Tras un letargo, repunta la invernada

Repunte para la invernada
Repunte para la invernada
Carlos Marin Moreno
(0)
22 de septiembre de 2018  • 02:15

Oferta escasa

Esta semana, el precio del ternero de 180 kilos llegó a 54-56 pesos por kilo, según plazo de pago y calidad, y el de las hembras, a 50-51 pesos. En los últimos días, las cotizaciones de la invernada salieron del letargo en que habían caído desde hacía varios meses, impulsadas por la suba del gordo y por la inflación.

Javier Lafuente, de la consignataria Melicurá SA, nota demanda firme por este tipo de hacienda, pero oferta escasa. "Los criadores no venden más que la imprescindible esperando que se normalice la economía", apunta. Mientras, la demanda de los invernadores pastoriles puede actuar con más comodidad que la de los feedloteros, muy afectados porque la suba del precio del maíz superó a la del novillito gordo.

"Los engordadores a corral pelean mucho el precio y compran solo los lotes que les permiten cerrar sus cuentas", sostiene. "Con todo, la relación de compra-venta sigue en un buen momento para el invernador: compra el ternero flaco a 54-56 pesos por kilo y vende el gordo a 47-50 pesos, con una relación del orden del 15 por ciento, inferior a la histórica", compara el operador.

Venta con objetivo

Por su parte, Juan Pedro Colombo, de la casa consignataria Colombo y Magliano SA, entiende que "ha habido una actualización de precios de la invernada para no perder terreno frente a la inflación y a la evolución del precio del novillo gordo". Los negocios de los últimos días en la consignataria se concretaron en torno de los 55-56 pesos por kilo para el macho y de los 50-51 pesos para la hembra, con un plazo corriente de 30 y de 60 días, y muy pocos negocios con el 100% a 60 o 90 días.

"La oferta es escasa porque los criadores solo venden terneros para pagar un préstamo o para cancelar alguna compra. Hay muchas variables indefinidas en el horizonte económico y nadie quiere vender y quedarse con pesos", observa Juan Pedro.

Consultado sobre las perspectivas ganaderas para el último trimestre del año, vaticina precios sostenidos en pesos. "Las cotizaciones del novillo en dólares están debajo del promedio histórico y la suerte de cada ganadero dependerá del poder de compra que tenga quien adquiere su producto: de los invernadores, de los consumidores y de los exportadores", advierte.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.