Suscriptor digital

Guillermo dejó fuera del superclásico Boca-River a Fernando Gago: la razón de la decisión

Franco Tossi
(0)
22 de septiembre de 2018  • 20:55

Carlos Tevez ya supo experimentar la sensación frustrante que hoy le toca vivir a Fernando Gago. Hace casi un mes, cuando Boca enfrentó a Huracán en Parque de los Patricios, el volante produciría su vuelta al equipo tras los rumores del retiro de la actividad profesional. También aquel encuentro arrastraba la noticia llamativa de que su compañero se había quedado fuera de la lista de los concentrados: según Guillermo Barros Schelotto, sus condiciones futbolísticas no estaban a la altura de la exigencia. Hoy el N°5 recibió la misma noticia y, por ende, ni siquiera irá al banco de suplentes frente a River. Aunque la razón es otra.

Este mediodía, tras la última práctica antes de disputar el superclásico de este domingo en la Bombonera, el Mellizo tuvo una charla a solas con Gago para comunicarle su determinación. ¿Qué pasó? La realidad es que el cuerpo técnico hace varias semanas nota que al futbolista de 32 años le resultan difíciles los entrenamientos. No se trata de una cuestión de juego, aspecto que para nadie entra en discusión, sino más bien físico.

De hecho, aquella situación en la pretemporada que tanto le bajó la autoestima, a tal punto de pensar en ponerle fin a su carrera, claramente no tenía que ver con su desgarro en medio de la puesta a punto: la racha de lesiones tuvo su influencia, pero sobre todo fueron las dificultades para adoptar el ritmo de sus compañeros y el del fútbol argentino las que ostentaban un importante peso en su cabeza. "Cada vez que una práctica se pone dura, él se va desmoralizando", había deslizado Daniel Angelici, el presidente boquense.

Guillermo no cuenta con Gago para el superclásico.
Guillermo no cuenta con Gago para el superclásico. Fuente: FotoBAIRES

Desde su retorno, el 26 de agosto, el xeneize disputó cinco encuentros oficiales. Sin embargo, él participó en tres, todos ellos como titular. Aquella noche ante el Globo jugó los 90 minutos, pero en los restantes no completó el partido: disputó 68 ante Libertad de Paraguay, en la vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores, y 71 ante San Martín de Tucumán, por la Copa Argentina. En aquellos partidos, el capitán dejó buenas sensaciones con la pelota sin llegar a mostrar la versión que todos conocen de él, pero a la hora del retroceso y la marca fue evidente que sus compañeros y rivales estaban algunos pasos más adelante en lo físico.

Por eso es que los Barros Schelotto decidieron apartarlo. Aunque le propusieron jugar en el encuentro de Reserva del domingo a la mañana, con la intención de que sume minutos, el que suele ser capitán del equipo no aceptó; es una situación que ya ha pasado algunas semanas atrás, pero el jugador siempre se negó debido a que considera que solo debe ponerse a punto con trabajos a la par del plantel. Por eso es que sí conformó a ambos el acuerdo para que desde este domingo por la tarde, antes de que se dispute el superclásico, comience un trabajo exigente de varios días para que vuelva a tomar forma en una especie de mini-pretemporada.

Estar ausente fue un motivo suficiente para Tevez, que se motivó y hace varios partidos que volvió a la consideración del Mellizo. Por qué no pensar que los efectos pueden ser idénticos en Gago.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?