursos una formación musical.

Para Telefónica, por su parte, este proyecto motiva e impulsa a la compañía a seguir adelante en su objetivo de hacer llegar el cambio a cada vez más niños.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios