Suscriptor digital

La soja argentina cerró la semana en baja por el repunte del peso

Las fábricas ofrecieron 9200 pesos por tonelada para el Gran Rosario, $300 menos que anteayer y $500 por debajo del viernes anterior; en Chicago sigue la ola de rumores
Las fábricas ofrecieron 9200 pesos por tonelada para el Gran Rosario, $300 menos que anteayer y $500 por debajo del viernes anterior; en Chicago sigue la ola de rumores
Dante Rofi
(0)
22 de septiembre de 2018  • 01:53

El repunte parcial del peso frente al dólar fue ayer el principal fundamento bajista para la soja argentina, dado que tanto las fábricas procesadoras como los exportadores redujeron sus propuestas para la zona del Gran Rosario de 9500 a 9200 pesos por tonelada. Dicho valor, además, quedó lejos de los 9700 y de los 10.000 pesos pagados por dichos sectores el viernes anterior.

"No pasó nada", contó a LA NACION un operador que trabaja en el ámbito de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), en relación con la calma que dominó la jornada de negocios y que dejó como saldo un volumen de ventas casi nulo. Explicó que la tendencia vista en el mercado cambiario en los últimos días derivó ayer en un total acuerdo entre los compradores y los vendedores, "ninguno movió fichas para sacar al mercado del punto muerto", aseguró.

Ayer la relación entre el peso y el dólar pasó de 38 a 36,95, según el tipo de cambio comprador (cotización divisa) del Banco Nación. En balance semanal, la moneda argentina se apreció un 6,83% desde el cierre de la paridad del viernes anterior, de 39,66 pesos por dólar.

La tónica bajista para los precios de la soja también se reflejó en los puertos del sur de Buenos Aires, dado que los exportadores propusieron 9500 pesos para las descargas sobre Bahía Blanca y sobre Necochea, 200 y 500 pesos menos que anteayer. El viernes anterior la oleaginosa cerró en $10.000 para ambas terminales.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) las posiciones noviembre y mayo de la soja retrocedieron ayer US$2,30 y 3, mientras que sus ajustes fueron de 264,30 y de 252,20 dólares por tonelada.

Por la soja de la próxima cosecha para las entregas entre abril y mayo sobre el Gran Rosario no hubo ofertas abiertas, pero la "intención" de pago de los compradores osciló de 240 a 242 dólares por tonelada, por debajo de los 250 dólares vigentes anteayer.

Caja de resonancia

Tras dos ruedas alcistas consecutivas, la soja cerró ayer con leves bajas en la Bolsa de Chicago. Las pizarras mostraron quitas de US$1,11 y de 1,01 sobre los contratos noviembre y enero, cuyos ajustes resultaron de 311,31 y de 316,46 dólares por tonelada. En el balance semanal ambas posiciones subieron un 2% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de 305,16 y de 310,21 dólares por tonelada. Vale recordar que el martes la oleaginosa registró el nivel más bajo desde el 5 de diciembre de 2008, al cotizarse a 299,09 dólares.

Más allá de la toma de ganancias ejercida ayer por los fondos de inversión, la jornada volvió a estar dominada por los rumores sobre las exportaciones estadounidenses de soja, en medio de la guerra comercial que mantiene paralizados los negocios entre EE.UU. y China.

La primera noticia que impactó sobre los operadores la dio Reuters, al asegurar que dos barcos cargados con soja estadounidense marchaban hacia China. La misma agencia de noticias indicó que "un operador de una empresa estatal china respondió que quien sea que está comprando soja estadounidense es 'realmente audaz. No nos atreveríamos a comprar ahora en Estados Unidos'". En el mercado se le dio poco crédito a la noticia. "Fuentes chinas nos aseguran que esos barcos terminarán descargando en otros destinos", contó un operador estadounidense a sus clientes.

Y el otro rumor que ayer se multiplicó entre los operadores, y que por momentos puso al valor de la soja en terreno alcista, estuvo relacionado con lo que en Chicago comienza a denominarse el "Argie Game" o juego argentino, en referencia a negocios que algunas firmas estarían haciendo al declarar embarques de soja estadounidense para la Argentina que, sin tocar tierra, siguen viaje hacia China, pero con "pasaporte" argentino. Ayer la noticia fue que Canadá estaría probando el "Argie Game", con compras de poroto de soja a Estados Unidos y, al a par, con declaraciones de ventas a China.

Para muchos operadores, mientras las tensiones políticas persistan y la guerra comercial se prolongue, será el propio mercado el que buscará las formas de equilibrar el intercambio, no por una concepción altruista de llevar calma a los contendientes de la disputa, sino para usufructuar del mejor modo posible el negocio que la crisis presenta.

Trigo y maíz

En el mercado de cereales argentino, los exportadores volvieron a ofrecer ayer $8000 por trigo disponible para el Gran Rosario; US$220 para Bahía Blanca, y US$210 para Necochea. Por su parte, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los molinos pagaron entre 8400 y 10.600 pesos por tonelada, según calidad. procedencia y forma de pago.

Resultó positivo el cierre de la jornada para el trigo nuevo, ya que los compradores elevaron sus ofertas de 182 a 190 dólares por tonelada para las descargas en el Gran Rosario durante enero; de 184 a 195 dólares para febrero, y de 188 a 200 dólares para marzo. En cambio, en el Matba, las posiciones diciembre y enero perdieron US$2 y 1,10 al cerrar con ajustes de 188 y de 193,50 dólares.

Por tonelada de maíz disponible la exportación pagó ayer $5100 para el Gran Rosario, sin cambios. Para Bahía Blanca y para Necochea las ofertas fueron de 135 y de 131 dólares, frente a los 5000 y a los 5100 pesos vigentes anteayer.

La BCBA indicó que los consumos pagaron entre 4900 y 5400 pesos por tonelada de maíz seco.

Fundamentos para el análisis

En Brasil prevén soja récord y la India le pide un favor a China

Comenzó la siembra

La consultora AgRural proyectó ayer la cosecha de soja 2018/2019 de Brasil en un récord de 120,3 millones de toneladas, con un aumento de 1 mill./t frente al volumen dejado por el ciclo anterior. En su reporte mensual, la firma elevó en 100.000 hectáreas la previsión sobre la intención de siembra, que ahora quedó en 35,8 millones de hectáreas, un 1,85% por encima de los 35,15 millones de la campaña previa. "La siembra comenzó de forma anticipada gracias a lluvias favorables, principalmente en Paraná. Ya se implantó el 1,9% del área estimada en el nivel país, frente a una media del 0,3% en los últimos cinco años".

Pedido de "vía libre"

En medio de la guerra comercial entre EE.UU. y China, el gobierno de la India les pidió a las autoridades chinas que suspendan la prohibición impuesta a fines de 2011 a las importaciones de harina de colza india, un producto que forma parte de las raciones para alimentación animal. Desde la India sostienen que un "vía libre" para su producto será beneficiosa para los productores chinos, ante la posible falta de soja. En China, sin embargo, aún recuerdan que la prohibición se dio tras detectar químicos tóxicos en algunos embarques.

Por: Dante Rofi
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?