Suscriptor digital

Los desarrolladores van por los conventos

Ubicados en barrios que tienen una demanda potencial, los desarrolladores refuncionalizan los antiguos edificios y construyen nuevos emprendimientos
Ubicados en barrios que tienen una demanda potencial, los desarrolladores refuncionalizan los antiguos edificios y construyen nuevos emprendimientos
Victoria Aranda
(0)
22 de septiembre de 2018  

Los desarrolladores miran a los conventos. Eso es lo que indican dos casos recientes, en Buenos Aires, que están reconvirtiendo viejos edificios en nuevos proyectos inmobiliarios. Dos factores bien diferentes explican lo que no es tendencia pero sí casuística: por un lado, desde el punto de vista empresarial, se trata de superficies considerables que brindan al desarrollador una oportunidad de negocio conjugada con una determinada singularidad desde el punto de vista arquitectónico y, por el otro, desde un aspecto sociológico, los conventos semivacíos, y por lo tanto disponibles, hablan de congregaciones cada vez más reducidas y de cierta crisis de las vocaciones religiosas.

Es en Villa Devoto, el Grupo Portland, junto a MMCV y Piweco, a cargo del diseño y la construcción respectivamente, han "sumado voluntades" para transformar un terreno de 8750 metros cuadrados en un emprendimiento residencial que se construirá en el predio del ex convento Nuestra Señora de la Misericordia. En esencia, se trata de una construcción histórica; 3000 metros cuadrados de claustros, patios y vegetación; un edificio histórico que será refuncionalizado e integrado como viviendas y espacios comunes. "Un broker de la zona nos ofreció el terreno", comenta Ezequiel Leibaschoff, director Comercial de Grupo Portland. "No es cierto que haya sido un terreno con importante deudas de ABL, como se dijo, y que fue por eso que la congregación, que es una Asociación Civil y que no paga ese tributo, se vio obligada a vender. Lo cierto es que las hermanas eran muy pocas y darle al edificio las condiciones de confort necesarias para que vivan resultaba extremadamente caro", aclara. El espacio fue el lugar elegido para desarrollar la presente edición de Casa FOA. "Se trata de un escenario que, con sus patios, sus jardines y sus pisos, se articula con los tres ejes de la muestra que son la arquitectura, el diseño y el paisajismo", comenta Marcos Malbrán, director general de la muestra que tendrá lugar del 21 de septiembre al 28 de octubre.

El convento es una joya arquitectónica con más de 120 años. Entre sus características más salientes se puede apreciar la doble altura de algunas áreas, las ventanas, de grandes dimensiones, con vidrios repartidos y de textura esmerilada. Mención aparte merecen los pisos de cerámicos calcáreos. Están muy bien preservados, con sus colores aún intensos. La desarrolladora planea arrancar la obra en diciembre y se extenderá por un período de 30 meses. El proyecto preserva y refuncionaliza la estructura original como límite físico y simbólico de la forma de los espacios de transición, como las galerías y su relación con los patios y jardines. En total habrá 44 unidades, que van de los 70 a los 235 metros cuadrados. En la planta baja se harán loft de doble altura, con extensión -balcones aterrazados o jardines privados- y piscina para cada uno. Luego, se elevarán 4 pisos con departamentos de 3 y 4 ambientes. Además, tendrá una pileta interna y otra externa, SUM, gimnasio y barbacue área como amenities. La arquitectura en su conjunto compatibiliza el edificio original con un diseño moderno. Respecto a los valores de preventa, Leibaschoff, estima que variarán entre los US$3200 y los US$4200 el metro cuadrado.

En Devoto el ex convento Nuestra Señora de la Misericordia se construirán residencias
En Devoto el ex convento Nuestra Señora de la Misericordia se construirán residencias

De claustro a hotel boutique

El segundo caso que tiene a un convento como protagonista es Casa San José, una nueva propuesta que nace en Villa Crespo. Se trata, en concreto, de un convento de monjas que dejó de funcionar como tal hace más de siete años, a pasos del polo de outlets de indumentaria. El edificio data de 1945 y no tenía un uso actual. "Con el objetivo de darle vida, se realizó un acuerdo para reacondicionarlo, respetando la estética para su uso comercial con tres objetivos: locales gastronómicos, oficinas y hotel boutique", relata Juan Ignacio Mel, gerente comercial de la inmobiliaria homónima a cargo de la comercialización de los dos primeros. "Se trata de un espacio que se reacondiciona ya que en el estado en el que se encontraba perjudicaba la zona que la rodeaba", subraya el comercializador, Según revela Mel, la intención es realizar una explotación propia, ya que el grupo inversor cuenta con una amplia experiencia en el rubro, aunque, de todas maneras, no se excluye la posibilidad de tercerizar su operación. Los locales están divididos en cuatro, pero son unificables. Dos de ellos dan al frente, mientras que los otros dos están orientados a los laterales del edificio. Todos cuentan con salida a un patio central descubierto. En tanto, el hotel se ubica en el primer y segundo piso, con todas sus habitaciones orientadas al patio: "Los locales son amplios, con techos altísimos y ventanales de pisos a techo, algunos con salida a la calle", detalla el especialista precisando los valores actuales de alquiler, que rondan los $120.000 para los dos locales unificados más el patio, y $22.000 para las oficinas.

Otros casos

En materia de reconversión, cabe mencionar la que han vivido otras instituciones. Un caso es el Colegio San José en Balvanera. En 1998, ante una deuda de US$2,5 millones, el colegio anunció su cierre para el fin de ese año. Declarado monumento histórico nacional, finalmente siguió abierto aunque una parte de la manzana se destinó a pequeños locales de perfil mayorista. Otro tanto sucedió en en Avellaneda y Nazca, con el colegio Schönthal que hoy cuenta con locales que sintonizan el espíritu comercial de la zona.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?