Seguirán investigando el caso Antonini

Antonini Wilson
Antonini Wilson Fuente: Archivo
La Justicia rechazó el pedido de prescripción que solicitó Claudio Uberti
Hugo Alconada Mon
(0)
22 de septiembre de 2018  

Once años después del decomiso de un maletín con US$790.550 en Aeroparque, el caso Antonini sigue vivo. El juez en lo Penal Económico Pablo Yadarola rechazó el pedido de prescripción que presentó el ahora arrepentido exfuncionario Claudio Uberti para dar por terminada la investigación y cerrar el expediente.

Yadarola consideró que no corresponde dictar la prescripción, basado en que hay varios involucrados que fueron y aún son funcionarios, en la Dirección General de Aduanas (DGA), por ejemplo, y que eso bloquea el cómputo del tiempo necesario.

"Toda vez que en la presente causa se dirimen imputaciones, entre otros, contra cuatro funcionarios públicos en ejercicio de la función pública", planteó Yadarola, la acción penal emergente de autos permanece vigente toda vez que el cómputo del plazo de la prescripción nunca ha comenzado a operar en la presente causa", argumentó.

Yadarola rechazó así el pedido que Uberti presentó a fines de agosto, tras sostener que habían pasado más de diez años desde que ocurrió su declaración indagatoria, tras su intempestiva salida de la función pública, donde ocupaba el rol de contralor de las concesiones viales (Occovi) y, en la práctica, era el "embajador paralelo" del kirchnerismo ante el gobierno de Hugo Chávez.

El magistrado ya había dado indicios de que rechazaría el pedido de Uberti. Ocurrió en las últimas semanas, cuando ordenó las citaciones a indagatoria del exministro de Planificación Federal Julio De Vido -superior por entonces de Uberti- así como del entonces titular de la Aduana Ricardo Echegaray .

La decisión de Yadarola representa un traspié para Uberti, quien decidió presentarse como arrepentido en la investigación basada en los cuadernos de la corrupción ante el fiscal Carlos Stornelli , planteo que convalidó el juez federal Claudio Bonadio.

En esa pesquisa, Uberti admitió su participación en -o conocimiento de- múltiples delitos. Entre ellos, que Kirchner y Chávez embolsaron retornos por al menos US$50 millones con la emisión de títulos de la deuda soberana argentina. También, el cobro de sobornos entre las empresas concesionarias viales. Y que él actuó como "valijero" para Kirchner, a quien le entregó bolsos en el despacho presidencial con la entonces primera dama, Cristina Fernández , como testigo privilegiado de las entregas.

"Le llevaba 150.000 dólares al despacho del ministro De Vido; luego se lo llevé personalmente al despacho presidencial, y se los entregaba en un maletín a las manos de Néstor Kirchner", rememoró en un momento de su confesión.

Un exchofer de Uberti, en tanto, también se presentó ante la Justicia. Señaló que en aquel vuelo de agosto de 2007, ingresaron otros US$4 millones que no pasaron por los controles, por la existencia de una virtual "zona liberada".

Mientras esto ocurre en los tribunales federales y del fuero en lo Penal Económico, Antonini Wilson continúa en Estados Unidos, donde reafirma su inocencia. "No es justo lo que ocurrió y todo lo que viví estos años", dijo a LA NACION en junio pasado.

Por su parte, el exembajador argentino en Venezuela Eduardo Sadous, quien alertó a la Cancillería en un cable secreto sobre las sospechas de "corrupción" que rodeaban a Uberti en Caracas, aún afronta problemas. A pedido de De Vido, quien lo acusó de presunto falso testimonio, deberá afrontar un juicio oral.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios