Suscriptor digital

El Gobierno: un viaje sin escalas del entusiasmo al temor por la economía

La primera reacción oficial ante el escándalo de los cuadernos fue positiva por el impacto sobre el kirchnerismo; pero después se impuso la preocupación por el efecto en la obra pública
La primera reacción oficial ante el escándalo de los cuadernos fue positiva por el impacto sobre el kirchnerismo; pero después se impuso la preocupación por el efecto en la obra pública Fuente: LA NACION
Mariano Obarrio
(0)
24 de septiembre de 2018  

En el origen de la causa de los cuadernos de las coimas el gobierno de Mauricio Macri celebró la detención de exfuncionarios y empresarios porque afectaba al kirchnerismo y porque supuso que podía sacar de la agenda pública la crisis económica y el tema de los aportes irregulares de la campaña de Cambiemos. Pero en las últimas semanas, la Casa Rosada pasó a pedir celeridad para elevar la causa a juicio oral a fin de evitar efectos económicos no deseados.

A los pocos días de que estalló el escándalo, Macri dijo: "Hoy más que nunca necesitamos que la Justicia nos diga si es es verdad, que nos demuestre que no hay impunidad, porque necesitamos creer en nosotros mismos". La apuesta era a que el avance judicial clarificara el panorama. Sin embargo, poco antes de que se cumpliera un mes del caso, la preocupación viró hacia la economía. "En el corto plazo esto afecta la imagen del país. Seguramente todo este proceso de los cuadernos genera todavía más razones para que se profundice la recesión".

El ministro de Justicia, Germán Garavano , aseguró el martes último, luego de una reunión de gabinete, que el Gobierno espera la elevación a juicio oral para que haya sentencia sobre la expresidenta Cristina Kirchner . Y estimó que en el primer semestre de 2019 el caso podría ser elevado a juicio, luego de que las apelaciones fueran resueltas por las cámaras Federal y de Casación. Estiman en mayo o junio de 2019.

"Preocupa el desprestigio de los empresarios y por eso convendría acelerar las definiciones del juicio oral para evitar las consecuencias económicas de la causa", señalan fuentes oficiales.

El Gobierno también prepara un decreto de buenas prácticas en licitaciones para garantizar transparencia. "Se abre una nueva etapa en la obra pública porque los bancos no pueden prestar en esta incertidumbre", agregan. Incluso, no descartan que muchas empresas constructoras sean compradas por capitales extranjeros o que sus obras en marcha se transfieran a otras.

En la Casa Rosada descuentan que la Cámara Federal confirmará el procesamiento y la prisión preventiva de la expresidenta dictados por Bonadio.

El Senado deberá decidir si le quita o no los fueros. Un sector considera que el PJ no le soltará la mano y trabará los dos tercios necesarios para quitarle los fueros. Pero otro sector intuye que los senadores del PJ no podrán sostener la presión social y el costo político y electoral de salvarla de la prisión.

El escenario de "Cristina presa" genera temores por las consecuencias en las calles y en la política electoral. "Las opiniones están divididas acerca de cómo impactará", dicen.

Según pudo saber LA NACION, la principal preocupación pasa por la desconfianza que genera en la economía la situación judicial de la expresidenta y de los empresarios de la construcción. Muchas inversiones en obra pública y en la construcción privada podrían postergarse.

En el Gobierno se impuso la preocupación por el efecto de la causa de los cuadernos en la obra pública
En el Gobierno se impuso la preocupación por el efecto de la causa de los cuadernos en la obra pública Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

Por eso, en la Casa Rosada gana terreno la hipótesis de esperar a que haya sentencias firmes para rescindir contratos de obras en marcha otorgados en el kirchnerismo.

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich , conformó un fideicomiso para que los bancos puedan prestarle dinero que no pueden prestarles a empresas sospechadas de corrupción. De todos modos hay temores de que haya menos inversiones privadas en los planes de participación público privada (PPP).

Otra de las preocupaciones del Gobierno consiste en que la causa de los cuadernos no le generó ninguna mejora a la imagen de Macri y tampoco le hizo bajar demasiado la popularidad a Cristina Kirchner, que tiene un piso alto, que no se altera, pero un techo electoral bajo, que le quita margen para crecer.

La expresidenta sigue siendo la mejor rival en los escenarios electorales del asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba y del jefe del Gabinete, Marcos Peña . Sin embargo, otros lamentan que la permanencia del fantasma de su posible regreso al poder, aunque remoto, sigue atrasando las inversiones.

"Su permanencia como candidata potencial hace que nadie ponga un peso en este país", se sinceró un funcionario. Y los empresarios observan con malhumor que muchos de sus colegas están presos o procesados.

Otra inquietud del Gobierno es que la causa de los cuadernos no ocultó el mal clima por las penurias económicas: inflación del 3,9% en agosto; desempleo del 9,6%, y caída de la actividad económica de 4,2% en julio.

"La gente sigue mirando al bolsillo, los cuadernos no llegan a las clases medias y bajas y en los próximos días podría haber transferencia a precios por la devaluación", señalo una fuente oficial.

El único alivio fue la baja del riesgo país, del dólar, y la suba de la Bolsa y los bonos soberanos. En la Casa Rosada creen que los cuadernos generan problemas económicos en el corto plazo, pero confían en una recuperación para 2019.

Por otro lado, el Gobierno dice enterarse de las novedades de Bonadio por los diarios. Asegura no tener incidencia en la Justicia bajo el principio de la independencia de poderes, especialmente en el caso de los cuadernos.

Por eso mismo, también teme que algunos jueces busquen legitimarse investigando a funcionarios macristas para neutralizar las denuncias del kirchenrismo sobre una persecución política del propio Macri a la expresidenta.

El punto más expuesto es el de la empresa Iecsa, que dirigía el primo de Macri Ángelo Calcaterra, que tuvo una intervención clave en la obra pública durante el kirchnerismo.

La voz de Macri

La respuesta presidencial fue cambiando con los días

4 de agosto

"Cuando ustedes escuchan de esos cuadernos, cuesta creer que podemos todos juntos construir una Argentina distinta, con todos dentro de la ley, empujando"

"Hoy más que nunca necesitamos que la Justicia nos diga si eso es verdad, que nos demuestre que no hay impunidad, porque necesitamos creer en nosotros mismos"

19 de agosto

"Muchos me dicen que no me conviene [que Cristina Kirchner vaya presa]. Pero esto que pasa le conviene al país, es fundacional para la Argentina (...). Esto es superior a ver Netflix"

23 de agosto

"En el corto plazo esto afecta la imagen del país. Seguramente todo este proceso de los cuadernos genera todavía más razones para que se profundice la recesión"

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?