srcset

Abasto: sabores, poesía y diseño de un barrio clásico y vanguardista

Verónica Mariani
(0)
24 de septiembre de 2018  • 03:11

Si Gardel volviera, se encontraría con una zona tanguera cargada de color en vueltas de filete porteño. También sonreiría al ver cafés notables resistiendo el tiempo; a jóvenes europeos que hoy ofrecen allí sus bailes y sabores; artesanos de primera y de tercera generación; imprentas con aire de heroica poesía y una comunidad de comerciantes que se ayudan como buenos amigos para que no se fugue el alma de sus calles.

La Percalina

Crédito: Virginia Del Giudice

Con el lema "Moda fuera de moda", la Percalina es prioriza el rescate del trabajo de modistas anónimas. La vidriera impecable, la ropa colgando holgada de los percheros y el aroma a lavanda nos devela que, acá, el gran valor está en los detalles. Y por detalles entendemos la rigurosa curaduría de la ropa, su limpieza a mano en casa con jabón blanco, su restauración (si hace falta). Las prendas, sombreros, guantes, pañuelos y accesorios se entregan envueltos en papel de seda con lavanda orgánica en un retazo de tela, como para llevarse a casa un poquito de atmósfera percalina. Guardia Vieja 3566. Mar. a sáb., de 14.30 a 20.30

Los maniquíes de los años 40, algunos de ellos originales de Harrod's Buenos Aires y luego integrantes de la Casa Leonor, son las estrellas de la vidriera de La Percalina.

Pasaje del filete

Así se conoce el tramo de Jean Jaurès al 700, donde se lucen casas y establecimientos intervenidos por los fileteadores Horacio Vega, Marcos Inza y Gustavo Ferrari. Este el arte más emblemático del Abasto y se puede apreciar aquí, en la calle Anchorena y en los pasajes Zelaya y Carlos Gardel.

Crédito: Javier Picerno

Los colores del pasado y la energía del presente encienden el Pasaje del Filete. En el Abasto, la gente se aferra a lo que fue y, al mismo tiempo, busca trascender

Prensa La libertad

Crédito: Javier Picerno

Federico Cimatti fundó en 2008 este taller tipográfico donde se pueden encontrar afiches y otras obras del autor. Una perla por descubrir es el libro La reforma agraria de la poesía, de Clara España, ciento por ciento manufacturado al modo tradicional en tipo de plomo y madera, e impreso en una máquina de 1949. Al margen de esta atractiva rareza, también se realizan trabajos por encargo.

Calzados Correa

Para elaborar un zapato 100% a mano se necesitan incontables años de experiencia, técnica artesanal y sobre todo, una descendencia. Tal es el caso de la Calzados Correa, donde cada integrante de la familia tiene un rol y un oficio zapatero. Junto a un plantel de expertos, llevan adelante una de las casas más solicitadas de calzados del país, y de ahí al mundo. Mario Bravo 750.

Abasto: llegar para volver. Video: Mariana Milanesi

1:00
Video

Una constante de la zona del Abasto es la tradición familiar. Abuelos, padres e hijos se suceden con total naturalidad, como si en el ADN del apellido corriera en el oficio que desarrollan con tanta maestría

Crédito: Javier Picerno

Musetta Caffe

La italiana Cristina Musetta está al frente de este café, establecido como punto de encuentro para escritores y lectores. Se recomienda llegar a media tarde, elegir una mesa junto a la ventana, y alternar la vista entre un libro (propio o tomado de la biblioteca) y los personajes bohemios que lo frecuentan. Billinghurst 894. Lunes cerrado.

Crédito: Javier Picerno

La reina Kunti

El boca en boca nos lleva a un restaurante hindú familiar, donde los sabores no son un moda sino una forma de prédica devota. Cada plato vegetariano que se prepara en el día (muchos aptos para veganos y celíacos) es una manifestación de amor a Dios que se brinda en una casa cálida con aroma a incienso. Humahuaca 3461. Martes a sábados de 12 a 15 y de 20:30 a 00:30hs.

Crédito: Javier Picerno

El Abasto es lo guapo del porteño, la complicidad entre vecinos, los sabores importados, el amor por el oficio, la cultura en cada cuadra y la alegría de saber que siempre se puede volver.

El banderín

Crédito: Javier Picerno

Mario Riesco y su hijo Silvio están al frente del tradicional bar que está cerca de cumplir 95 años y es un emblema del barrio. Fueron pioneros en colgar banderines de equipos de futbol en las paredes, algo que luego imitaron otros lugares cercanos. El bar es un ir y venir de gente desde la mañana, pero se convierte en un punto de encuentro y charla a partir de la hora del vermut. Guardia Vieja 3601. Lunes a viernes, de 8 al cierre.

En el Abasto se instalaron inmigrantes de todos los continentes, y aportan sus culturas y sabores para enriquecerlo aún más

La cresta.

Más que una rotisería deli es una experiencia para todos sentidos y el olfato es el primer agradecido. De aquí se sale feliz, estimulado y más que satisfecho. Para comer al paso, llevar o pedir. Bulnes 829. Martes a sábados de 12 a 15.30 y de 19 a 23.

Crédito: Javier Picerno

Barrio de tango y teatros.

Crédito: Anabella Vitas

Para seguir caminando

  • La casa de las aceitunas: es una puerta abierta a la exploración de sabores de conservas, granos, semillas y, claro, aceitunas. Guardia Vieja 3579.
  • Mercado de flores. En Sarmiento y Acuña de Figueroa se extienden no más de dos cuadras llenas de florerías.
  • Estatua de Gardel. En la esquina del Pasaje Carlos Gardel y Anchorena, zona de espacios de tango turístico, teatros, centros culturales y varias ferias americanas de ropa.
  • Alberto Morales. Artista plástico y gran defensor de la zona. Se puede visitar su taller con cita previa.
  • Le Troquet de Henri. Bar de Henri, francés él, muy recomendado por los vecinos por su atmósfera y sabores exquisitos. Guardia Vieja 3460.
  • Pierino. Cantina italiana precedida por su fama: platos caseros y buen clima general. Lavalle 3499.
  • Museo Carlos Gardel. Es un tributo digno al gran ídolo, desplegado con posters y memorabilia en la casa de su madre, donde pasó sus últimos años. Jean Jaurès 735.
  • Club Atlético Fernández Fierro: Club social y cultural fundado por la Orquesta Típica Fernández Fierro. Sánchez de Bustamante 764.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios