El desborde de Julio Velasco y los entretelones de un triunfo histórico del voleibol

El festejo de Velasco, al que le seguirían varios cortes de manga, una imagen no habitual en él
El festejo de Velasco, al que le seguirían varios cortes de manga, una imagen no habitual en él Crédito: NA
Germán Leza
(0)
22 de septiembre de 2018  • 01:00

Explosión y desborde. Por un lado, lo vivido ayer fue una proeza épica por dos razones fundamentales: la selección de voleibol le ganó al campeón del mundo y se sobrepuso con entereza a fallos que la perjudicaron. La Argentina venció a Polonia 3-2 (16-25, 25-19, 25-23, 23-25, 16-14) por la segunda rueda del Mundial de Italia y Bulgaria en la ciudad búlgara de Varna, y disputó un último set que muchos jamás olvidarán. Por otro lado, Julio Velasco , uno de los entrenadores más respetados del mundo, que se apega siempre a la sensatez y a la mesura, sorprendió con una conducta impropia de él: explotó luego de que el gran remate de Sebastián Solé sellara el triunfo argentino, gritó el punto y salió disparado, en una corrida similar a aquella de Rubén Magnano tras "la palomita" de Manu Ginóbili . Y le agregó un detalle inesperado: un corte de manga que repitió efusivamente ante el silencio del público polaco. Una acción que el propio Velasco condenaría. Por eso, sorprendió su gesto, más allá de ese final dramático.

¿Qué sucedió? La Argentina ganaba 10-9, pero dos fallos arbitrales perjudicaron al equipo de Velasco y cambiaron el rumbo del partido. Facundo Conte había rematado dos veces, la pelota rozó las manos del rival y luego salió de la cancha. En el voleibol, a esta jugada se la conoce como el célebre "manos y afuera", una de las maneras más recurrentes de ganar una bola. Primero, el juez decidió que se juegue nuevamente el punto -cuando tendría que haber sancionado tanto a favor de la Argentina- y después decidió no constatar la acción con los asistentes de video, a pesar de que la evidencia exigía lo contrario. El conjunto europeo pasó a ganar 12 a 10 y Velasco se trenzó en una fuerte discusión con el juez dominicano Yuri Ramírez Ortiz. Enseguida, Polonia se adelantó 14-11. Y entonces prosiguió un desenlace de película y una remontada heroica que le dio un triunfo histórico a la Argentina por 16-14.

Velasco explotó porque no es la primera situación de fallos injustos que transita la selección en este certamen. En la primera rueda, ocurrió en la derrota ante Italia, país organizador. Es curioso atender al siguiente detalle: el argentino Guillermo Paredes es el presidente de la comisión de árbitros de la Federación Internacional de Voleibol (FIVB). Después del partido, Velasco había elogiado a su equipo: "Vi algunas situaciones controversiales, pero a pesar de ellas seguimos jugando. ¡Estoy muy, muy orgulloso de este equipo! Es prácticamente imposible clasificarse a la próxima etapa, pero estamos acá para dar lo mejor y para jugar por el honor de nuestro país".

Luego de la victoria, los jugadores argentinos ironizaron con el gesto del pedido de challenge
Luego de la victoria, los jugadores argentinos ironizaron con el gesto del pedido de challenge Crédito: NA

Un panorama complejo

Con esta victoria, la Argentina, que disputa la segunda rueda en el Grupo H junto a los serbios, los polacos y Francia, suma 8 puntos. Todos los equipos arrastran su puntaje del grupo anterior. Polonia tiene 16 unidades, Serbia 14 y Francia 12. ¿Por qué Velasco aseveró que las chances de clasificación de la Argentina a una próxima rueda son "casi imposibles"? Conviene explicarlo. Solo pasarán los líderes de los cuatro grupos y los dos mejores segundos. Estos conformarán dos grupos de tres y se medirán todos entre sí. Y finalmente, los mejores de cada zona se enfrentarán en las semifinales.

Luciano De Cecco , armador y campeón en Italia con Perugia, es la figura más relevante del seleccionado argentino. A pesar de eso, Velasco optó por darle más protagonismo al otro armador, Maximiliano Cavanna. Aunque De Cecco fue fundamental para el triunfo en el cierre del duelo contra Polonia. "Queríamos ganar, peleamos cada set y lo logramos. Creo que jugamos un partido increíble", dijo 'Cachete' De Cecco luego del partido.

En una de las últimas conferencias que dio Velasco en el Cenard destacó algunos triunfos de la Argentina en los últimos dos años ante potencias mundiales como Brasil e Italia. Y expresó que aún le falta regularidad al equipo para que estos golpes sean más usuales. Ayer lo logró nuevamente, y ante el campeón del mundo. La labor del próximo entrenador, Marcelo Méndez, seguramente será profundizar esta senda que cimentó el exentrenador de Italia. Desbordes al margen.

El festejo tras la enorme victoria sobre Polonia
El festejo tras la enorme victoria sobre Polonia Crédito: NA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.