Con dólar y riesgo en baja, el Gobierno tuvo la mejor semana financiera del año

El billete retrocedió 6% y el riesgo país perforó los 600 puntos; se notó un ingreso de capitales del exterior para apostar a las altas tasas de interés
El billete retrocedió 6% y el riesgo país perforó los 600 puntos; se notó un ingreso de capitales del exterior para apostar a las altas tasas de interés Crédito: NA
Javier Blanco
(0)
22 de septiembre de 2018  

Pese a pronósticos previos en sentido contrario, tal vez por la fatiga generada tras casi 6 meses de corrida, el Gobierno logró disfrutar de la mejor semana financiera del año, algo que quedó a la vista por:

  • El desplome del 6% del dólar , que venía de cerrar el viernes anterior a $40,51 para la venta al público y clausuró ayer las operaciones a un promedio de $38,14, es decir, con una baja de $2,37 o casi 6% en la semana para marcar mínimos en el mes.
  • La reducción en otros 74 puntos en la tasa de riesgo, que perforó los 600 puntos (quedó en 587) tras haber retrocedido en otros 64 puntos la semana anterior (cuando entre los inversores externos se notó una menor aversión que tardó en derramar sobre la plaza local), con lo que regresó a niveles que no mostraba desde comienzos de agosto.
  • Y los "días de gloria" que tuvieron los bonos y las acciones argentinas en el exterior, con alzas del 5% o hasta 30% en algunos casos, tras largos meses de castigo, que incluso se mantuvieron pese a algunas tomas de ganancias ayer.

El cambio de ánimo ya se había notado la semana anterior en la sólida recuperación que registraron los precios de los activos argentinos más negociados. Pero solo se trasladó a la plaza local cuando el Gobierno mostró que seguía avanzando hacia una reducción del déficit fiscal , mientras avanzaba en la posibilidad de retomar un mejor control de la plaza cambiaria local al dar un nuevo y certero paso para desarmar la bomba de Lebac que se había transformado en un elemento perturbador.

El momento de quiebre llegó entre martes y miércoles con el cambio de tendencia en la cotización del dólar, que parece haber quedado desde entonces en búsqueda de un nuevo nivel de equilibrio tras acumular dos caídas del 2,5% en las últimas 48 horas que no estuvieron "fomentadas" por intervenciones del Banco Central (BCRA) sobre el mercado.

En esos días se pudo ver el efecto que tuvo sobre la plaza el plan diseñado por el BCRA para atravesar sin estrés otro "supermartes". Haber recibido por las Lebac residuales (próximas a desaparecer) más ofertas de compra que las que tenía decidido colocar, lo ayudó a cerrar la operación pactando un interés del 45% anual (inferior al del mercado) y mostrar que resurgía el apetito por invertir en pesos, aunque a tasas altas.

Esa señal además alimentó la demanda de Letras Capitalizables en pesos, que ofreció el Tesoro para darles sustitutos a los inversores que mantenían Lebac e incluso atrajo a capitales del exterior, como no lo hacía desde marzo, que volvieron para apostar a la renta en pesos, pero con la expectativa de poder capitalizarla en el futuro en dólares. Apuestan a una estabilización del tipo de cambio para capturar ganancias haciendo lo que en la jerga denominan carry trade. "Está a la vista que volvió: ayer se notó que dos grandes bancos extranjeros estuvieron ingresando divisas", confirmó el operador Fernando Izzo, de ABC, Mercado de Cambios.

El ingreso de capitales les dio a su vez un respiro a las reservas, que ayer se recuperaron en US$579 millones (quedaron en US$49.561 millones) tras acumular 10 ruedas en franco retroceso (en las que cayeron de US$51.210 millones a US$48.977 millones) afectadas por las ventas realizadas por el BCRA para tratar de mantener bajo control al dólar, la salida de fondos para atender pagos de deuda y la erosión que también habían comenzado a sufrir por un goteo en los depósitos privados en dólares que ahora también se frena (ver aparte).

Pero mientras los operadores festejan los analistas son algo más cautos aún. "No hay duda de que cambió el ánimo hacia el riesgo argentino, pero la dinámica del mercado en el corto plazo está atada a lo que surja de las negociaciones con el FMI", apuntó el Grupo SBS en un informe.

"El proceso de revalorización continuaría, dada la dimensión que tuvo la ola bajista previa agigantada por los temores de los operadores", juzgó por su parte la consultora VatNet. "La estabilidad del esquema requerirá alinear expectativas, reforzadas con un programa financiero claro -logrado en el marco del nuevo acuerdo con el FMI- y transparencia en mecanismos e intervenciones del BCRA en el mercado de cambios", advirtió por su parte Quantum Finanzas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.