Suscriptor digital

Los alumnos no ceden y sigue la toma del rectorado de la Universidad de Córdoba

Las autoridades pidieron que se levante la toma para activar una mesa de trabajo pasado mañana
Las autoridades pidieron que se levante la toma para activar una mesa de trabajo pasado mañana Fuente: Archivo
Gabriela Origlia
(0)
22 de septiembre de 2018  

CÓRDOBA.- Al cierre de esta edición, la asamblea interclaustros de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) debatía el planteo hecho por las autoridades universitarias de iniciar pasado mañana una mesa de trabajo, pero con la condición de que se levante la toma del Pabellón Argentina, edificio núcleo para el funcionamiento de la institución.

La ocupación del edificio cumplió ayer 24 días y las primeras señales apuntan a que la medida se extendería.

Malena, una de las voceras de la asamblea, adelantó que "rechazan" el pedido de la comisión del rectorado de que en la mesa de trabajo a constituirse debe reducirse a cinco la cantidad de representantes del sector.

"Eso rompe nuestro espíritu asambleísta", se plantó. Anoche estaban casi todos los alumnos de la toma anotados para hablar y el tiempo estipulado era de cuatro minutos cada uno.

Yanzi Ferreyra, vicerrector de la UNC, que encabeza el grupo de autoridades que negocian con los estudiantes, explicó que no analizaron el petitorio que elevaron los alumnos "porque la propuesta nuestra es iniciar una mesa de trabajo el lunes, a las 12, con la condición de que, a ese momento, la toma esté levantada".

Insistió en que dejaron "por escrito" esa condición y que, en caso contrario, también "se disuelve la mesa de diálogo".

De todos modos -aunque no describió cómo-, Ferreyra señaló que no cortarán los contactos ni las conversaciones.

Sí aclaró que por fuera de estas instancias están las causas en las que intervienen dos jueces federales, Alejandro Sánchez Freytes, por el amparo colectivo presentado para "reinstalar el orden", y Hugo Vaca Narvaja, quien desde fines de agosto actúa de oficio en la ocupación.

Ferreyra ratificó que no pedirán que se desaloje el pabellón.

Los voceros de los asambleístas, por su lado, sostuvieron que su ánimo es "trabajar sobre los temas que estamos planteando y no reducir el debate a 'toma sí o toma no'. No tenemos certezas de que si levantamos se vaya a trabajar en conjunto. Ni siquiera dejaron entrar un escribano para dejar constancia de lo que se habló".

También pedían la transmisión del encuentro por Facebook Live.

Anoche los estudiantes -no son más de 50 los que están en el pabellón- apuntaron: "Haremos responsable al rectorado por cualquier destrozo o desmán que se produzca porque el jueves hubo patotas de Franja Morada que actuaron y nos golpearon".

"No vemos realmente vocación de diálogo y ya tenemos experiencia de que no es así", señalaron. Y apuntaron que el levantamiento de tomas en las facultades de Filosofía y Psicología es "estratégico para reforzar" el del Pabellón Argentina. A criterio de los asambleístas, si deciden levantar la ocupación no será posible que sean escuchados por las autoridades.

Los manifestantes reclaman que "se haga público el presupuesto universitario" porque no están "de acuerdo con el criterio de distribución". También sumaron demandas por facultades y que se publicite el protocolo de actuación de la policía provincial, que por un acuerdo con la UNC puede intervenir en la zona. Reclamarán cambios al Plan Integral Contra la Violencia de Género y al convenio con la municipalidad sobre jardines de infantes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?