Huracán gana, despierta optimismo y suma tres triunfos en fila: derrotó 2-0 a un Tigre que pagó caro sus indecisiones

Argentina Superliga
  • 0
Tigre

Tigre

  • 2
Huracán

Huracán

  • Juan Garro /
  • Diego Mendoza
Andrés Vázquez
(0)
23 de septiembre de 2018  • 09:52

No provoca halagos ni deslumbra por su juego. Sin embargo, con una idea a la que todavía le faltan ajustar algunos detalles, Huracán gana y despierta optimismo. En Victoria, por la sexta fecha de la Superliga, derrotó 2 a 0 a Tigre y consiguió el tercer triunfo consecutivo. El héroe del Globo fue Juan Garro, que ingresó por Andrés Chávez y a los 31 minutos del complemento marcó el gol que abrió el triunfo. El otro tanto lo hizo Diego Mendoza, a las 49.

En una jornada pesada en el termómetro, el triunfo de Huracán se explica en la solidez de sus defensores y la eficacia de sus delanteros. Sin brillar, muy práctico y efectivo, aprovechó cada desconcentración de Tigre para sacar ventajas en un encuentro muy parejo. El equipo dirigido por Ledesma estuvo lejos de mostrar el juego y la actitud que mostró en otros partidos que actuó como. Trabajó más la pelota, en especial cuando se juntaban Menozzi y Montillo (aunque intermitente), pero careció de peso ofensivo y pagó caro las indecisiones.

El Globo fue elaborando el triunfo con mucha paciencia. Poco le importó el penal que Augusto Batalla le atajó al delantero Andrés Chávez, a los 12 minutos. Sin entrar desesperaciones y enfocado en el arco rival, comenzó a manejar la pelota en el mediocampo con Damonte y a generar situaciones claras de gol mediante los desbordes de Gamba y Auzqui. Pero le faltó la.puntada final para abrir el marcador. A los 35, el defensor Galmarini salvó a los de Victoria en la línea, tras un tiro del colombiano Roa.

En el segundo tiempo, Tigre tomó el control del juego y con Menozzi como conductor llevó peligro al arco de Marcos Diaz. A los 14, tras una serie de rebotes, le tapó un potente disparo del volante Jorge Ortiz. Sin embargo, con el criterioso andar de Damonte y la predisposición de Cristian Chimino, el equipo dirigido por Alfaro pudo tomar las riendas del partido y sacar ventaja cuando peor la pasaba. A los 31 minutos, Chimino envió un gran centro al área de Tigre que Garro conectó cabeza para el 1 a 0. Sobre el final, Mendoza decoró el resultado 2 a 0 con un fuerte remate desde afuera del área.

En silencio, sin nombres jerarquía pero con una idea marcada a fuego, el equipo de Gustavo Alfaro abastece sus propias expectativas por encima de desarrollos y resultados. Sin deslumbrar por su juego, pero equilibrado en todas sus líneas acumula triunfos y ratifica intenciones de querer ser protagonista en la.Superliga. De ahí que su ubicación en la tabla no es ninguna casualidad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.