Cuatro operaciones y cinco años sin jugar no frenaron la pasión de Hernán Olivari por el rugby

Hernán Olivari, que a los 34 años disfruta de su "segundo debut" en la primera de Belgrano
Hernán Olivari, que a los 34 años disfruta de su "segundo debut" en la primera de Belgrano Crédito: Rodrigo Néspolo
Gonzalo Capozzolo
(0)
22 de septiembre de 2018  • 22:05

El rugby suele ofrecer historias de superación que se asemejan más a las películas que a la realidad. Una de ellas tuvo como protagonista a Hernán Olivari, quien a sus 34 años vivió su "segundo" debut en la Primera de Belgrano . Con una dilatada carrera, el medio-scrum volvió a la titularidad después de cinco años y resultó determinante: con un try que evocó al pasado, el 9 abrió el camino para la goleada de su equipo en el clásico frente a Alumni por 40-15.

"La estaba por pasar, vi que se fue el poste, así que arranqué rápido y por suerte me salió. La verdad es que no lo pensé mucho", explicó sobre su try, el primero de Belgrano en el partido. Iban poco más de 5 minutos, el visitante ganaba 3-0 y en el primer ataque a fondo Olivari tomó la pelota del ruck y agarró mal parada a toda la defensa rival; su pique corto explosivo y elusivo sorprendió a la gran mayoría en Virrey del Pino.

Alrededor de cinco años debió esperar Pepe para volver a vivir esa sensación. Y es 'alrededor' porque ni él sabe con precisión cuando fue su último partido. Sí recuerda su debut, el 26 de junio de 2004, contra Hurling, cuando Belgrano se llevó la victoria. "Tenía 20 años, estaba muy ansioso y nervioso. Los años te llevan a vivir esto con más tranquilidad, a disfrutarlo", comparó, y agregó: "No podría decir hace cuánto esperaba este partido. Tenía muchas ganas de volver a jugar y esta semana se dio todo. Poder jugar de titular, ganar, y además hacer un try. Estoy muy contento".

En estos años, el medio-scrum debió posponer el sueño del regreso por diferentes motivos en más de una oportunidad. Pasó por cuatro operaciones, una en la cadera, otra en el tobillo y dos en la mano. Aunque ya está 100% recuperado, aclaró entre risas que por las dudas prefiere no tocar ese tema. También cambió de posición en un momento y en otro dejó por temas personales lo que hizo que retrasara su regreso. "Tengo que disfrutarlo porque el año que viene voy a tener 35 así que no voy a tener muchas oportunidades más como ésta".

Desconocido para gran parte del público, el 9 integró de 2007 a 2012 el equipo nacional de Seven. En su periplo por el circuito mundial, compartió el plantel con Pumas como Juan Imhoff , Santiago González Iglesias, Gonzalo Camacho, Martín Rodríguez Gurruchaga y el actual entrenador del seleccionado Santiago Gómez Cora. Algunas de las destrezas adquiridas las mostró a puro desparpajo nada menos que en el clásico. Además, en 2011 y 2012 fue el capitán de Belgrano.

Acompañado por sus padres Marcelo y Adriana, por sus hermanas y por su novia Agostina, que registró cada declaración que hizo, Pepe analizó la victoria: "Salimos con mucha determinación, como nos propusimos, y nos los llevamos por delante; nos salió todo bien. Después nos quedamos un poco, aunque ellos tenían uno menos, pero siempre estuvimos decididos a ganarlo". Fue una suerte de revancha después de lo que pasó en la ida, donde Alumni se llevó el partido con un ajustado 10-6 con un try de Luca Sabato a falta de solo 3 minutos para el final.

Cuando restan cinco jornadas para el final del Top 12 de la URBA , los partidos toman cada vez más relevancia. Para Belgrano, resultaba fundamental levantarse rápido de la inesperada caída con Regatas. Por cómo se dio ese partido, donde perdió sin atenuantes, pero también porque Pucará se había puesto a solo un punto en busca del 4° y último puesto que da un lugar en los playoffs. "La semana pasada salimos desconcentrados y ellos fueron los justos ganadores. Más allá de que jugábamos el clásico, teníamos que ganarlo por nosotros", sostuvo el 9.

Belgrano ahora se ubica segundo, junto a Alumni, y le sacó seis puntos de distancia a Pucará . Fue una victoria tan festejada como necesaria, ya que después de la fecha de descanso por el partido entre los Pumas y Nueva Zelanda, deberá ir a la cumbre para jugar contra el puntero San Luis .

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.