Se frenó el goteo de los depósitos en dólares

La estabilidad del tipo de cambio hizo bajar las salidas diarias de un pico de US$316 millones a US$20 millones
La estabilidad del tipo de cambio hizo bajar las salidas diarias de un pico de US$316 millones a US$20 millones Fuente: Archivo - Crédito: Shutterstock
Sofía Diamante
(0)
22 de septiembre de 2018  

Con el paso de los días, la mayor tranquilidad en el tipo de cambio se tradujo también en una menor demanda de retiro de depósitos bancarios en dólares.

La incertidumbre generada por los coletazos de la corrida cambiaria había provocado que entre el 30 de agosto y 13 de septiembre cayeran US$1667 millones, según datos de la consultora LCG. Pero en las últimas jornadas parecen estar estabilizándose: pasaron de una demanda máxima de US$316 millones el 31 de agosto a US$20 millones diarios desde el 11 de septiembre.

"Hubo una sobrerreacción vinculada a nuestra historia reciente. Si bien hubo jornadas donde los montos retirados fueron bastante significativos (entre US$300 y US$200 millones), en los últimos tres días crecieron o se mantuvieron prácticamente estables, lo que hace pensar que parte de la desconfianza de las últimas semanas se fue disipando", dice Lucía Pezzarini, economista de LCG.

"Es muy pronto para hablar de estabilidad, pero es de esperar que la tranquilidad de estas últimas jornadas se vea reflejada en la dinámica de los depósitos. También creemos que hubo una sobrerreacción, porque ya hubo otras ocasiones donde las bajas diarias fueron similares o menores, pero prolongándose por semanas (luego de implementado el cepo, en mayo y junio de 2012, por ejemplo). Y todo esto en un escenario donde el colchón de depósitos no era ni la mitad del stock actual", agrega.

Si bien a partir de junio los depósitos en dólares habían aumentado, producto de que el comienzo de la corrida cambiaria había incentivado una mayor demanda, los ahorristas no retiraron esos dólares del banco. Después, con la devaluación más brusca de agosto, comenzaron a subir los retiros de depósitos. Sin embargo, esto no se tradujo en una preocupación en el mercado, ya que el sistema bancario está solvente y con liquidez, producto de una norma del Banco Central que solo les permite a los bancos prestar dólares a las empresas cuyos ingresos son en esa divisa.

"No hay un descalce de moneda como sucedió en 2001. Actualmente los depósitos en dólares ascienden a US$27.000 millones, de los cuales la mitad están prestados y la otra mitad están en encajes", dice Federico Furiase, de la consultora EcoGo. El stock actual es 2,5 veces superior al de diciembre de 2015, cuando asumió la administración Cambiemos.

"De esta manera se puede responder rápido ante una merma de los depósitos. Cuando se impuso el cepo cambiario, en 2011, los depósitos en dólares bajaron un 50%: de US$14.000 millones a US$7500 millones, y no hubo una crisis", agrega.

En cuanto a los depósitos en pesos, las colocaciones mayoristas (los depósitos de más de un millón de pesos) crecieron un 56% en agosto, lo que significa un alza real de 16%, según informó LCG. Las colocaciones minoristas, sin embargo, todavía siguen rezagadas con un incremento de 23%, pero una baja real de 8%.

"El aumento de depósitos mayoristas se debe, por un lado, a que mejoraron sensiblemente el rendimiento, y esto gracias a que el Banco Central les permitió a los bancos cubrir la nueva suba de encajes de cinco puntos con la compra de Letras de Liquidez (Leliq), que rinden 60%. La tasa badlar (la que pagan los plazos fijos mayoristas) está en 45%, mientras que hace un mes atrás rendía 35%", dice Pezzarini.

"Otro factor es que rinden lo mismo que una Lebac, cuando hace unos meses el spread había sido de hasta 13 puntos porcentuales (badlar en 32% vs. Lebac al 47%) desalentando las colocaciones a plazo", agregó.

La merma en las colocaciones minoristas en pesos, por otro lado, se puede explicar porque la mejora de tasas de esos depósitos no fue suficiente, ya que rinden 36%, menos que una Lebac y menos que otros depósitos a plazo, como los UVA.

"Ante la incertidumbre cambiaria (el dato todavía es el de agosto) y ya que el plazo fijo apenas supera la inflación, el inversor minorista puede querer al menos asegurar sus ahorros en dólares", dijo Pezzarini.

Por la senda de una progresiva recuperación

56% Depósitos mayoristas

El aumento fue por un mayor rendimiento de la tasa badlar (se toma de referencia para los depósitos mayores a un millón de pesos)

23% Depósitos minoristas

La suba significa una caída real del 8% para los depósitos en pesos

20 millones de dólares

Fue el retiro diario de depósitos en dólares desde el 11 de este mes, mucho menor que el ritmo de fines de agosto

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.