El cartel: los "precios cuidados" de las obras

El exministro de Planificación Julio De Vido, junto al entonces presidente de la Cámara de la Construcción Carlos Wagner, en 2008
El exministro de Planificación Julio De Vido, junto al entonces presidente de la Cámara de la Construcción Carlos Wagner, en 2008 Fuente: Archivo - Crédito: Télam
(0)
24 de septiembre de 2018  

El presidente de la constructora Esuco y extitular de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Carlos Wagner, dejaba listos los pagos en una de las sedes de su empresa, en la calle San José 151.

Allí, describió Oscar Centeno en sus registros manuscritos, "completaban los bolsos" que él llevaba en su auto vacíos. En 2013 era frecuente que la entrega del dinero recaudado se hiciera en la Jefatura de Gabinete, en ese entonces a cargo de Juan Manuel Abal Medina . Quien recibía el dinero era el coordinador técnico, Hugo Martín Larraburu, precisó el chofer.

En esta época las entregas de dinero de origen empresarial se volvían cada vez más tensas. Centeno conducía el Toyota Corolla atento a lo que sucedía entre los pasajeros y no dejaba pasar una discusión ni conversación por alto. El 6 de septiembre de 2013, después de "llenar" un bolso con dinero en la sede de la empresa de Wagner, Martín Larraburu y Roberto Baratta discutieron.

Larraburu le pedía a Baratta que le entregara el dinero al primo de Abal Medina, porque él no quería salir de Presidencia para hacerlo. Baratta se negaba por una cuestión de "seguridad", y Larraburu le dijo: "Pero si [José María] Olazagasti lo hace siempre". Aludía al secretario privado de De Vido, quien también está detenido y fue procesado como miembro de la asociación ilícita. Además de este tipo de discusiones, Centeno relató que en algunas ocasiones un auto parecía haberlos seguido.

Cómo funcionaba el mecanismo de las coimas que trasladaba el chofer de Baratta

4:01
Video

Con relación a Wagner, Centeno describió que, además de entregar bolsos desde su empresa, se reunía con Julio y Santiago De Vido , Carlos Mundín (de la firma BTU) y Baratta en una esquina porteña que todos frecuentaban: el restaurante Croque Madame, en Libertador 1902 (delante del Museo Nacional de Arte Decorativo). De esas reuniones hay registros audiovisuales que LA NACION publicó.

Centeno escribió que escuchaba siempre las conversaciones que Baratta tenía por teléfono mientras volvían en el auto. Después de una de las reuniones en Croque Madame, el chofer escribió: "En el camino el Licenciado hablaba de cuatro obras en el Sur y dos obras en el Norte, obras de infraestructura de gas".

En su declaración como "arrepentido", Wagner describió cómo funcionaba el sistema de cartelización de la obra pública del que él formó parte. Reconoció haber sido uno de los organizadores y mencionó qué empresas de las que nucleaba la Cámara pagaron sobornos y participaron del "club de la obra pública".

La declaración de Wagner fue explosiva: involucró a Cristina Kirchner, a una nueva tanda de directivos de empresas que también fueron procesados, y condicionó a los empresarios que declararon antes que él, quienes habían dicho que solo habían hecho "aportes de campaña".

Javier Fernández (AGN)

  • Recibió dinero: Un dato curioso es que, a diferencia de la mayoría de los registros que hacía Centeno, donde se describía cómo los exfuncionarios de Planificación recibían dinero, a Javier Fernández, operador judicial del kirchnerismo, se le entregó dinero en su domicilio
  • "Javier de inteligencia": Cuando registra las visitas al domicilio de Andonaegui 2138, donde reside Fernández, Centeno menciona a Javier Fernández como "Javier de inteligencia" porque no sabía su apellido
  • Su vínculo con Stiuso: El exjuez Norberto Oyarbide, quien declaró en la causa por ser acusado de recibir dinero de los exfuncionarios, apuntó que Fernández y el espía Jaime Stiuso lo "apretaron" para sobreseer a los Kirchner en 2009

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.