Suscriptor digital

Ferstival de San Sebastián: Danny DeVito recibió el primer Premio Donostia

El actor agradeció al público que aun acude a los cines a ver las películas en pantalla grande
El actor agradeció al público que aun acude a los cines a ver las películas en pantalla grande
(0)
22 de septiembre de 2018  • 18:47

SAN SEBASTIÁN.- Danny DeVito ha sido el gran protagonista en la segunda jornada del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, donde recibió el primer Premio Donostia otorgado en esta edición. Emocionado y en medio de una larga ovación del público que colmaba el auditorio del Kursaal, el actor, director, guionista y productor estadounidense, agradeció "el enorme honor" de este reconocimiento a su trayectoria de casi cinco décadas. "Quisiera dedicar este premio a todos los fans, a los que aman el cine, a los que deciden reunir un poco de dinero e ir a las salas a ver nuestras películas en pantalla grande. Les quiero mucho por todo ello y por este galardón. Les doy las gracias desde mi corazón", dijo DeVito, que la noche del sábado recibió el trofeo de manos del cineasta español Juan Antonio Bayona.

Pocas horas antes de la gala de premiación, en su encuentro con la prensa Danny DeVito repasó distintos momentos de su extensa trayectoria, que a lo largo de más de cuatro décadas, desarrolló principalmente como actor, pero que también abarca trabajos como director, guionista y productor. "Afortunadamente, durante toda mi carrera me fui encontrando con cosas maravillosas -dijo DeVito-. Hay que animarse a dar distintos pasos. Y a mí siempre me interesó saber cómo se hacen otras cosas, cómo es posible ayudar a plasmar la idea de un director, cómo resolver los problemas que van surgiendo en una producción. Me resulta difícil elegir una sola faceta del mundo del cine, porque todas me encantan".

La guerra de los Roses, Tira a mamá del tren, Batman vuelve, Hoffa, Los Ángeles confidencial, Gemelos, Pulp Fiction, La joya del Nilo, son apenas un puñado de los numerosos títulos que Danny DeVito lleva realizados delante y detrás de cámara. Todos capítulos de un camino en el cine "siempre muy emocionante", tal como confiesa haberlo sentido "desde la primera vez que me dieron un trabajo como actor".

El mundo del cine, según recordó, lo atrajo desde la niñez. "Pasaba los fines de semana dentro de las salas, viendo películas y preguntándome cómo se podían materializar, observando a mis actores favoritos y pensando lo maravilloso que sería ser como esos ídolos, Jerry Lewis, Humphrey Bogart, los hermanos Marx... Pero nunca imaginé que yo también podría hacerlo algún día", señaló este hombre de baja estatura y enorme talento, que acaba de ser reconocido con todos los honores en Donostia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?